Captura de pantalla del reportaje
Captura de pantalla del reportaje

Real MadridLas lágrimas de Zidane frente al vídeo de su vida

En una entrevista para el programa francés Téléfoot, Zinedine Zidane se mostró especialmente emotivo al recordar unos momentos de su vida

Actualizado:

Por su cuadragésimo aniversario, el programa francés Téléfoot realizó un reportage sobre Zinedine Zidane. El exjugador galo y ahora entrenador del Real Madrid recibió al equipo del programa en Madrid donde vió imágenes de unos de los momentos claves de su vida. En ese vídeo aparecen sus goles más famosos y sus éxitos a lo largo de su carrera con sus clubes y con la selección francesa.

También se pueden ver imágenes de su familia y especialmente sus padres. Aparece en la pantalla Smaïl Zidane, padre del exfutbolista, declarando su amor por su hijo y sus nietos, un momento conmovedor para Zizou, que llegó a sacarle unas lágrimas. Unas lágrimas que volvieron a aparecer al final del vídeo «Es emocionante porque las imágenes hablan por sí mismas, es mi vida. He visto mi vida, es genial» explicó Zidane.

En otras imágenes, aparece el francés en una de sus primeras entrevistas para el programa de televisión, en su etapa en los Girondins de Bordeaux. En la primera pregunta del periodista, Zidane eligió hablar de su mujer «Hoy en día sigue siendo mi mujer, finalmente tenía razón al hablar de ese tema. Hemos hecho nuestra vida juntos, nuestros caminos se complementan y eso es maravilloso [...] Le debo todo» comentó luego Zinedine Zidane.

En la entrevista, el tema de la familia es tan importante como su carrera y el exjugador del Real Madrid desveló el tipo de vínculo que tiene con sus hijos «Las ruletas no son lo más importante, el resto es mas importante. Transmitir algo para que puedan vivir bien, porque la vida no es fácil y hay que trabajar. Es lo que intento inculcar a mis hijos, lo que me transmitieron mis padres».

El final del reportaje se centró en la selección francesa y sus recuerdos. Zidane volvió a mirar unas imágenes de la final del Mundial de 2006 y de su cabezazo al italiano Materazzi «No estoy orgulloso de ese gesto. He pedido disculpas a todos los jóvenes, los entrenadores, que hacen que el fútbol sea otra cosa, pero forma parte de mi carrera y de mi vida y hay que aceptarlo».