Pantalla de cotización del bitcóin
Pantalla de cotización del bitcóin - REUTERS

El bitcóin se hunde por debajo de los 11.000 dólares y pierde casi la mitad de su valor en un mes

Corea del Sur y China han anunciado restricciones a las operaciones con la criptomoneda

MADRIDActualizado:

La cotización de la criptomoneda bitcóin amanecía este jueves por debajo de los 11.000 puntos tras desplomarse ayer en torno a un 20% por el miedo a las restricciones en Asia y perder el umbral de los 10.000 dólares (8.176 euros) por primera vez desde noviembre de 2017 . La critptomoneda batió su propio récord hace apenas un mes, cuando se situó cerca de los 20.000 dólares (16.352 euros), lo que supone que, desde entonces, su valor se ha desplomado alrededor de un 50%.

La 'fiebre' por esta moneda virtual, que comenzó el año cotizando en torno a 1.000 dólares (818 euros), ya ha sido calificada por muchos como una burbuja especulativa que podría estallar en cualquier momento. Su cotización comenzó a dispararse en noviembre, cuando cada bitcóin se intercambiaba por 6.750 dólares (5.519 euros).

Esta criptomoneda no tiene existencia física, sino que se basa en tecnología «blockchain» y se intercambia en plataformas específicas de Internet. Tampoco tiene curso legal, ya que no se rige por ningún banco central ni gobierno. Muchos temen que esta moneda virtual sea utilizada como una vía para acometer fraudes.

En la jornada actual, el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, dejó clara la posición del instituto emisor con respecto a las criptomonedas al subrayar que "no son monedas", puesto que no cumplen con las funciones clásicas de estas al no servir como unidad de cuenta estable, ni para expresar el valor de las cosas.

Al mismo tiempo, explicó que, aunque un potencial colapso del mercado de criptomonedas como bitcóin podría tener consecuencias para la estabilidad financiera, no tendría carácter sistémico, aseveró en una entrevista con el diario 'La Repubblica', recogida por Europa Press.

En España, el presidente del supervisor de los mercados, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, manifestó su preocupación por este tema y anunció el lanzamiento de un grupo de trabajo junto con el Banco de España para analizar el fenómeno, que no se encuentra bajo la supervisión de los reguladores.