Internacional

El Balón de Oro se encarece

Con el nuevo sistema de votación, Cristiano y Messi tendrían un galardón menos

Cristiano Ronaldo y Messi, en un Clásico de la temporada 2013-2014
Cristiano Ronaldo y Messi, en un Clásico de la temporada 2013-2014 - AFP

Después de seis años en los que el Balón de Oro se decidía con el voto de seleccionadores, capitanes y periodistas, el veredicto vuelve a ser cosa de la prensa. Esta es la principal novedad que presenta el «nuevo» Balón de Oro tras desvincularse de la FIFA, un cambio que podría poner en riesgo la hegemonía de Cristiano y Messi. En las últimas seis ediciones, de haber votado solamente periodistas, se habrían dado cambios llamativos.

Contabilizando el voto de los medios año por año, y obviando el de capitanes y seleccionadores, Cristiano y Messi tendrían un galardón menos. En la edición de 2010, la primera en la que participó la FIFA, Wesley Sneijder sería el ganador por delante de Iniesta y Xavi. Haciendo las cuentas, el holandés (campeón de Liga, Copa y Champions con el Inter) aventajó en media docena de puntos al manchego, héroe en Sudáfrica. Por contra, Leo Messi, vencedor en aquella ocasión, no estaría ni entre los tres más votados.

En el año 2011, el criterio de los periodistas fue muy parecido al de capitanes y entrenadores. Las victorias del Barça en Liga y Champions provocaron el voto mayoritario en favor de Messi, al igual que en 2012, pese a que la Liga fue para el Madrid y la Champions para el Chelsea.

En 2010, Messi ganó el Balón de Oro por delante de Xavi e Iniesta. Con el voto de los periodistas, el podio habría sido otro: Sneijder, Xavi e Iniesta

En 2013 llega la otra gran sorpresa de este recuento con carácter retroactivo. En aquella edición, el podio lo formaron Cristiano, Messi y Ribéry, en una de las votaciones más reñidas que se han dado nunca. Sin embargo, contabilizando el voto de los periodistas, el galardón se lo habría llevado el jugador francés (campeón de todo con el Bayern de Múnich), muy por delante de Cristiano y Messi. Ese año, capitanes y seleccionadores decantaron la balanza en favor de Ronaldo, pese a no ganar un solo título con el Real Madrid.

En 2014, Cristiano repitió galardón gracias al doblete (Copa y Champions), mientras que Messi y Neuer (finalistas del Mundial), fueron segundo y tercero, respectivamente. Sin embargo, con los votos de la prensa en la mano, Neuer habría quedado por delante del argentino.

Por último, en 2015, año de triplete culé, no hubo disparidad de criterio entre la prensa y los hombres de fútbol (capitanes y seleccionadores). Messi barrió por delante de Cristiano Ronaldo y Neymar se estrenó en el podio del galardón.

Con los votos de la Prensa, Ribéry hubiera ganado el Balón de Oro 2013
Con los votos de la Prensa, Ribéry hubiera ganado el Balón de Oro 2013

¿Por qué se han dado estas diferencias? ¿Por qué capitanes y seleccionadores silenciaron el triplete de Ribéry con un Balón de Oro a Cristiano? Basta con ver una rueda de prensa de Luis Enrique o José Mourinho para comprobar que el criterio de periodistas y entrenadores no siempre coincide. En el caso del Balón de Oro, colisionan primero dos maneras de entender el premio. Hay quien vota pensando en quién es el mejor jugador del mundo, y hay quien vota pensando en quién hizo mejor año (que es el verdadero cometido del premio). Luego, se da otro punto de conflicto, y es la afición de los periodistas por la estadística. Muchos pensaron en 2010: «Si Sneijder, Xavi o Iniesta ganaron más títulos que Messi, ¿por qué el argentino se llevó el Balón de Oro?».

Vota la prensa

«Los periodistas trabajan desde otro punto de vista. Que no es mejor ni peor, pero es distinto», resume Enrique Llena, que votó en las ediciones de 2010, 2011, 2012 y 2013 como seleccionador de Nicaragua. «Los entrenadores nos fijamos en características técnicas... tácticas... en cómo se mueve, cómo desarrolla los conceptos... Es normal que salgan opiniones distintas por eso: porque los periodistas os fijáis mucho en las estadísticas. Está muy bien que un jugador haya ganado mucho y marcado en tal partido, pero nosotros nos fijamos más en otras cosas».

Según dice a ABC, el técnico aragonés lamenta el nuevo formato del premio, que vuelve a quedar en manos de la prensa. Cree que el sistema anterior, con el voto de seleccionadores y capitanes, era más objetivo. «Sé que hay compañeros míos a los que tampoco les gustaba mucho votar», recuerda Llena. «A mí no me importaba, y tengo que decir que era más objetivo antes porque representaba a toda la gente. Se ha impuesto un concepto más periodístico, aunque estas cosas al final son cuestión de dinero. Habrá alguna televisión interesada, querrán organizar la gala por su cuenta... Algo habrá pasado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios