Segunda B

Pedro Menéndez, el singular presidente del Lealtad

Al frente de uno de los clubes más modestos de la categoría, es el primero en dar ejemplo a la hora de ponerse el mono de trabajo

Pedro Menéndez, presidente del Lealtad
Pedro Menéndez, presidente del Lealtad - El Comercio

Entre Primera y Segunda B solo existe el escalón de la división de plata, pero la distancia entre ambas categorías a nivel presupuestario resulta un abismo de muchos millones de euros. Presidentes como Pedro Menéndez «Pedrín», al frente del Lealtad desde 2012, realizan cada temporada malabares financieros para sacar adelante y poder garantizar la supervivencia de sus equipos. El dirigente del conjunto asturiano maneja este curso uno de los presupuestos más bajos en el fútbol de bronce y ejemplifica ese esfuerzo. Antítesis de la imagen que muchos aficionados puedan tener de los ocupantes de un palco, predica con el ejemplo a la hora de arrimar el hombro. No solo es el encargado de fichar jugadores porque también ejerce como director deportivo del club. Tan pronto puede estar cerrando un acuerdo de patrocinio como vendiendo entradas o, en ocasiones especiales como la de este fin de semana, incluso cortando las malas hierbas en el coqueto estadio de Les Caleyes (Las Callejas). El domingo (17.45 horas) llega el Racing de Santander y cuida hasta el último detalle para que todo salga perfecto en uno de los partidos más esperados del curso.

Pedro Menéndez, «Pedrín» como es conocido por sus vecinos, nació en Villaviciosa y todo el mundo le saluda porque ha pasado por todos los estamentos de un club que lleva muy dentro. De lunes a viernes trabaja como conserje en el Pabellón Municipal de esta localidad del Principado, los fines de semana ejerce como presidente del Lealtad. También entre semana cuando las circunstancias lo requieren. El pasado mes de mayo fue reelegido para otros cuatro años, pero antes defendió el escudo como jugador, se sentó en el banquillo como entrenador y conoció las oficinas como coordinador. Ahora es la cabeza visible del club y está al frente, pero no se quita el mono de trabajo nunca. Este miércoles, el conjunto asturiano publicaba en Twitter una imagen del dirigente trabajando para poner bonito «Les Caleyes» ante la visita del equipo cántabro. Hace un año, este duelo desató una locura y tuvo que cogerse dos días de vacaciones en su trabajo para poder atender todos los frentes relacionados con la logística.

«Cuando salió el calendario, lo primero que miré fue el día que nos visitaba el Racing», reconocía Pedro Menéndez en una reciente entrevista. La pasada temporada, el desplazamiento del conjunto santanderino y de casi tres mil aficionados cántabros supuso toda una fiesta deportiva para el Lealtad, en Segunda B desde la campaña 2014-15. También un pequeño impulso para las arcas de un equipo que este verano se ha visto obligado a cambiar de técnico y a remozar la plantilla por la marcha de varios futbolistas. La actual junta directiva cogió el club con 180.000 euros de déficit, lo saneó y de siete pasó a 14 equipos de fútbol base. Con recursos limitados, en ilusión, sin embargo, nadie gana al conjunto que ahora dirige Roberto Aguirre desde el banquillo.

Valdo, un ex de Primera
Valdo, un ex de Primera

A pesar de esas limitaciones económicas, el Lealtad ha sido capaz de contar en su actual plantilla con ex de Primera. Con pasado en clubes como Real Madrid, Español, Osasuna, Levante, Málaga o el propio Racing, Valdo, internacional por Cabo Verde, se incorporaba con la temporada ya empezada y este fin de semana podría debutar en un partido que ha vuelto a generar un gran revuelo en Villaviciosa. Este jueves el club anunciaba que por fin tiene disponible toda la documentación para que dispute sus primeros minutos como jugador «leal». Aunque estaba sin equipo, su incorporación ha supuesto todo un acontecimeinto y ha revolucionado a la afición.

Capital de la sidra, Villaviciosa, municipio que acoge al Lealtad, también luce ahora en el mapa por su equipo de fútbol. Su defensa es hasta el momento una de las más sólidas de España y llega a la cita ante el Racing con un solo gol en contra después de cinco jornadas. Los mismos que su rival, dos de los equipos más seguros frente a frente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios