AFP

La CNMV rechaza la petición del Gobierno y mantiene la opa de Atlantia sobre Abertis

El supervisor se ha pronunciado después de las solicitudes de los Ministerios de Fomento y Energía para anular la oferta de la compañía italiana debido a la «ausencia de petición de autorización»

MadridActualizado:

La CNMV contradice de nuevo al Gobierno en su planteamiento sobre la opa de Abertis. El supervisor ha rechazado aceptar este lunes los requerimientos planteados por el Ejecutivo durante el mes de diciembre y ha mantenido su decisión de aceptar la opa de Atlantia sobre el grupo de concesiones, establecida por el momento en 16,50 euros por acción. Queda por ver la respuesta del Ejecutivo, que podría impugnar el proceso en la Audiencia Nacional.

Las solicitudes fueron realizadas tanto por el Ministerio de Fomento como por el de Energía debido a la «ausencia de petición de autorización» en la oferta lanzada en octubre por la compañía italiana. Según el Gobierno, el regulador debía subsanar «este defecto» y revocar la opa de Atlantia. La CNMV, sin embargo, que la oferta «reúne todos los requisitos exigidos».

El supervisor destaca que la normativa estipula que este tipo de oferta no requiere este tipo de autorización, que además ya «han sido solicitadas por ambos oferentes». En concreto, la CNMV destaca que los requerimientos hacen referencia a autorizaciones «relativas a la transmisión indirecta de ciertos activos», no permisos «requeridos por la oferta», como establece el real decreto.

De igual forma, sostiene que esas autorizaciones se podrían exigir cuando se produzca la «adquisición del control de la compañía objeto de la oferta», un hecho que todavía no se ha producido. Además, destaca que la petición de autorización debe ser una «excepción» al principio de libre transmisibilidad de las acciones de las sociedades cotizadas. Por tanto, es necesario «ser restrictivo en cuanto al alcance del precepto».

Con su nuevo espaldarazo a la propuesta de Atlantia, la CNMV choca frontalmente con la posición del Gobierno. Este ha repetido en varias ocasiones que este visto bueno sí era necesario e incluso mantuvo sus requerimientos pese a que finalmente Atlantia sí solicitó esta autorización. El supervisor ha manifestado en su comunicado «su respeto al ámbito competencial propio de los Ministerios requirentes» y ha deseado que la opa pueda «seguir adelante con normalidad».

Lo cierto es que la operación queda ahora supeditada a la respuesta que realice el Gobierno. Todo hace indicar que la acatará, pero si decide finalmente recurrirla en la Audiencia Nacional, el proceso quedaría suspendido varios meses.

Por el momento, Fomento ha enviado un comunicado en el que destaca que está «analizando» la respuesta del supervisor a su requerimiento y los próximos pasos que dará a partir de ahora.