Apple Newton, McDonald's Arch Deluxe o Pepsi a.m. no tuvieron la acogida esperada
Apple Newton, McDonald's Arch Deluxe o Pepsi a.m. no tuvieron la acogida esperada - C. Commons / YouTube / Ebay

Crystal Pepsi o McDonald's Arch Deluxe: productos de grandes marcas que fracasaron con estrépito

Hasta las compañías más exitosas del mundo tienen alguna que otra mancha en su currículum

La revista «Business Insider» ha elaborado un listado con algunos de estos errores sonados

MadridActualizado:

En el camino hacia el éxito hay satisfacciones y aprendizaje, pero también piedras y resbalones. Cualquier empresa, hasta la más grande, conserva algún borrón en su intento por ser mejor. Dijo Steve Jobs que los grandes artistas como Dylan, Picasso y Newton se arriesgaron al fracaso, y que si queremos ser grandes, «tenemos que arriesgarnos igual que ellos». Tomemos nota.

La revista «Business Insider» ha publicado un listado con algunos productos lanzados por grandes marcas que fracasaron con estrépito. Hay de todo: desde tecnología (muy expuesta siempre a cambios de tendencia) hasta productos alimenticios. Fracasos que, una vez pasado el «disgusto», seguro sirvieron de aprendizaje.

La revolución tecnológica se ha cobrado muchas víctimas y no solo en el ámbito laboral, donde muchos puestos de trabajo han quedado absorbidos por la maquinaria. En ese afán por estar a la última, muchos productos nacieron con la idea de vender millones de copias pero se quedaron en el camino. La revista «Business Insider» recuerda con especial detalle varios de estos productos:

Betamax (1975): perdió la batalla con el VHS por la supremacía del vídeo domástico.

Imagen de un Sony Betamax
Imagen de un Sony Betamax - Creative Commons

Apple Newton (1993): fue un ejemplo de los difíciles comienzos que tuvo la marca de Steve Jobs. Esta especie de tablet tenía un sistema de reconocimiento de escritura a mano tan poco fiable que se burlaron de él hasta en un capítulo de los Simpsons.

Virtual Boy de Nintendo (1995): fue un pionero de los juegos con realidad virtual, pero unos malos gráficos y una jugabilidad muy limitada enterraron el producto, que vendió menos de un millón de unidades.

Microsoft Zune (2006): dicho de forma brusca, fue una mala copia del iPod. En 2006 Apple ya era una referencia y Microsoft quiso sacar un reproductor de prestaciones parecidas. Tan parecidas fueron que la gente se decantó por la idea original antes que por la copia.

Fracasos culinarios

Aunque parece que todo está inventado en el mundo de la alimentación y la comida rápida, las marcas invierten mucho en mejorar e inventar nuevas experiencias para el paladar. Gigantes como McDonald's, Coca-Cola o Pepsi saben lo que es darse un buen batacazo con alguna de sus invenciones.

New Coke (1985): fue un intento de Coca-Cola por contender el empuje de una emergente Pepsi. Y al final le pasó como al Microsoft Zune, que la gente prefirió el original a la copia.

Ebay
- Ebay

Pepsi A.M. (1989) y Crystal Pepsi (1992): fueron dos intentos de la marca por implantar el consumo de refrescos de cola en la hora del desayuno. La naturaleza se impuso (casi nadie toma este tipo de refrescos antes de las 12 de la mañana) y estas dos bebidas duraron muy poquito en el mercado.

McDonald's Arch Deluxe (1996): a mediados de los 90 la marca ofreció un primer intento de hamburguesa «gourmet» algo más selecta de las que había en la carta. McDonald's se gastó 100 millones de dólares en una idea que, aunque ahora está de rigurosa moda, entonces supuso un fracaso notable.