Fórmula 1 | GP de MalasiaEspeluznante accidente de Grosjean por culpa de una tapa de alcantarilla

El paso de Bottas la levantó, el Ferrari de Raikkonen pudo evitarla, pero el Haas no y acabó estrellado en las protecciones

Actualizado:

La segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Malasia, que se disputa en el circuito de Sepang, dejó un gran susto a todos los espectadores que la seguían en directo. A pocos minutos para terminar la jornada de ensayos el piloto de la escudería Haas Romain Grosjean sufrió un brutal accidente.

Sin motivo aparente una de sus ruedas reventó y envió su monoplaza de forma lateral y alta velocidad contra las protecciones del circuito entre las curvas 12 y 13. Sin embargo, las sucesiva repeticiones facilitaron una explicación al accidente: una tapa de alcantarilla levantada.

El Mercedes de Valteri Bottas había levantado a su paso una tapa de alcantarilla mal sellada y situada en pleno piano. El Ferrari de kimi Raikkonen pudo evitarla, pero no el Haas de Grosjean, que pasó por encima perdiendo inmediatamente una de sus ruedas traseras y, por tanto, el control del monoplaza.

Afortunadamente el piloto no sufrió ningún daño y pudo salir por su propio pie del coche. Explicó que había sentido «un impacto en la rueda trasera de algo ajeno al coche».

«Perdí la línea de la trazada y el control del coche. Espero que podamos tener un buen coche para el fin de semana. Yo me encuentro bien», comentó.

Con bandera roja en la pista, una vez descubierta la causa del reventón, los responsables de carrera dieron por finalizada la jornada y se dedicaron a estudiar el estado de la alcantarilla para encontrar una solución de cara a las siguientes sesiones.