Italia-España España no remata del todo su recuperación

Gran primera mitad de los de Lopetegui, que se adelantaron por Vitolo y no supieron sujetar el partido en su final. Italia empató de penalti

Italia-España: 
España no remata del todo su recuperación
Italia1-España1
  1. De Rossi 81'
  1. Vitolo 54'
Min
93
Hughes . - hughes_hu Guardado en: Deportes , Fútbol

La España de Lopetegui tuvo su confirmación, pero también su freno. No muy alejado de lo que nos enseñó la Eurocopa. Cuando las cosas se ponen bravas, cuando una Italia se enrabieta, a la preciosa estructura de fútbol de España la barren como un tifón a un chiringuito.

Pero antes algo sobre el sistema.

El 4-1-4-1 quizás sea el sistema de moda. Se lo vimos al Borussia, y fue el del Bayern el año pasado. Löw lo había usado ya con la selección alemana. Guardiola lo lleva al City y a España le viene bien: Nolito y Silva ya están colocados, y Busquets aparece perfectamente dibujado.

La selección no pierde de vista, ni mucho menos, el guardiolismo; a Lopetegui le gusta, ya lo había usado en el Oporto, y al jugador nuestro le viene bien. El sistema es como un 4-3-3 (hegemónico los últimos años) más junto, como más voluntariamente reunidos.

Es como una tabla de equilibrio. Un patín sobre una sola rueda. Los creativos, extremos o interiores, parecen pájaros posados en un cable. Perfecto para un equipo como el español, con muchos habilidosos de recorrido breve.

Equilibrio, palabra mágica, y por eso lo utilizó alguna vez Zidane, lo que tiene sentido, quizás fuera la Francia del 98 el primer gran equipo que lo usó. ¿Dirían los estudiosos del fútbol que es un sistema moderno? Parece una evolución conservadora del 4-3-3, razonable, o escarmentado, que sustituye los movimientos por la presencia. Del 4-3-3 caen los imprecisos delanteros (a veces un poco cuentistas sin gol) hacia un puesto abierto, muy exterior, pero no desvinculado del centro del campo. De las obligaciones.

El partido fue muy distinto al de la Eurocopa. La Italia de Ventura conserva la planta inicial, pero sin la fuerza cholística de Conte. Y España es otra. Daba por pensar, viendo las evoluciones de esta nueva Furia de Lopetegui, lo que hubiese pasado de haber cambiado antes.

Porque España resolvió la dificultad de Italia, que parecía, meses ha, un cubo de Rubik, una nueva cohorte. Subió la presión y el fútbol no pasó de los tres centrales, los famosos tres centrales que iban a ser la cárcel de Costa se convirtieron en los barrotes de Buffon, que se asomaba al partido como a través de una celosía azzurra.

Cuando en el minuto 70 España comenzó a perder la posesión, faltó una variante desde la dirección

España tocó, y tocó distinto. Juntos, pero con más ritmo. Lopetegui quieto lo miraba todo con un único gesto de la comisura, como Robert Ryan. Sus jugadores la tenían, pero sobre todo la recuperaban. Eso era lo nuevo, lo asombroso. El sistema no era el dibujo muerto, bodegón de bajitos, no, era como una gota de fluido en el microscopio. Había organismos yendo y viniendo. Había vida. Era un fútbol alegre, incluso en Koke, que juega siempre con cara de contrariedad.

El toque de España iba a alguna parte. Cómo decirlo... No era un tocar por tocar, era un toque que no quería encantarse a sí mismo. La media española dio más pases que toda Italia, pero no se dejaba apresar en ello. Pellé fue devuelto a su condición insustancial. ¡Con los problemas que había dado! Lopetegui demostraba la simplicidad real de Italia.

En el 10, Silva e Iniesta hicieron un tuyamía, encontrándose en dos lugares distintos en la misma jugada. Qué bien los dos.

En el 13 alguien se preguntaba: ¿desatamos ya, por fin, a Euforia?

Silva tuvo unos momentos finísimos. Con un doble regate se metió entre Barzagli y Forenzi, que se abrieron como hojas de una puerta y le miraron con escándalo el «derriere». Remató Busquets de cabeza, también Piqué, y Silva amagó una y otra vez a Barzagli que caía y se rehacía como inventando un nuevo ejercicio aeróbico.

Incluso la lesión de Alba, sustituido por Nacho, no supuso problema alguno. Nacho lo hizo bien.

España jugaba realmente bien (posesión y rechaces) y el entrenador italiano, con la boca abierta, por momentos parecía Charly Rexach.

El único problema era el de siempre, querer meterse en la portería la pelota y dos más. Así, chutó Costa por fin, pero le dio a Vitolo, que andaría por allí buscando pase.

Italia pasó de campo en el 43, por Éder, y de la euforia acabaron pidiendo penalti. Solo tenía, y empezaron a usarlo, viejas maestrías. Bonucci se encadenó a los españoles como el socialista pedrista aquel a la verja, y en un minuto sacó amarilla a Vitolo y a Costa.

Así llegó el descanso.

