Real Madrid-JuventusBuffon insiste: «No era penalti al 100%. No debió pitarlo»

El portero de la Juventus vuelve a hablar de la controvertida decisión de Michael Oliver

Actualizado:

72 horas después de uno de los momentos más intensos de su carrera, Buffon ha vuelto a hablar del polémico penalti del Real Madrid-Juventus, y lo ha hecho para reafirmarse en sus comentarios: «No tengo por qué arreglar nada porque soy un ser humano que mete pasión. Encuentro maneras de hablar, acertadas o equivocadas, alguna vez excesivas, pero yo soy esto, soy Gigi Buffon. Expresé los sentimientos de un hombre que no se esconde detrás de un velo de hipocresía y que saca fuera todo lo que sus entrañas le dicen. No puedes pedirle a alguien que vive el deporte como yo que acepte, que sea equilibrado. Mis pensamientos, por mucho que los haya expresado de manera excesiva, tenían su lógica. Volvería a decir todo, quizás utilizando un lenguaje más civil, pero con el sentido de lo que dije».

Gigi cree que actuó según su conciencia le dictaba y lo hizo no solo por él, sino por todos sus compañeros y aficionados desplazados a Madrid: «Dejarme la legitimidad de defender de esa manera exasperada y pasional a mis compañeros y a los 5.000 que vinieron al Bernabéu. Aunque tuviese que manchar mi imagen».

Buffon insiste en que el colegiado pecó de novato y que no era necesario pitar un penalti así cuando solo faltaban segundos para ir a la prórroga: «Un árbitro con más experiencia no hubiera pitado ese penalti, ahorrándose el papel de protagonista de un partido. Tenía que haberlo dejado pasar, mirando a otro lado y dejando que los equipos se jugasen todo en la prórroga. No le tengo rencor, ni estoy enfadado. Pero es normal que en el momento me sintiese defraudado, era un partido irrepetible. El más bonito y emocionante que viví con la Juventus».

Y es que el portero juventino sigue pensando que esa pena máxima era evitable: «No es una situación en la que puedes decir ‘es penalti al cien por cien’. No digo que no lo fuera, digo que era dudoso. Y ante algo dudoso en un partido como este, cuando faltaban 20 segundos, un árbitro con más experiencia se habría portado de otra manera».