John McEnroe, durante la final del Senior Masters Cup de Marbella
John McEnroe, durante la final del Senior Masters Cup de Marbella - ISA MORRO
Tenis

McEnroe: «Los tenistas jóvenes necesitan estar más hambrientos»

El estadounidense participó en la Senior Masters Cup y charló con ABC sobre su pasión, su pasado y el futuro del tenis, Trump y hasta de Cataluña

MarbellaActualizado:

Nunca le gustó perder, tampoco hoy, cuando ya sus voleas no hacen tanto daño ni su saque abierto provoca temblores en los rivales. Figura de un tenis que se esfumó, su carácter sigue incontrolado, porque la pasión por ver, por jugar, por disfrutar del tenis es ahora la misma que cuando ganó tres Wimbledon y cuatro US Open. A sus 58 años, John McEnroe supura tenis como antes. Pero su careta de díscolo y rebelde se diluye en una relajada conversación con ABC, en el vestuario del Club de Tenis Puente Romano en Marbella.

-¿Ha perdido la final del Senior Masters Cup, ¿una derrota dura?

-Por supuesto, todas lo son. Pero esta... contra un gran jugador como Carlos Moyá, en tierra batida, y encima, tan lenta. ¡Estaba todo en mi contra!

-¿Qué prefiere: jugar este tipo de torneos o disfrutarlos en la televisión?

-Me encanta comentar los partidos. Y ese sentimiento de ser entrenador. Me gusta mucho el juego, disfruto, pero seamos serios, la tierra batida nunca fue lo mío. Es el peor escenario posible para mí. Es una locura.

-¿Qué es lo que más echa de menos de sus partidos y del tenis?

-Mis mejores años. Los momentos en los que jugué mi mejor tenis. Pero mi vida después del tenis es realmente buena, así que todo está bien.

-¿Le hubiera gustado jugar en esta época, con Nadal y Federer?

-Por supuesto. Siempre me gustó jugar contra los mejores. Aunque con Nadal en tierra, mejor no. Quizá en las demás superficies.

-¿Cómo es el tenis de ahora?

-Es increíble. Mira cómo juegan Roger Federer o Rafael Nadal. Los dos mejores jugadores de siempre. Es muy rápido, muy físico. Pero era genial en mi época, con esas grandes rivalidades y personalidades. Es diferente ahora, un gran cambio, pero también es un gran tenis.

-¿Cómo se explica el año que están teniendo Nadal y de Federer?

-Realmente no sé qué ocurre con ellos. Cómo lo han hecho. Pero es genial.

-¿Es bueno o no tanto para el tenis que sigan desde hace tanto tiempo?

-Creo que es muy bueno, sus regresos, sus altos niveles de juego. Es un magnífico ejemplo para el tenis.

-¿Dónde están los jugadores que deberían desbancarlos?

-Es una buena pregunta, ¿dónde están? Creo que necesitan estar más hambrientos. Hacer más que un esfuerzo. Si quieres conseguirlo te tienes que poner a ello. Así que si están haciendo un esfuerzo, tienen que hacer un esfuerzo mayor, desde luego. Si Nadal y Federer están en este nivel, los que vienen detrás está claro que tienen que hacer más que un esfuerzo.

-¿Qué ocurrirá con el número 1 hasta final de temporada?

-Será interesante, pero creo que Nadal tiene una buena ventaja. Y no creo que Federer vaya a poner en riesgo ni puntos ni vaya a jugar demasiado a partir de ahora. Mi apuesta es que el año terminará con Nadal en el número 1 y Federer será el 2.

-Con el año que han tenido, ¿cuándo los veremos jugar en un torneo como este de leyendas?

-Quizá cuanto tengan 50 0 60 años. Ahora lo mejor de cada uno sigue estando allí. Retirarse es lo último que tienen en la mente.

-¿Quién tiene la capacidad para ser como ellos en un futuro?

-Alexander Zverev será el próximo número 1. Es solo un presentimiento. Nick Kyrgios también podrá serlo, pero creo que Zverev está en mejor condiciones. Estoy deseando que Kyrgios junte todo lo que tiene, pero es un poco preocupante. Y hay otros que vienen detrás, más jóvenes. Veremos qué pasa. Siempre es interesante.

-¿Disfrutó de su papel de capitán en la Laver Cup?

Muchísimo. Es uno de los mejores eventos de tenis en los que he participado nunca. Es fantástico para el tenis. Me parece que la Copa Davis tiene que hacer algo porque esto es algo bueno. Deberá hacer muchos cambios.

-¿El tenis en general los necesita?

-Bueno, eso es más complicado. Porque creo que el tenis tiene bastante buena salud en Europa, pero habría que hacer algo más en Estados Unidos. Conseguir más jugadores, mejores atletas, y ojalá que en diez años, si volvemos a hablar usted y yo, le pueda decir que estamos en mejor forma.

-¿Qué cambios haría?

-Muchísimas cosas. Tienes que conseguir enganchar más a los medios de comunicación, probar distintas cosas… como la Laver Cup. ¡Es algo nuevo y funciona! Alguna cosa funcionará, alguna otra no, pero hay que intentarlo.

-Yannick Noah dice que la Copa Davis es más tradición, más emocional.

-Creo que las dos son de emociones, pero la Laver Cup fue un evento increíble. Estábamos más interesados en ver la Laver Cup que la eliminatoria Australia-Bélgica. ¿O a quién le interesa que juegue Serbia si no está Novak Djokovic?

-¿Son los grandes jugadores el problema y la solución?

-De alguna manera. Por el momento, lo harán sobrevivir los jugadores que quieran seguir jugándola, pero para eso tú tienes que tener a los mejores.

-¿Cómo es vivir con Donald Trump? ¿divertido o escalofriante?

-Divertido y escalofriante es una muy buena forma de describirlo. Para Estados Unidos es un poco preocupante ahora mismo. Pero es solo mi opinión. Creo que en los últimos 50 años no había pasado algo así de loco en mi país. Espero que sea una lección.

-¿Sabe qué ocurre estos días en España con Cataluña?

-He oído algo. Y es algo que ocurre de alguna manera también en Estados unidos con Texas. Esto de Cataluña lo he oído cuando venía para aquí, pero también fui a Santander una vez y me hablaron de que otra región cerca también quería ser independiente. Todo el mundo quiere ser independiente. Quizá sea una tendencia por todo el mundo. No sé qué ocurrirá, tampoco sé qué es lo mejor. Pero sí estoy interesado en saber qué pasará a partir de ahora.