Schwartzman tras derrotar a Mannarino en el Mutua Madrid Open
Schwartzman tras derrotar a Mannarino en el Mutua Madrid Open - Belen Díaz
Mutua Madrid Open

Schwartzman se reivindica en Madrid

Después de unos torneos algo más discretos, el argentino, muy peligroso en tierra, se gustó en su debut y hoy se enfrenta a Feliciano López

MADRIDActualizado:

Diego Schwartzman es parte de la nueva generación de tenistas argentinos que tienen una gran carrera por delante. El apodo «Peque» no lo lleva en vano, su estatura es algo baja para un jugador del circuito (1,70 metros). Sin embargo, esto no ha sido un impedimento para convertirse en un rival peligroso en la arcilla. El argentino disfruta del fútbol y le apasiona ver a Boca Juniors en el estadio. A pesar de que llegó a Madrid con malas sensaciones después de tres torneos discretos, el pasado lunes pudo sacudirse la mala racha y vencer con claridad al francés Adrián Mannarino por 6-1 y 6-3 para llegar hasta Feliciano López, su rival hoy en segunda ronda.

«El año pasado gané en esa misma pista, con el mismo resultado. Estoy cómodo de estar acá. La verdad es que venía con confianza, obviamente no era fácil porque tener muchas ganas de ganar te causa presión en el juego, pero no la sentí y pude jugar bien», señaló tras el encuentro del otro día.

Schwartzman asegura que cuando se comienza a subir en el ranking las presiones son mucho mayores y que perder varios partidos seguidos «no tiene nada de malo» en un circuito tan parejo como el masculino. «Me parece que eso le pasa a todo el mundo menos a Nadal, Federer y Djokovic», dice el argentino entre risas. El 16 del mundo reconoció que la forma en la que perdió en el torneo de Múnich ante Marterer no fue la mejor, pero admitió que estaba muy cansado después de la serie de la Copa Davis ante Chile.

Hoy se enfrentará en la pista Arantxa Sánchez Vicario a Feliciano López para el pase a octavos. Vuelven a coincidir después del potente encuentro en Sidney, donde Schwartzman cayó en dos sets. «Feli jugó muy bien, tuvo buenos servicios en la superficie de cemento que es mucho más rápida que esta, así que creo que va a ser igualmente difícil porque además juega en casa», comenta.

Para el Peque es fácil adaptar su juego a las pistas de la Caja Mágica porque es un nativo de la arcilla; además, de que la pelota va más rápido y se sabe con ventaja. «Me siento más cómodo en esta superficie, sé que hago más daño con mis tiros y me acostumbré a jugar en ella contra los grandes rivales», finaliza.