Masters 1.000 de Shanghái

Nadal: «Quizás estoy asustado»

El balear admite que le condiciona la lesión que tuvo en la muñeca y afirma que «la temporada está prácticamente acabada»

Rafel Nadal, durante el partido ante Troicki
Rafel Nadal, durante el partido ante Troicki - REUTERS
S.D/EFE Madrid - Actualizado: Guardado en: Deportes , Tenis

Rafael Nadal no atraviesa su mejor momento, castigado con la eliminación a las primeras de cambio en el Masters 1.000 de Shanghái. El balear, que perdió ante Viktor Troicki, fue muy sincero en la rueda de prensa posterior y dejó alguna frase llamativa. Además, es probable que su temporada haya finalizado.

«Quizá, porque tuve una lesión en la muñeca, estoy asustado», asumió ante los medios, recordando ese problema que tuvo en Roland Garros y que le dejó fuera de torneos importantes durante varios meses. «Necesito recuperar algo de electricidad en las piernas, moverme más rápido».

Nadal no encuentra el camino y se ha vuelto en un tenista vulnerable. De ahí que se centre en entrenar y lo hace casi pensando ya en el próximo curso, con una frase enigmática. «La temporada está prácticamente acabada», apuntó. En su calendario están las citas de Basilea y de París-Bercy, además de la Copa de Maestros si logra clasificarse.

Nadal tuvo elogios para Troicki, su sorprendente verdugo, un serbio de saque enérgico que no le había sabido ganar en los cinco anteriores duelos entre ambos pero que en esta ocasión fue claramente superior. «Mereció ganar más que yo», resumió el de Manacor.

El español rechazó categóricamente la necesidad de un entrenamiento «mental» para aumentar su confianza después de un mal año en el que no ha logrado estar en cuartos de ninguno de los cuatro Grand Slams, y también se negó a desarrollar más su carrera en dobles después de recientes éxitos en parejas.

«No soy un jugador de dobles, soy un jugador individual», el manacorí, ganador este año del oro olímpico con Marc López, y vencedor la semana pasada en el cuadro de Pekín mano a mano con Pablo Carreño.

Nadal aseguró que las derrotas, como las victorias, «no cambian demasiado» su mente, y afirmó que no han hecho mella en él sonadas derrotas en la temporada, como la que tuvo ante el francés Lucas Pouille en el US Open o la sufrida frente al argentino Juan Martín del Potro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

«Es estúpido mirar al pasado, recordar siempre a cosas que no puedes cambiar», insistió el mejor tenista español de la historia, quien prometió hacer el máximo para recuperarse en los próximos dos meses y medio e intentar estar al mejor nivel en el inicio de la próxima temporada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios