Copa DavisConchita Martínez, muy enfadada con la Federación tras su despido

Después de comunicarse la retirada como capitana de la extenista, ha escrito una carta donde muestra su desacuerdo

Actualizado:

Poco tiempo después de hacerse oficial la sustitución de Conchita Martínez como capitana de la Copa Davis y de la Copa Federación, la propia extenista ha sido la encargada de escribir una carta donde se muestra enfadada con la Federación de tenis.

Puedes leer la carta íntegra aquí:

«Comparto con vosotros mi decepción y malestar con la RFET, quien me ha trasladado a última hora de esta tarde que no contarán conmigo en la próxima temporada.

Es muy desagradecido tomar las riendas del barco cuando hay tempestad y cuando consigues la tranquilidad y el compromiso prescindan de ti. Se suponía que con la llegada de la nueva directiva la situación cambiaría, pero es más de lo mismo, el tenis sigue sin ser una prioridad.

En circunstancias complicadas he aceptado sus condiciones, que en otra situación no aceptaría.

El abandono que he sentido durante estos meses me hacían presagiar que se prescindiría de mi trabajo, más cuando, por primera vez en los últimos años, esta nueva ejecutiva me retiró la posibilidad de acompañar a los jugadores y jugadoras y hacerles seguimiento presencial durante los Grand Slams.

Entiendo que los relevos a veces son necesarios, y después de tres temporadas podría esperar el de Copa Davis, no así el de Copa Federación, donde las bases estaban totalmente asentadas tras cinco temporadas.

Estoy muy agradecida a nuestros jugadores y jugadoras, ha sido una experiencia positiva donde me llevo las emociones sentidas y vividas en todas y cada una de las eliminatorias en las que defendíamos los colores de España. Un orgullo haber podido trabajar con los mejores tenistas del mundo.

Me duele por los aficionados, con quienes comparto su amor y pasión por el tenis, que han estado ahí siempre apoyándonos en cada partido, por televisión, en la grada o con sus mensajes a través de las redes sociales.

Mi motivación y ganas siguen intactas, como el primer día, me habría gustado continuar, pero la decisión ha sido unilateral, por parte de la RFET.

Considero que después de toda mi contribución e implicación con el tenis español no me merecía un final de esta forma, a mi parecer, tan irrespetuosa».