Aglomeraciones de pasajeros en El Prat en el tercer día de huelga parcial

Aena asegura que las colas para pasar los controles de seguridad son de entre 15 y 20 minutos

BARCELONAActualizado:

Las terminales T-1 y T-2 del aeropuerto de El Prat han soportado durante la madrugada importantes aglomeraciones de pasajeros en el tercer día de huelga parcial de los trabajadores de la empresa Eulen, que gestiona la seguridad, aunque las colas, según Aena, no han sobrepasado los 20 minutos.

Como ya sucedió ayer, miles de pasajeros han acudido al aeropuerto con muchas horas de antelación para no perder su vuelo, lo que ha hecho que se agolparan en los vestíbulos, a la espera de que abrieran sus mostradores de facturación.

Fuentes de Aena han asegurado a Efe que, no obstante, las colas para pasar los controles de seguridad son de entre 15 y 20 minutos, y han recomendado a los pasajeros que contacten con sus aerolíneas para saber la hora en que abrirán sus mostradores de facturación y ajustar su llegada al aeropuerto.

Aún así, las aglomeraciones más importantes de pasajeros se han producido antes de las 05.30 horas, cuando ha empezado el primer paro parcial de una hora. Una vez superado el pico que se ha producido sobre las 9.30, el tiempo de espera se ha ido rebajando a partir de las 10.30: primero ha sido de media hora y sobre las 11.30 ha quedado por debajo de 15 minutos, tiempo habitual en una jornada normal en el aeropuerto, y esta situación se ha mantenido el resto de la mañana. Por la tarde hay previstos dos paros más de una hora, a las 16.30 y las 18.30.

La empresa Eulen y los trabajadores reanudarán esta mañana en la sede del departamento de Trabajo de la Generalitat las negociaciones para intentar desbloquear el conflicto y evitar la huelga indefinida convocada a partir del próximo día 14.

La reunión de más de nueve horas que mantuvieron ayer acabó sin acuerdo, aunque ambas partes lograron acercar posiciones en aspectos sociales y organizativos y Eulen puso sobre la mesa una propuesta de aumento salarial de 155 euros mensuales, que el comité, que solicita un aumento de 350 euros, aún considera insuficiente.