Ibrahimovic escucha a Mourinho antes de regresar tras siete meses de lesión
Ibrahimovic escucha a Mourinho antes de regresar tras siete meses de lesión - REUTERS

Premier LeagueIbrahimovic coquetea con lo divino

El punta sueco vuelve a jugar dos meses antes de lo previsto tras romperse el ligamento cruzado anterior el pasado 20 de abril

Actualizado:

José Mourinho lo ha descrito esta semana como «un león», pero Zlatan Ibrahimovic tiene más de extraterrestre que de ser vivo al uso. A sus 36 años, el gigante sueco suma a una lista inenarrable de goles de fantasía, taconazos inverosímiles y toques acrobáticos un superpoder más: recuperarse en apenas siete meses de una rotura de ligamento cruzado anterior. Con 36 años. En el triunfo frente al Newcastle de Rafa Benítez (4-1), pareció rugir cuando despojado del chándal enfiló el camino al campo. Tuvo un cuarto de hora para disfrutar de 17 balones y dejar un tijeretazo con denominación de origen que no habrán hecho sino estimular un apetito salvaje.

Corrían tiempos de sabor agrio para el delantero nórdico allá por abril de 2016, rebajado su estatus mediático al tener que fiar a la Europa League el crédito de una temporada que no iba como se esperaba en Old Trafford. El United disputaba los últimos minutos de la eliminatoria frente al Anderlecht en los cuartos de final de la competición europea de plata cuando, con el árbitro a un soplido de certificar la clasificación de los ingleses, vio cómo su delantero titular caía de manera aparatosa tras disputar un balón aéreo. Rodilla maltrecha, estrella a la enfermería y una carrera que pintaba a su fin una vez contrastados el alcance de la lesión y la madurez del sueco.

El aura magnánima que desprende de forma natural Ibrahimovic se palpa tanto en su icónico escorzo balompédico como en su facilidad para dejar titulares jugosos. Éste lo firmó poco después de averiarse la rodilla derecha en Manchester: «Volveré más fuerte. Hay algo seguro: yo decidiré cuando sea el momento de retirarme. Rendirse no es una opción». Los doctores estimaron que el alta médica podría llegar a principios de 2018.

Su contrato finalizaba el pasado verano, lo cual llevó a su club a meditar sobremanera su renovación, conscientes de que una rotura como la de Zlatan no se recupera igual con 20 años que con 36. La MLS, siempre despierta cuando se trata de pescar rostros reconocibles, buscó una oportunidad de saldo y ofreció al sueco convertirle en un icono al otro lado del charco. Ibrahimovic, capacitado como se sabía después de hacer 28 goles en la última Premier para seguir marcando diferencias al más alto nivel, dictó sentencia y convenció al United: «Quiero ganar la Premier».

Y en esos lodos anda ya metido, culminado su proceso de recuperación y a la espera de ver en qué termina el duelo que librará con Lukaku por hacerse con la delantera de los mancunianos. Sea cual sea el resultado, Mourinho tiene para estar contento.

Morata, estelar

La jornada sabatina de Premier discurrió con el grueso de los peces gordos de la competición en liza. Además de las cómodas victorias de Manchester City (0-2 frente al Leicester), Liverpool (3-0 al Southampton), y Arsenal, contra el Tottenham en el derbi del norte de Londres (2-0), el Chelsea goleó al West Brom con un excelso Álvaro Morata. Gol y asistencia de lujo para el madrileño que lo encumbran como el hombre con más tantos producidos, 8 dianas y 4 pases de valor gol, de la Liga.