Fútbol

Mari Carmen Cortés, la fisioterapeuta que salvó la vida a un jugador rival

Su rápida intervención evitaba una desgracia el pasado domingo en el duelo entre el Sporting de La Gineta-Daimiel Racing

Mari Carmen Cortés Jiménez, fisioterapeuta del Sporting de La Gineta
Mari Carmen Cortés Jiménez, fisioterapeuta del Sporting de La Gineta - ABC

«Fractura de cráneo con entrada de aire, pómulo roto y tímpano perforado». las anotaciones en el parte médico de Carlos Infantes «Domin» parecían fruto de una pelea más que las consecuencias de una desafortunada jugada en un partido, el Sporting de La Gineta-Daimiel Racing, uno más de los que cada fin de semana se celebra en el fútbol modesto español. La única disputa el pasado domingo, sin embargo, fue por un balón dividido que acababa provocando el traslado «urgente» del defensa visitante al Hospital de Albacete. Un golpe brutal en la cabeza que dejaba conmocionado, sin respiración, al futbolista del cuadro ciudadrealeño. También sin aliento a los presentes en el Municipal San Martín. Afortunadamente, los primeros auxilios de Mari Carmen Cortés Jiménez, la fisioterapeuta del cuadro albaceteño, evitaba males mayores. Después de numerosas pruebas al jugador en la UCI, los médicos autorizaban este martes el traslado a planta.

[Un día pasará una desgracia y vendrán los llantos]

El golpe contra su propio portero, totalmente fortuito, resultaba terrible, «descomunal» según describía Kapa, el técnico del equipo daimieleño. «Se quedó tendido sobre la hierba. Estaba totalmente inmóvil, los nervios se desataron», explica Mari Carmen a ABC. Como cada domingo desde hace tres temporadas, las que lleva colaborando en el club, se encontraba sentada en el banquillo del Sporting Gineta y volaba hacia el área con el botiquín al ver una acción que se producía en el primer tiempo. «Fueron unos segundos muy largos, algunos futbolistas se alejaban del lugar y otros no querían ni mirar. Cuando llegué, el capitán de mi equipo, que es ATS, ya había puesto a "Domin" de lado y estaban intentando meterle los dedos en la boca para evitar que se tragara la lengua».

Domin, el jugador lesionado
Domin, el jugador lesionado

En el maletín, afortunadamente, había un tubo de Guedel con el que Mari Carmen «devolvía» a la vida al futbolista del Daimiel. «Aprendí a utilizarlo en primer curso de carrera y, aunque nunca me había visto en una situación parecida, todo fue bien. Más o menos, tardó un minuto en recuperar la consciencia y, aunque al principio estaba muy nervioso, poco a poco se fue tranquilizando». La colaboración de un médico y una enfermera que presenciaban el partidos en la grada ayudaba a que el herido fuera recobrando la calma. «El problema es que no dejaba de sangrar por un oído. La sangre asusta y más en esas circunstancias», afirma la fisio del Sporting de La Gineta.

Como es habitual en los partidos del fútbol más modesto, en el Sporting de La Gineta-Daimiel Racing, duelo de Primera Preferente de Castilla-La Mancha, no había médico en el Estadio Municipal San Martín. La media hora de espera hasta que aparecía una ambulancia se hicieron eternos. «Llevamos rápido al jugador hasta los vestuarios, pero el domingo hacía mucho calor y no se podía parar dentro. Lo sacamos fuera de la caseta porque hacía mejor temperatura y allí esperó en la camilla hasta la llegada de la ambulancia». Ingresaba en el Hospital de Albacete y este martes los médicos autorizaban el traslado del jugador a planta.

Mari Carmen es el nombre que más se pronuncia desde el domingo en La Gineta, que apenas supera los 2.500 habitantes. En las calles los vecinos hablan con orgullo de la fisio del equipo de fútbol de este municipio de Albacete, una joven de 24 años años que siente pasión por este deporte y que de un día a otro se ha convertido en la «heroína particular» de todo un pueblo.

Numerosos reconocimientos

Desde la distancia llegan los reconocimientos para la fisioterapeuta y también para su club por su comportamiento ejemplar. Mari Carmen ha recibido numerosos mensajes de agradecimiento por su rápida actuación. Rivales y clubes de toda Castilla-La Mancha han querido reconocer su intervención a través de las redes sociales, aunque ella confiesa con modestia que «cualquiera hubiera hecho lo mismo». «Mari Carmen, muchas gracias por tu profesionalidad y el trato recibido y también a @SportingGineta por su apoyo», se podía leer en la cuenta oficial de Twitter del Daimiel Racing. «Agradezco todos los mensajes, pero lo que más me ha impactado en estos días ha sido la llamada de la madre del jugador para darme las gracias. No paraba de llorar», reconoce a este periódico la protagonista de la historia.

A pesar del susto y de que pocas ganas de fútbol quedaban, el partido se reanudaba y el conjunto de La Gineta acababa imponiéndose (3-1). «No tengo palabras para decirte GRACIAS, cuando realmente pienses lo que hiciste, te puedes sentir orgullosa de por vida», escribía en Twitter Aaron López, compañero de Domin, al término de un encuentro que tuvo un prolegómeno muy emotivo. Antes del inicio del choque se rendía un sentido homenaje a Ceferino, utillero del Sporting de La Gineta que fallecía recientemente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios