RÍO2016Juegos Olímpicos

Paralímpicos Río 20º6 Álvaro Valera cae en la final y se hace con la plata

El sevillano cae en cinco sets en la disputa por el oro ante el danés Rosenmeier

Álvaro Valera, en la final
Álvaro Valera, en la final - REUTERS

Una medalla más para el equipo español en Río, aunque esta olía a oro. Álvaro Valera se había mostrado muy sólido durante todo el torneo de tenis de mesa pero no pudo hacer nada ante la fuerza del danés Rosenmeier en la disputa por el título.

Empezaron bien las cosas para el español. El 11-5 del primer set encarrilaba la final pero todo fue un espejismo. El danés había tardado en entrar en juego, había perdido la primera manga pero no quería entregar el partido de forma tan sencilla. Lo demostró justo después de hablar con su entrenador y se adjudicó el segundo parcial (12-10).

Español y danés son viejos conocidos. Se habían visto las caras en la final del último Europeo, precisamente en Dinamarca. Allí fue Valera quien se llevó el oro y quería repetir. Saltó al tercer set con contudencia y se hizo con un parcial de 2-7, sin dar opción a su rival. Dos puntos acercaron al nórdico pero el sevillano quería cerrarlo pronto y cortar de raíz las esperanzas de Rosenmeier. 11-6 y a intentar cerrar el partido en el cuarto.

Con mucha presión comenzó el danés el set, consicente de que un error le podía dejar sin el oro. Valera siempre marchaba por detrás, sin dejar que la diferencia fuera excesiva, hasta el tramo final, cuando el danés sacó todo su potencial. 7-10 y tres bolas de set. El español salvó dos y provocó la ira del nórdico, que empezó a protestar a los jueces. Pidió un tiempo que le srivió. 11-9 y quinto set.

Empezó mal para el sevillano y fue él el que se vio obligado a pedir un descanso. Cualquier fallo podía marcar el devenir del set y el marcador cada vez favorecía más al nórdico. 5-1 y el danés se crecía con cada punto. Valera intentaba aguantar pero el 10-6 fue insalvable. Envió a la red su última esperanza de oro.

Se trata de la quinta medalla del español, tras las conseguidas en Londres, Pekín y Sídney. Un oro, dos platas y tres bronces que acompañan ahora a esta plata en su palmarés. Ahora no la saborea del todo, pero sí la considera «un éxito». «Ha sido una final muy reñida, he ido por delante en muchos momentos, pero él ha hecho un juego muy bueno y no he podido sobreponerme», comentó nada más abandonar la mesa.

Eso sí, encaja mejor la derrota que en Londres, donde también se quedó a las puertas del oro paralímpico. «Hay que tener en cuenta el partido de cuartos de final en el que fui 2-0 en contra y estuve a punto de irme para casa», reconoce. Se podía haber quedado apeado en cuartos. Su pundonor le llevó a la plata.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios