MotoGP | GP Austria Dovizioso se lleva un duelo frenético con Márquez

Tremendo pulso entre la Honda y la Ducati que gana el italiano tras aguantar un adelantamiento in extremis del español en la última curva

Dovizioso y Márquez, en el circuito de Spielberg del GP de Austria
Dovizioso y Márquez, en el circuito de Spielberg del GP de Austria - EFE
- Actualizado: Guardado en: Deportes

Pocas veces se ha visto a Andrea Dovizioso, siempre tan tranquilo, aceptar un duelo como el que le propuso Marc Márquez. Tenía ritmo el italiano, pero los neumáticos que había elegido daba a entender que no podría aguantar hasta el final. Con el calor del circuito, las gomas blandas se desgastan mucho antes que las que había elegido Márquez, las duras. Pero Dovizioso corroboró que no todo es cuestión de neumáticos, sino de pilotaje, de entrega y de energía. Y con esas consiguió en el Gran Premio de Austria su tercera victoria, y de renombre porque aguantó las embestidas de Márquez, el que siempre pelea. Esta vez, Ducati ganó la batalla de los adelantamientos a Honda. Y el italiano se pone segundo en la clasificación general, a dieciséis del español. El duelo no ha hecho más que empezar.

«Estoy contento por cómo hemos trabajado. La Ducati ha funcionado muy bien. La batalla ha sido muy bonita. Hemos podido controlar la carrera y una de las peores cosas que puedes tener es a Márquez detrás. Sabía que lo iba a intentar en la última vuelta, y he oído su moto, pero he sido más rápido. Estoy contento porque ha sido muy duro ganar así», corroboró el campeón.

Fue sin duda una pelea Ducati-Honda, aunque con diferentes protagonistas a lo largo de la carrera. Primero lideró Jorge Lorenzo, un avión en la salida que sorprendió a todos y pudo correr primero, como a él le gusta, pero sin poder despegarse de Márquez. Es otro aviso más del balear, que ya lleva avanzando pasos cada vez más grandes y termina cuarto con el nuevo carenado y con la convicción de que ya está más cerca de lo que él quería ser. Cuarto porque la otra batalla Honda-Ducati fue con Dani Pedrosa, con más aguante y una moto algo más domada y que sube al podio por séptima vez este año. Un espectador de lujo del espectáculo que se desplegó delante de él.

Márquez se llevó ese primer combate, pero en la diatriba de quién cogía la cabeza, Dovizioso sorprendió por la derecha. Y la batalla fue a cuchillo, con adelantamientos de los que soltaban chispas y «uys» de uno y otro. Pero falló un poco más el español, que lo intentó hasta la extenuación, pero se marchó largo el centímetro que necesitaba Dovizioso para poder respirar. El de Honda se quedó sin vueltas, y aunque lo intentó en la última curva, y lo consiguió, se volvió a pasar más allá del límite y hasta el italiano le recriminó la acción con una mano levantada. Márquez no sería Márquez sin esos detalles de agresividad. Pero es Dovizioso el que celebra la victoria. Son los dos los que protagonizan uno de los mejores duelos del curso. «Estaba al límite con el neumático trasero con el calor. Pero sufrí mucho en las últimas vueltas, pero lo he intentado, lo he intentado. La útima vuelta iba totalmetne al límite. Esto es MotoGP y esto es espectáculo», reconoció el español.

Por detrás, mal día para las Yamaha, pues Valentino Rossi terminó séptimo después de un despiste que permitió que Maverick Viñales lo adelantara, pero pierde una posición en la general. Ambos por detrás de Johann Zarco.

En Moto2 ganó Franco Morbidelli, que se sitúa más líder. Y en Moto3, también victoria para Joan Mir, la séptima de su excelente curso.

Toda la actualidad en portada

comentarios