AULA DE EDUCACIÓN FINANCIERA

¿Qué es el fondo de inversión, el nuevo producto estrella para el ahorrador?

Desgranamos las claves de este vehículo de inversión. ¿Cómo funciona? ¿Es seguro? ¿Dónde se contrata?

MADRIDActualizado:

Con el desplome de los tipos de interés, el producto por excelencia para el ahorrador español, el depósito, ofrece ahora rentabilidades mínimas. En esta coyuntura, los fondos de inversión están surgiendo como la alternativa perfecta. Pero, ¿qué son exactamente?

Espacio patrocinado
Espacio patrocinado

Las gestoras detrás de los fondos son instituciones de inversión colectiva, una suerte de «cooperativas» entre ahorradores. Un fondo no es más que una cesta en la que cada participante –ahora convertido en inversor– deposita la cantidad de dinero que decida. Con el conjunto, se suman fuerzas y se compran pequeñas participaciones de compañías cotizadas (acciones) o les prestan dinero (vía emisiones de deuda). La responsabilidad sobre dónde invertir corresponde a un experto, esto es, un «gestor» (o un equipo de gestores). Es quien dedica horas y horas a analizar el mercado y las compañías. Por todo el proceso, los fondos cobran una serie de comisiones que varían según cada vehículo.

Una característica importante es que el dinero invertido en los fondos está a buen resguardo. A diferencia de los depósitos, los fondos no forman parte del balance del banco. Son propiedad de sus partícipes, por lo que, en caso de quiebra de la entidad, no se ven afectados. De hecho, en muchos casos el dinero estará depositado en otra entidad completamente distinta. Eso sí, el valor de las inversiones en estos vehículos está sujeto a las subidas y bajadas del mercado, por lo que, a excepción de los fondos garantizados, se podría dar el caso de que no se recuperase íntegramente el dinero invertido.

¿Por qué están teniendo tanto éxito? Pues porque son una opción interesante para gestionar los ahorros. Sin necesidad de realizar un gran desembolso (existen numerosos productos a los que se puede acceder a partir de 10 euros de inversión mínima) el inversor puede lograr una alta diversificación de su cartera. Un único producto permite a los inversores acceder a una gran variedad de activos (renta fija y/o variable, materias primas, divisas…) y de mercados (Europa, Estados Unidos, países emergentes…).

El ahorrador tiene a su disposición una amplia gama de fondos de inversión, que tradicionalmente se contratan en su sucursal bancaria. Aunque estas entidades disponen de un abanico de productos propios, gestionados por expertos de la casa, también tienen en su cartera productos de gestoras nacionales e internacionales. Si el inversor quiere buscar alternativas más allá de las disponibles en su banco, también puede acudir a plataformas independientes aunque, igual que en la banca, no necesariamente tendrán todos los fondos contratables en España.

Cuáles son las ventajas

Liquidez: Los fondos de inversión, por ley, están obligados a ofrecer liquidez diaria. Esto es, si el ahorrador necesita sacar el dinero sabrá, a cierre de mercado de ese mismo día, el valor de su inversión y recibirá el reembolso en un plazo breve.

Transparencia: El ahorrador puede saber dónde está invertido su dinero, ya que esta información figura en la ficha del fondo, que la gestora actualiza periódicamente.

Fiscalidad: El partícipe puede cambiar de un fondo a otro las veces que desee sin tener que tributar. Sólo debe hacerlo por las plusvalías cuando venda su posición.

Apto para todos: No hace falta tener un gran patrimonio para poder invertir en un fondo. Hay fondos por hasta 10 euros.