Fórmula 1 | GP de Singapur Maurizio Arrivabene, el capo de Ferrari, detenido durante seis horas en Singapur

El jefe del equipo italiano fue arrestado por tirar una colilla al suelo, una acción muy castigada en el país asiático

Maurizio Arrivabene, en el garaje de Ferrari
Maurizio Arrivabene, en el garaje de Ferrari - Reuters

Maurizio Arrivabene ha permanecido detenido durante seis horas en Singapur después de ser cazado arrojando una colilla de cigarro al suelo, una acción muy castigada en en pais asiático y que conlleva el pago de una multa de 1.000 dólares de Singapur (unos 650 euros).

Según informa el veterano periodista José María Rubio, Arrivabene, un consumado fumador, tuvo que permanecer retenido unas seis horas después de ser cazado por la Policía tirando el cigarro al suelo en la calle.

Singapur es famosa en todo el mundo por su extenso catálogo de prohibiciones en la vía pública, que van desde el lanzamiento de chicles o cigarros a sentarse en unas escaleras mecánicas o comer y beber.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios