WTA

Errani niega el dopaje

La tenista indica que nunca ha tomado nada prohibido y que puede deberse a una «contaminación accidental en la comida»

Sara Errani
Sara Errani - Reuters

Sara Errani ha rechazado las acusaciones de dopaje y ha reconocido sentirse «extremadamente frustrada» por haber sido suspendida por la Federación Internacional de Tenis (ITF, por sus siglas en inglés) hasta el próximo 2 de octubre.

La ITF ha explicado hoy que Errani fue sometida a un control antidopaje fuera de competición el pasado 16 de febrero y su muestra de orina analizada en un laboratorio de Montreal (Canadá) dio positivo en «letrozole», una hormona prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje.

«No he tomado nunca, en mi vida ni durante mi carrera, ninguna sustancia prohibida», asegura la tenista en un comunicado publicado en su perfil oficial de Twitter.

La italiana reconoce que esa sustancia está presente en un fármaco que consume su madre desde 2012 y achaca el resultado de su muestra de orina a una «contaminación accidental en la comida» que haya podido consumir junto a su familia.

Errani se dice «convencida al 100 % de no haber tomado una pastilla por error» y justifica que de haberlo hecho habría aparecido en unos exámenes clínicos que se realizó en el cabello.

«El consumo de esta pastilla produce unos efectos visibles por ejemplo en el cabello de la persona que lo consume», algo que -subraya- no sucedió en su caso.

«Esto implica que la cantidad que involuntariamente haya podido ingerir ha sido inferior a la de una pastilla», añade, antes de advertir de que «no está comprobado que el 'letrozolo' mejore las prestaciones atléticas de una tenista».

«Estoy muy enfadada pero al mismo tiempo en paz con mi conciencia, absolutamente segura de no haber hecho nada mal y de no haber cometido ninguna negligencia en el marco del programa antidopaje», concluye.

Toda la actualidad en portada

comentarios