España volvió igual, pero atacando por la derecha con Koke y Vitolo. Y al poco, un pase largo de Busquets provocó un error que quizás suponga la prejubilación de Buffon. Atacó la pelota como quien empieza a jugar al golf. Una cantada “portuense” de la que se van a estar haciendo “memes” durante días. Una declaración de auténtica amistad a Casillas, como cuando El Puma y Julio Iglesias comenzaron a cantar juntos.

El error de Buffon lo aprovechó Vitolo para marcar. Era más que justo.

Italia se desperezó. Pero en la prensa venía hoy una noticia científica sobre el bostezo en los seres vivos. Han descubierto que a mayor complejidad, mayor duración del mismo. Italia pudo poco, llegó alguna contra española y Lopetegui, con buen juicio, retiró a Costa por potencialmente autodestructivo.

Pero a la altura del 70 el partido cambió y asumió una nueva dificultad. Italia se había restablecido, era más ella, y a España le tocaba rematar o recuperar la plena posesión. Ese forcejeo duró unos minutos y se resolvió con un penalti mínimo de Ramos, insuficiente, que marcó De Rossi. A España le faltó ahí quizás un cambio, un plan B, más músculo, otra cosa.

Si de Italia Salgado salió como «Il Due», Lopetegui pudo haber sido «Il mister», pero faltó consistencia en lo importante. Silva e Iniesta, cuando subió la marea y el italiano se habló más alto, se disiparon como si nuestro toquecillo fuera válido sólo hasta cierto punto, sólo hasta cierto nivel. Esa impresión nos había quedado en la Eurocopa.

Guardado en: Deportes , Fútbol  Actualizar

Despedimos aquí el relato en directo del Italia-España. Muchas gracias por seguirnos. En breve, podrán leer la crónica del encuentro. BUENAS NOCHES.

España arranca un valioso empate en Turín, aunque sabe a poco después del control exhibido. Al gol de Vitolo tras fallo garrafal de Buffon responde Italia de penalti, cometido por Ramos en los últimos minutos del partido.

93' ¡¡¡FINAL DEL PARTIDO!!!

93' Saca Silva y despeja la defensa.

92' Falta a favor de España cerca del córner. Última oportunidad...

90' España presiona por todo el campo para frenar la reacción de su rival. Tres minutos de descuento.

86' El árbitro anula un gol a Belotti por fuera de juego. España sufre.

85' Amarilla para Piqué por falta a Immobile.

84' Se va Vitolo y entra Thiago.

82' ¡¡¡GOOOOL DE ITALIA!!! Marca De Rossi.

81' ¡¡Penalti a favor de Italia!! Toca Eder y Ramos mete la pierna. Fallo del central. El árbitro consultó con el auxiliar para tomar la decisión.

78' Aprietan los locales en los últimos minutos. España intenta explotar la velocidad de Morata en un contragolpe.

76' Cambio en Italia. Se va Parolo y entra Belotti.

75' Amarilla para Sergio Ramos.

Vitolo marca a puerta vacía
Vitolo marca a puerta vacía- EFE

72' Fuera de juego de Immonile. El duelo se equilibra. Italia intenta hacer daño a los espacios.

67' ¡¡¡Perdona Vitolo!!! Se planta solo ante Buffon y cruza demasiado el balón.

66' Lopetegui reacciona. Antes de que el asunto pase a mayores, cambia a Costa por Morata. El estadio «regala» una sonora pitada al hispanobrasileño y una ovación a Morata, al que se quiere en Turín.

65' Estupidez de Diego Costa, que despeja un balón cuando le habían pitado fuera de juego. Los italianos piden la segunda amarilla para el delantero.

64' ¡La tuvo Italia! Centra Florenzi e Immobile no llega al remate por poco.

62' Tarjeta para Bonaventura por falta sobre Koke.

59' Cambio en Italia: sale Immobile por Pellè.

56' El fallo del guardameta es de traca. España recoge por fin la recompensa a su juego.

55' Pase en profundidad de Busquets a Vitolo, Buffon hace una salida en falso y el jugador canario marca a puerta vacía.

54' ¡¡¡¡¡GOOOOOOOL DE ESPAÑAAAAAA!!!!!

53' Balonazo en la cara de Busquets. Se recupera el centrocampista.

52' Sigue la tónica de la primera parte. España controla el juego.

49' Amarilla para Parolo por falta sobre Busquets.

48' Necesita España concretar su dominio con más disparos a puerta. Sucesión de saques de esquina a favor de los hombres de Lopetegui... pero sin remate.

¡¡¡Comienza la segunda parte!!!

Costa remata rodeado de defensores
Costa remata rodeado de defensores- EFE
Alba, lesionado en el suelo, pide el cambio
Alba, lesionado en el suelo, pide el cambio- EFE

Dominio aplastante de España en el primer acto, que no ha cosechado premio, aunque sí tres tarjetas amarillas y la lesión de Jordi Alba.

48' ¡Final de la primera parte!

47' Pitan un fuera de juego a Diego Costa que no era. Error clamoroso del linier. El delantero se quedaba solo ante Buffon.

