Mini Transat

A pocos días de finalizar la Mini Transat, Ian Lipinski asegura su liderazgo

Le faltan 390 millas para el final de la segunda etapa, con una ventaja de 138 millas sobre el segundo. Marta Güemes combate la soledad escuchando horas de mensajes pregrabados

Vigo (Pontevedra)Actualizado:

La flota de la Mini Transat lleva más de once días disputando la segunda etapa, iniciada el pasado 1 de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria, y que arribará al puerto caribeño de Le Marin dentro de unas jornadas.

Menos el paso obligado entre las islas caboverdianas de Santo Antão y São Vicente, el resto de la travesía han tenido que sacarle el mayor provecho a los Alisios. Por ahora, el más rápido en singladura (24 horas) ha sido Simon Koster con el “Eight Cube Sersa”, con 12,3 nudos; aunque Lipinski consiguió alcanzar puntas de 12 nudos en varias ocasiones con el “Grifon.fr”, siendo su velocidad más alta los 14,4 nudos durante cuatro horas seguidas el pasado 5 de noviembre después de virar Cabo Verde hacia el oeste.

Los datos estadísticos son la constatación de que los rivales de Lipinski tienen muy difícil desbancarlo de su liderazgo a 390 millas del final de etapa en la isla Martinica; y de una clara victoria final de la Mini Transat de este 2017, por ahora tiene un registro de 9 dias, 23 horas, 22 minutos y 12 segundos tras ganar la primera etapa entre La Rochelle y Las Palmas de Gran Canaria (la clasificación general es la suma de los tiempos en cada etapa).

El segundo clasificado de la clase prototipos, Jörg Riechers con el “Lillienthal” se encuentra a 139 millas del primero; y el tercero Simon Koster a 151,9 millas de Lipinski. Tan solo 12 millas es la distancia que les separa a estos dos patrones hacia la línea de meta, pero son más de 150 millas la separación en latitud; sobre la ruta ortodrómica navega Koster y mucho más al sur Riechers. Poco a poco irán convergiendo hacia la llegada, veremos cuál de los dos llega antes, que además se juegan el segundo y tercer puesto de la general final; ya que hay dos rivales que ya no cuenta, caso d Arthur Léopol y Romain Bolzinger, este último ha perdido el mástil de su velero “Spicee.com”, que ahora navega con aparejo de fortuna hacia el Caribe.

Curiosamente parece más definido los puestos en la Clase Mini Series, a 854 millas de la llegada, algo más de tres días. En primera posición, Erwan Le Draoulec tiene un colchón de 73 millas con su velero “Émile Henry” sobre el segundo “TBS” de Clarisse Crémer; y de 96 millas respecto a Thomas Dolan con el “offshoresailing.fr” en tercera posición. Y respecto a la general final, Clarisse Crémer solo acumula una ventaja de 16 minutos sobre Erwan Le Draoulec durante la primera etapa.

Las dos mil millas entre Cabo Verde y Le Marin, de alguna manera, siguen siendo monótonas durante días y días con vientos favorables; que al final saca a relucir la máxima soledad en medio del océano. Tan solo las posibles charlas vía radio VHF con otros participantes, y en algún momento con alguno de los barcos de apoyo pueden combatir la situación. Casi todos llevan algo a bordo, o hacen algo, para suavizar la parte negativa de tantas horas en soledad. Marta Güemes ha optado por ir escuchando horas de mensajes pregrabados antes de zarpar desde La Palmas de Gran Canaria; tiene unas nueve horas de audios que va desvelando, a ver sí al final nos cuenta alguna anécdota o sorpresa inesperada.