Foto de familia del encuentro de empresarios España e Israel
Foto de familia del encuentro de empresarios España e Israel - ABC

El atractivo comercial del campeón tecnológico

Las exportaciones a Israel se han duplicado en una década

MADRIDActualizado:

Consolidada y creciente. Desde que España e Israel establecieran relaciones diplomáticas hace 31 años, la conexión comercial entre ambos países ha ido afiandánzose de forma progresiva y se ha acelerado en los últimos años. Las exportaciones a este país, que sumaban algo más de 619 millones en 2007, alcanzaron los 1.455 el año pasado, más del doble en menos de una década. Hasta agosto de este año, último dato disponible, los bienes exportados sumaban ya 1.014 millones, un 7% más que en el mismo periodo del año anterior. El Estado de Israel ya ha entrado en el «top 30» de nuestros clientes y la tasa de cobertura supera el 200%.

Cifras redondas que demuestran la importancia de un mercado pequeño (8,7 millones de habitantes), pero con un peso económico muy destacado en Oriente Medio. No hay que olvidar que Israel ha sido capaz de crecer de forma ininterrumpida en los últimos 13 años por encima del 4% en términos medios, y las previsiones apuntan a un incremento superior al 3% este año y el próximo. Pero lo que lleva a otra dimensión la importancia estratégica de este mercado es su envidiable capacidad tecnológica. Con un 4,3% de su PIB destinado a I+D civil, Israel es un referente indiscutible en el desarrollo de tecnologías disruptivas, y su ecosistema de ágiles startup polariza la atención y la inversión internacional. La cooperación estrecha con el país con mayor concentración per cápita de alta tecnología de nueva creación del mundo podría marcar un salto cualitativo en la competitividad de nuestras empresas.

Israel ha sido capaz de crecer de forma initerrumpida en los últimos 13 años por encima del 4% en términos medios

La visita institucional a España de Reuvén Rivlin, la primera de un presidente israelí en el útlimo cuarto de siglo, ha servido para poner en valor las relaciones comerciales entre ambos países y las oportunidades que abre el «know how» tecnológico de su país. En un encuentro empresarial celebrado el martes en la sede de CEOE, Rivlin recordaba que ya hay aproximadamente 300 centros internacionales de grandes multinacionales de I+D+i instalados en Israel, y animó a las compañías españolas a seguir el ejemplo. Como explica a ABC el presidente de la CEOE, Juan Rosell, «Israel cuenta con un ecosistema para startup, que no tiene parangón en Europa. Además de contar con una buena infraestructura, dispone de dos grandes ventajas: primero, una alta densidad de institutos tecnológicos, aceleradoras, startup y financiadores en un reducido espacio geográfico, lo que fomenta la interactuación y el desarrollo de iniciativas e ideas; y segundo, una gestión muy eficiente en en el apoyo continuo a las startup». El presidente de la patronal española considera que la mejor estrategia que las empresas españolas pueden adoptar para aprovechar estas ventajas «consistiría en desarrollar misiones tecnológicas muy enfocadas en nichos, donde exista un gran potencial de desarrollo».

Investigación, desarrollo e innovación

«Efectivamente, Israel es un modelo a seguir en esta materia como líder mundial en recursos dedicados a la investigación, desarrollo e innovación. La cooperación en materia tecnológica, la firma de acuerdos de investigación conjunta y de transferencia de tecnología son instrumentos que ya nuestras empresas están usando de manera creciente para llevar a cabo operaciones mutuamente beneficiosas», coincide Alfredo Bonet, director Internacional de la Cámara de España. Como destacó el presidente isarelí en su discurso en la CEOE, ya hay proyectos de colaboración «de gran interés» en marcha como el tren de alta velocidad entre Jerusalén y Tel Aviv o el Programa Eureka para el desarrollo de tecnología punta. En todo caso, aún pequeños hallazgos en un mar de repleto de posibilidades.

Su fortaleza en i+D puede ayudar a dar un salto competitivo a las empresas españolas

Más allá de su conocimiento tecnológico, Israel brinda buenas oportunidades las compañías españolas en muy distintos sectores. «Las infraestructuras, donde ya hay varias empresas operando en Israel, sigue ofreciendo oportunidades, sobre todo a raíz del Plan de inversiones de 23.000 millones anunciado por el Gobierno israelí, con el objeto de modernizar la movilidad urbana en las ciudades y las infraestructuras de transporte (vías férreas). Hay también oportunidades en el ámbito de los residuos urbanos y en el tratamiento de aguas. Por último, las tecnologías de la información ofrecen un campo muy interesante para los negocios, que debemos potenciar, sobre todo, en los nichos relacionados con la ciberseguridad, la medicina digital y los “fintech”», explica Juan Rosell. El presidente de la CEOE subraya que el encuentro empresarial ha servido para concluir la necesidad de «potenciar, a través de varias mesas sectoriales, la colaboración empresarial en los sectores de la defensa y la ciberseguridad, el medioambiente y el agua. En todos estos ámbitos, España e Israel comparten retos que representan una importante fuente de oportunidad para nuestras empresas».

«El gobierno israelí tiene en marcha un programa de reformas que tiene por objeto mejorar la competitividad de su sistema productivo que afecta a varios ámbitos como el sector eléctrico, las energías renovables o el bancario. La apertura beneficiará la entrada de empresas extranjeras, y españolas entre ellas», coincide Bonet.

El turismo es otro nicho prometedor, teniendo en cuenta nuestra contrastada competividad y las tareas pendientes que Israel acumula en esta materia. Rosell reconoce la ventana de oportunidad, pero apunta que para «facilitar la transferencia de conocimientos y fomentar la actividad empresarial en este ámbito es esencial analizar las necesidades concretas que se plantean en el mercado israelí, y ver a continuación qué partes de nuestra oferta turística se adecuan mejor a las particularidades concretas de este mercado».

Nichos: Infraestructuras, residuos urbanos, tratamiento de aguas, turismo, TIC... son ventanas de oportunidad

El encuentro empresarial también sirvió para subrayar las posiblidades de cooperación entre ambos países en terceros mercados, con Latinoamérica como gran foco de atención, como reconoció Ramzi Gabbay, presidente de Ther Israle Export & International Cooperationes Institute. «Queremos que las empresas israelís inviertan en España y que juntos podamos invertir en terceros países. No somos rivales, podemos complementarnos», manifestó también el presidente de la Federación de Organizaciones Económicas Isarelíes, Shara Bosh.

Otro terreno por explorar es el de la inversión directa, escasa y vinculada a concursos internacionales. Alfredo Bonet explica que, a pesar de que «sueconomía es competitiva y su régimen de inversiones abierto», el tamaño de las inversiones globales en Israel «no es muy elevado, unos 10.000 millones de dólares anuales». Sin embargo, no tiene duda de que «se dan las condiciones para que pueda despegar en los próximos años». Rosell cree que no se puede explicar la baja inversión española con un solo factor: «Sin duda existen restricciones en sectores importantes, como son los relacionados con la banca y la energía, pero en no menor medida hay que tener otros factores, como el tamaño del mercado israelí o nuestra menor presencia inversora en los sectores relacionados con las tecnologías punta». Muchos avances, pero mucho camino por recoorer en una relación comercial que se solidifica al calor de la tecnología.