Vendée Globe

La amenaza Yihadista provoca grandes medidas de seguridad en la salida

Dos unidades de descontaminación (nuclear, radiológicas, biológicas y químicas) han sido movilizadas

La amenaza Yihadista provoca grandes medidas de seguridad en la salida

La salida de la Vendée Globe, que está prevista para mañana a las 13:02 horas y que seguirán en directo casi un millón de personas, no está exenta del plan de seguridad antiterrorista del gobierno francés y la medidas tomadas son impresionantes.

Mañana, a partir de las 05:00 horas, la ciudad de Les Sables d' Olonne quedará totalmente cerrada con un arco de seguridad de dos kilómetros y ningún vehículo no autorizado podrá pasarlo.

Se han habilitado cinco grandes zonas de aparcamiento en torno a la ciudad y los usuarios serán trasladados en autobuses hasta Port Olona, donde está el Village de la Vendée Globe y a los alrededores del canal de salida por donde saldrán los barcos.

Se calcula que unas trescientas embarcaciones seguirán la salida en mar abierto con unas 10.000 personas, debidamente registradas con anterioridad a bordo de 80 embarcaciones.

Las embarcaciones de la policía marítima, gendarmería nacional y aduanas serán las que canalizaran los barcos a la zona de exclusión. Ninguna embarcación no autorizada podrá estar en esa área.

Los servicios médicos del SAMU marítimo, con once lanchas semirigidas y cuatro yates medicalizados velarán por los posibles accidentes que pudieran producirse, con médicos y socorristas a bordo, procedentes de Nantes y Caen. También habrán lanchas de bomberos y Cruz Roja de intervención rápida.

Los Cuerpos Republicanos de Seguridad empezarán a patrullar los alrededores del puerto con lanchas rápidas desde las 22:00 de esta noche hasta las 06:00 de mañana domingo, realizando controles y delimitando el perímetros en torno al puerto y el canal de salida.

En tierra, con la amenaza terrorista latente, se han doblado las medidas de seguridad de anteriores ediciones. El ejercito ha desplazado dos secciones del grupo de elite 'Sentinelle', con el apoyo de 130 policías y 100 gendarmes, reforzados con dos compañías de los Cuerpos Republicanos de Seguridad (GEOS en España).

Los servicios médicos en tierra se distribuyen en varios puestos de socorro, con una veintena de médicos y 70 socorristas. Los bomberos han movilizado 200 efectivos.

Todo ha sido previsto hasta los casos extremos. Dos unidades de descontaminación (nuclear, radiológicas, biológicas y químicas) han sido movilizadas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios