Leo Messi, junto a su padre, Jorge Horacio - EFE
INVESTIGACIÓN ABC

La Fundación Messi desvió ingresos a Belice, Uruguay y Luxemburgo

Empresas del futbolista cobran en paraísos fiscales contratos de la ONG. Han usado a un testaferro británico y a la entidad andorrana Andbank, ahora conocida por ser uno de los bancos de los Pujol

MadridActualizado:

La Fundación Leo Messi ha desviado el cobro de patrocinios a una estructura de sociedades pantalla en varios paraísos fiscales. Según los documentos y testimonios recabados por ABC, la ONG daba instrucciones a las empresas con las que firmaba convenios para que hicieran los pagos a empresas fantasma en paraísos fiscales como Belice o lugares de baja tributación como Uruguay y Luxemburgo.

Además, empresas privadas del futbolista intervienen en las operaciones de la Fundación Leo Messi, que por ley no puede tener ánimo de lucro. Estos ingresos generados por la ONG no se declaran, según fuentes conocedoras de las operaciones, y así no terminan en proyectos de ayuda a niños con problemas, el fin fundacional de la entidad caritativa.

Una de estas operaciones se firmó en una notaría de Buenos Aires el 30 de noviembre de 2012. La Fundación Privada Leo Messi Argentina suscribió un contrato con la mercantil uruguaya Lamfur S.A. para la comercialización de «merchandising» con la imagen del futbolista: tazas, vajillas, útiles escolares y un Balón de Oro en cuero, entre otros productos, junto a la marca «Fundación Leo Messi».

ABC

Llama la atención que en el contrato aparece un tercero, Limecu S.A., sociedad patrimonial del futbolista registrada en Barcelona. Tanto la Fundación Leo Messi como Limecu (acrónimo de Lionel Messi Cuccittini), están representados en ese acto por el padre del futbolista, Jorge Horacio Messi, como presidente de ambas. En otras operaciones se habría usado a Leo Messi Management S.L.

El contrato sostiene que los beneficios se destinarán a «generar recursos para los proyectos sociales», pero Jorge Messi, presidente de la ONG, especifica que se hará «bajo la dirección de Limecu». Mediante esta fórmula, la familia Messi mezcla la fundación, que en teoría no tiene ánimo de lucro, con una de sus empresas, que sí lo tiene. Lamfur S.A. se comprometía a pagar 300.000 dólares americanos -algo más de 232.000 euros al cambio de entonces- por la licencia de la imagen de la estrella del F. C. Barcelona y un diez por ciento adicional de la facturación bruta de los productos «en concepto de royalties».

Honorarios por usar la imagen de la Fundación Leo Messi, que se pagaron en Luxemburg ABC

Jorge Messi estampó su firma al pie del convenio junto a la de los responsables de Lamfur y un notario porteño, con un número de protocolo manuscrito: F8880925. El contrato daba un tiempo de margen a la empresa uruguaya para preparar los productos, mostrarlos al padre de Messi, que este los aprobara y proceder al pago de los primeros 300.000 dólares.

Firma de Jorge Messi como presidente de la fundación y de Limecu S.A.
Firma de Jorge Messi como presidente de la fundación y de Limecu S.A.- ABC

El banco de los Pujol

Lo normal -y lo legal- sería que la Fundación Privada Leo Messi Argentina -delegación de la matriz, la registrada en Barcelona- cobrara de Lamfur en una cuenta abierta a nombre de la ONG en Argentina y convenientemente declarada, para después realizar acciones sociales. Pero no fue así, sino que los responsables de Lamfur recibieron instrucciones para hacer las transferencias no a favor de la fundación ni tampoco de Limecu, sino a nombre de una sociedad británica, Hanns Enterprises Ltd, y en una cuenta de un banco de Andorra en Luxemburgo. La empresa está domiciliada en un pequeño unifamiliar en el número 44 de la calle Coney Furlong en la localidad costera de Peacehaven, a unos cien kilómetros al sur de Londres. La vivienda no aparenta actividad comercial alguna.

Mientras, la cuenta en la que se efectuaba el pago fue abierta en una sucursal de Andbank en Luxemburgo. La entidad suiza ha aparecido frecuentemente en los medios de comunicación en España porque es uno de los bancos que usó la familia Pujol para esconder su botín.

Las instrucciones para el pago las dio un despacho internacional de abogados con sede en Madrid y Barcelona, Juarez Asociados, que trabajaba para la familia Messi. Así consta en la documentación que ha podido consultar ABC.

Estructura de los pagos opacos
Estructura de los pagos opacos- ABC

Lamfur pagó desde Uruguay, mientras que otra empresa usó la misma ruta para abonar un convenio pero pagando desde Brasil. Como los pagos se hicieron en dólares y utilizaron un banco estadounidense como intermediario, el Bank of New York Mellon.

El testaferro

Según una información del diario argentino «La Nación», la familia Messi usó esta misma estructura para no tributar por los derechos de imagen del futbolista, lo que le acabó costando la condena a 21 meses de prisión. Messi utilizó como pantalla la sociedad británica Sidefloor Ltd, que tebía como director a un tipo de nombre Ayomide Otubanjo, el mismo que dirigía Hanns Enterprises.

La Fundación Leo Messi ha declinado en dos ocasiones dar su versión de los hechos a ABC: «No vamos a hacer ningún comentario», fue la respuesta.