45' Diego Costa, amonestado por un nuevo encontronazo con Bonucci.

44' Amarilla para Vitolo por un agarrón a Bonucci.

42' Eder supera a Piqué por la derecha, pero su centro cae mansamente en las manos de De Gea.

39' Sale Italia a la contra, de las pocas veces que ha podido correr, pero se repliega bien España.

36' Nacho está rapidísimo por banda izquierda.

32' Las lesiones han roto el ritmo del partido. Pero sigue atacando España con Italia muy replegada. De Gea, mero espectador.

30' Cambio en Italia: Sale Bonaventura por Montolivo.

29' Montolivo, lesionado tras una entrada de Ramos.

26' Amonestación para Busquets por hacer falta a Pellè.

24' ¡Remate de cabeza de Piqué! Buffon detiene en el centro de la portería.

23' Pellè le suelta una patada a Iniesta. No pueden con él.

22' Se produce el cambio: Nacho por Alba.

20' Jordi Alba no puede seguir. Se duele de la pierna izquierda. Calienta Nacho.

17' Juego de salón de España. Falta culminar las jugadas. La posesión es 80% frente al 20%.

15' Silva caracolea dentro del área y vuelve locos a los defensas. Quince minutos de partido e Italia está desbordada. Impecable arranque de los nuestros.

11' ¡¡¡Jugadón de Iniesta!!! El español se harta de hacer paredes con sus compañeros, entra en el área y remata flojo ante Buffon.

7' Diego Costa golpea en la cara a Bonucci. Se disculpa el hispanobrasileño.

5' Presiona España cada vez que pierde la pelota. Recuperaciones rápidas. Italia todavía no ha cruzado el centro del campo.

3' Domina España el balón. Italia espera atrás.

¡¡¡Comienza el partido!!!

Suenan los himnos nacionales. Ambiente de gala en el Juventus Stadium.

¡Saltan los equipos al terreno de juego! El alemán Felix Brych será el encargado de dirigir el encuentro.

En el banquillo de España están Nacho, Nolito, Sergio Rico, Morata, Reina, Isco, Lucas Vázquez, Ander Herrera, Sergi Roberto, Callejón, Íñigo Martínez y Thiago.

Andrés Iniesta sigue siendo la luz de España y vuelve después de perderse las últimas citas por lesión. El manchego gobernará el centro del campo y cuenta con Busquets y Koke como socios para aguantar al equipo. Koke se ha ganado la titularidad por delante de Thiago, que además no está en plena forma y arrastra alguna molestia. Como siempre, España apuesta por el toque esté quien esté, eso no cambia.

Tal y como anunció Lopetegui, Diego Costa será el delantero titular. Lo está haciendo muy bien con el Chelsea y también brilló en la última concentración española con el buen encuentro ante Bélgica y con su doblete contra Liechtenstein. Le ha ganado el terreno a Álvaro Morata y ahora mismo es el hombre de referencia en el ataque de este equipo.

Un Italia-España es sinónimo de revancha, tanto para uno como para otro, repetida este pelea hasta en 35 ocasiones (sumando amistosos) con un balance de diez triunfos españoles, 14 empates y once derrotas. La última bofetada fue esa de Saint Denis de hace tres meses, hoy con dos inquilinos distintos en ambos banquillos como principal novedad con respecto a esa efeméride.

A España, que vive inmersa en pleno periodo de regeneración, le toca una prueba de fuego y se mide ante el rival que propició el fin de la era Del Bosque, muy sonada la eliminación en los octavos de final de la Eurocopa de Francia del último verano (2-0). Ahí, en París, se terminó la época más gloriosa del fútbol español después de enlazar Eurocopa, Mundial y Eurocopa, títulos que derivaron en una felicidad infinita antes de los chascos de las dos últimas grandes citas. Para volver a empezar, nada mejor que un plato fuerte con una herida aún por cicatrizar y con el peor recuerdo posible, pues más allá de ser Italia la enemiga se lucha contra el sistema que más daño ha hecho a la España del toque en estos últimos cursos.

También confirmada la alineación de Italia: Buffon, Barzagli, Bonucci, Romagnoli, Florenzi, Parolo, De Rossi, Montolivo, De Sciglio, Eder y Pellè.

Ya tenemos el once de España: De Gea, Carvajal, Ramos, Piqué, Jordi Alba, Iniesta, Busquets, Koke, Vitolo, Silva y Diego Costa.

Buenas tardes y bienvenidos al partido en directo Italia-España.

Sin apenas tiempo para florituras o experimentos, a Julen Lopetegui se le examina hoy en Turín, una ciudad que todavía convive con el buen tiempo y que hoy alberga un Italia-España de una trascendencia más importante de la que puede parecer. Siempre este clásico genera expectación, y más cuando se trata de un partido oficial, esta vez con un trozo del billete para el Mundial de Rusia de 2018 sobre la mesa. No es más que la segunda cita de esta fase de clasificación llena de trampas, pero la selección se mentaliza porque sus opciones pasan, en buena parte, por lo que suceda esta noche y el próximo domingo en Albania, las dos salidas más comprometidas del grupo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios