Economía

Hacienda ingresó en octubre casi 6.000 millones por el adelanto de Sociedades

Los presupuestos de 2017 tendrán un nuevo cuadro macro que incluirá un crecimiento del PIB mayor, lo que evitará el ajuste de 5.500 millones

Hacienda ingresó en octubre casi 6.000 millones por el adelanto de Sociedades

Los ingresos públicos comienzan a enderezarse tras el aumento de la retención del Impuesto de Sociedades. El Ministerio de Hacienda ha recaudado casi 6.000 millones de euros en el segundo pago fraccionado de octubre, mes en el que entró en vigor la medida que endureció la tributación para las grandes empresas. Como señalan fuentes del Gobierno, ello supone cerca de mil millones más de los 5.000 millones que estimaba Hacienda y abre la puerta a que finalmente en 2016 se ingrese más de los 8.300 millones que proyectó el ministerio por la medida, que afectaba a 9.000 grandes empresas.

La cifra que se ha embolsado Hacienda en octubre alcanza el 70% de estos 8.300 millones, como informó el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, en Consejo de Ministros el pasado viernes. Asimismo, pese a que las pymes no están afectadas por el alza de las retenciones, su pago fraccionado de octubre ha aumentado un 20%.

Con esta inyección de recursos, fuentes del Ejecutivo señalan que el déficit debería cerrar en el 4,4% del PIB este año sin incluir el 0,2% del PIB de ayudas financieras, por lo que mejoraría el 4,6% exigido por Bruselas, que no contempla la asistencia a la banca.

En cuanto al ajuste pendiente, los Presupuestos de 2017 no contendrán un recorte de 5.500 millones como pide Bruselas. La razón de ello es que el Ejecutivo mejorará sus previsiones de crecimiento y, por ende, de ingresos públicos. En el plan presupuestario remitido a Bruselas hace unas semanas estimaba un crecimiento del 2,9% y del 2,3% para 2016 y 2017 respectivamente, que arrojaban un déficit del 4,6% del PIB y del 3,6%. El nuevo cuadro macro tendrá un crecimiento mayor al 3% para este año y también mejorará la estimación del que viene.

Como ya ha señalado el ministro de Economía Luis de Guindos en alguna ocasión, si la previsión de crecimiento sube en medio punto del PIB, el ajuste a acometer será de la mitad, es decir, de 2.750 millones. De Guindos presentará a la Eurocámara estos nuevos datos de ingresos públicos para tratar de sortear la multa de 5.500 millones por incumplir el déficit de 2015.

Como señalan fuentes de Economía, este nuevo cuadro macro estará dentro del plan presupuestario de 2017 («Draft budgetary plan», en inglés) que el Ejecutivo deberá remitir a Bruselas con sus cifras actualizadas.

Junto a este mayor crecimiento, el Ministerio de Hacienda estudia alguna reforma de los impuesto concreta como la del Impuesto del Tabaco que debe aprobar a instancias de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Desde 2014, España tiene pendiente eliminar su sistema de tributación de doble mínimo, que penaliza a las marcas que venden tabaco por debajo de un umbral.

Antes de ello, se deberá aprobar el techo de gasto del Estado, que el Ejecutivo aprobará en noviembre y que deberá contar con el visto bueno de las Cortes. En este sentido, el Gobierno tendrá complicado aprobar una rebaja del gasto de las administraciones, ante la oposición de Ciudadanos y PSOE.

El calendario que maneja el Gobierno es de tener unos presupuestos aprobados por las Cortes para febrero del año que viene. Previamente, el Ejecutivo presentará un proyecto de cuentas públicos pactado con sus apoyos parlamentarios que remitirá a Bruselas. También deberá aprobar el límite de gasto y los objetivos de déficit y deuda para las administraciones territoriales, que deberán pasar por el visto bueno de las comunidades autónomas a través de un Consejo de Política Fiscal y Financiera que Hacienda convocará en las próximas semanas. Además, el ministerio debe informar a las regiones de sus estimaciones de ingresos, cifras que se calcularán en base al nuevo cuadro macro.

Mejoras a los funcionarios

Con esta banda sonora, ayer se celebró el traspaso de poderes de la cartera de Administraciones Públicas de Montoro a Sáenz de Santamaría. Un trasvase «extraño y simbólico», en palabras de esta última, ya que no había cartera física, por lo que la vicepresidenta bromeó con que se traspasaba «un monedero». En esta reordenación, la parte de coordinación económica y procedimental se la queda Hacienda y la dirección general de coordinación de competencias es la que pasa a ser de la vicepresidenta.

Sáenz de Santamaría, que deberá liderar las relaciones conCataluña como responsable de Administraciones Públicas, apuntó que será una legislatura «muy colaborativa». «Tenemos el mejor escenario: nuestro marco constitucional», remarcó. Montoro señaló que esta legislatura «no va a ser tan difícil» como la anterior aunque admitió que «va a ser difícil políticamente». Con este optimismo, el ministro se comprometió a mejoras para los funcionarios. «Vamos a tratar de mejorar las condiciones de la función pública», prometió el ministro de Hacienda.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios