Bilbao-Manresa Álex Mumbrú no se agota

Partidazo del alero español, que regaló el triunfo al Bilbao Basket con una actuación magnífica a sus 37 años

Álex Mumbrú da las gracias al público por su apoyo
Álex Mumbrú da las gracias al público por su apoyo - ACBPHOTO

El ICL Manresa no tuvo opciones de victoria en Bilbao a causa del poderío mostrado por Álex Mumbrú, que lideró el triunfo del RETabet Bilbao (91-76) con un partido magnífico a sus 37 años.

Mumbrú completó un partido impropio para un jugador de 37 años, un recital de juego que cerró con unos números espectaculares: 22 puntos, 4/6 T3, 8 rebotes, 7 asistencias, 5 robos y 36 valoración. Y eso que falló dos tiros libres al final que le habrían llevado a 40 de valoración. La ovación de gala que le regaló Miribilla, al grito de 'MVP' resume el encuentro del campeón del mundo.

Eric, por su parte, realizó el mejor partido desde su llegada a Bilbao lleno de expectativas y acabó también con unas estadísticas espectaculares: 19, 8/11 T2, 11 rebotes y 29.

El choque fue dominado sin mayores problemas por unos 'hombres de negro' que ya avisaron con escaparse en el primer cuarto (21-13, m.8), tenían más que encaminado el triunfo antes del descanso (36-21, m.14) y rompieron definitivamente el encuentro en el tercer parcial (70-43, m.27).

Además de Mumbrú y Eric, brillaron por momentos entre los de Carles Durán, en los que reapareció en la segunda parte Jonathan Tabu y Javi Salgado también volvió con mucha incidencia en el juego, Scott Bamforth (15) y hasta Tobias Borg (10) en su camino a reconvertirse en base.

Por el Manresa, con Ibon Navarro desesperado en la banda tras alguna ingenuidad de sus jugadores, lo intentaron Joe Trapani (12), Patrik Auda (13) y Marjan Cakarun (8 y 5 rebotes), pero solo en el inicio del choque el conjunto catalán ofreció algo de resistencia.

Si acaso destacar el maquillaje del resultado entre el final del tercer cuarto y el inicio del último parcial, con un 4-18 en seis minutos desde el contundente 72-45 y al más arreglado 76-63.

Pero retomaron el primer plano Mumbrú y Eric y el Bilbao Basket logró de nuevo amplias diferencias que alcanzaron los 21 puntos (89-68) y quedaron en 15 en el resultado definitivo (91-76).

Mumbrú abrió el marcador y unos minutos iniciales igualados en los que el Manresa, de la mano de Cvetkovic, hasta se puso por delante (6-7) a punto de alcanzarse los cuatro minutos de juego, casi coincidiendo con la tercera falta de Hervelle.

No duró mucho el equilibrio en el electrónico ante la entrada en escena de Eric, Bamfoth y hasta Borg, que con 5 puntos seguidos ayudó al primer amago de escapada del RETAbet (21-13) a 2:44 del final de un primer cuarto cerrado con cómoda ventaja local (24-17).

El Manresa se acercó a 24-19 nada más comenzar el segundo cuarto, pero en ese arranque del segundo parcial el Bilbao Basket la directa y, aprovechando una técnica a Andric, entre Nikolic y Salgado provocaron un boquete en el marcador que empezaba a anunciar el triunfo bilbaíno (36-21) sin que se hubiese alcanzado el minuto 14 de partido.

Auda y Trapani trataron de rescatar a su equipo, pero al descanso la diferencia de los de negro seguía siendo lo amplia que se había visto sobre la cancha (48-26).

Un 6-0 a vuelta de vestuarios ahondó en la sensación de partidos sentenciado de la primera mitad (55-36). Y más aún cuando los de Durán superaron los 20 puntos de diferencias todavía con más de 15 minutos por disputarse (64-43).

Hasta a 27 puntos llegó la hemorragia en la zona visitantes (70-43, 72-45) antes de que los visitantes maquillasen hasta por dos veces el marcador hasta el 91-76 final.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios