US Open El emotivo abrazo entre las dos finalistas

Sloane Stephens y Madison Keys, amigas desde la infancia, protagonizaron uno de los momentos del torneo

Las dos amigas íntimas, Madison Keys y Sloane Stephens, se abrazan después de la final del US Open

El destino quiso que este año se cumpliese el sueño de dos amigas íntimas en el US Open. Madison Keys y Sloane Stephens se encontraron frente a frente en la soñada final del Grand Slam de su país. Una cita inmejorable. El partido acabó decantándose a favor de Stephens, que arrolló a su rival con un contundente 6-3 y 6-0.

Al final del partido, en un alarde de deportividad y compañerismo, ambas contrincantes se fundieron en un gran abrazo en la red y mantuvieron lloros y ánimos. La flamante campeona consiguió, después de todo, transformar el llanto de su amiga en una sonrisa.

Toda la actualidad en portada

comentarios