Vendée Globe

Ojo con el anticiclón de las Azores por estribor

En 24 horas alcanzarán las costas de Finisterre, y en cinco días se toparán con las islas Canarias

Tensa espera para los patrones que partirán el próximo domingo desde Le Sables d´Olonne, puerto de inicio y final de la regata vuelta al mundo a vela en solitario, sin escalas ni ayuda externa. Y que de las 24.020 millas que tendrán que recorrer los 29 regatistas, las 380 primeras millas son vitales para no perder el ritmo de regata, el trayecto entre el puerto de salida y las costas gallegas de cabo Finisterre; salir cuanto antes de la “olla” será su primer objetivo antes de subirse a la autopista hacia el paso del Ecuador.

“Se podría rebajar en un día el tramo entre Le Sables y el Ecuador”, comentó Vincent Riou. Salida, domingo 6 de noviembre a las 13:02

“No estamos viendo que tengamos vientos fuertes. Puedo recordad lo complicado que fue la salida hace ocho años. Esta vez no nos lanza hacia el fondo de la olla, lo cual elimina un poco de estrés”; comento Armel Le Cléac´h, patrón del “Banque Populaire VIII, y dos veces segundo en la Vendée.

Las predicciones meteorológicas indican que en el tramo entre Le Sables d´Olonne y Finisterre los vientos serán del cuarto cuadrante, entre 15 y 20 nudos de intensidad, vientos que le dará «alas», en teoría, a los IMOCA 60 con foils; y con la ola de través -este dato será el que marcará un poco el inicio del ritmo de la regata-, su altura irá creciendo hasta los 2,5 metros de altura, incluso podría llegar a los 3 metros.

Mientras la flota OPEN 60 se aproxima a las costas de Finisterre, el anticiclón de las Azores se irá reforzando, ahora comprimido entre dos fuertes borrascas; una con su centro en los Países Bajos, y otra al sur de Terranova, la cual se desplazará con celeridad debido a otra baja presión que se formará en la costa Este de Canadá días más tarde. Este movimiento de bajas presiones hará que la alta presión de las Azores mantenga unos vientos favorables para los IMOCA 60 en su ruta hacia las islas Canarias, navegando paralelos a la costa portuguesa hasta cabo San Vicente.

Aun así, los navegantes en tierra de los solitarios tendrán que afinar mucho para que los patrones hagan el mínimo de trasluchadas; ya de por sí fatigosas, ahora mucho más porque los barcos van más cargados.

Uno de los ganadores de esta regata Vendée, Vincent Riou, patrón del “PRB”, comentó: “Estamos ante unas condiciones meteorológicas que nos deberían permitir realizar una bajada rápida hasta el Ecuador. Podríamos invertir un día menos en llegar que hace cuatro años. Son unas condiciones favorables para los OPEN 60 con foils, eso está claro”.

El paso por el paralelo de cabo Finisterre será el punto de referencia, veremos cómo afrontaran los 29 navegantes solitarios está octava edición de la vuelta al mundo a vela sin escalas ni ayuda externa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios