Once inicial del Atlético en el partido de Liga ante el Alavés
Once inicial del Atlético en el partido de Liga ante el Alavés - EFE
Fútbol

Simeone explota la polivalencia del Atlético

Hasta once jugadores de la plantilla han actuado en más de un puesto, alguno de ellos incluso en cuatro posiciones diferentes

Actualizado:

La victoria 0-1 contra el Alavés ofreció el enésimo ejemplo en esta temporada de la polivalencia, la variedad y la elasticidad del equipo del argentino Diego Simeone en cuanto a sistemas, planteamientos y, sobre todo, posiciones de sus jugadores, de los que once han actuado en diversos puestos en el actual curso.

Su reinvención ha sido casi constante en esta campaña, obligada e indispensable por los condicionantes de un ejercicio que comenzó sin poder inscribir fichajes, continuó con la salida invernal de cinco efectivos (Luciano Vietto, Augusto Fernández, Yannick Carrasco, Nico Gaitán y Miguel Ángel Moyá) y se agravó por unas cuantas lesiones. Sin disponer de todos sus futbolistas para un encuentro oficial durante los últimos 35 choques oficiales, desde el 0-0 del pasado 18 de noviembre de 2017 frente al Real Madrid, y con una plantilla reducida desde febrero a 19 hombres, 17 sin contar a los porteros Jan Oblak y Axel Werner, la solución ha sido remover las piezas para armar un rompecabezas en ocasiones con una compleja recomposición.

El último ejemplo fue la visita de este domingo a Mendizorroza, incluso dentro ya del partido, cuando alteró el 4-4-2 inicial por una especie de 3-5-2, con Sime Vrsaljko como central y con Thomas Partey y Vitolo, con todas las bandas derecha e izquierda, respectivamente, para ellos como carrileros.

«Hicimos un muy buen segundo tiempo, muy firme, y lo que me pone más contento es esta forma de reinventarse durante el partido, de cuatro a cinco, jugar con Vitolo con toda la banda, con Thomas con toda la banda...», decía Simeone al término del duelo en Vitoria y de un triunfo que le afianza en la segunda posición de la Liga.

Once de sus diecinueve jugadores de la actual plantilla han jugado en más de una demarcación concreta en este curso, con el récord para Saúl Ñíguez, con cinco posiciones diferentes: por el medio, por la derecha y por la izquierda en el centro del campo y como lateral zurdo o diestro, incluso, ante el Deportivo este año.

Hasta en cuatro posiciones distintas

En cuatro han actuado Sime Vrsaljko, con los dos laterales, el centro de la defensa en Vitoria o algún contado momento más adelantado en la banda; Thomas Partey, desde el medio centro al lateral derecho, pasando por el interior diestro o la media punta; Koke Resurrección, en cada uno de los puestos del centro del campo, incluida la media punta; y Antoine Griezmann, desde su delantera habitual a cualquiera de las dos bandas o a enganche de Diego Costa.

En tres lo ha hecho José María Giménez, con su puesto natural como defensa central, pero también como lateral derecho en determinados encuentros (con el Athletic, el Leganés o el Chelsea), o como medio centro, donde ya jugó varias veces el curso pasado y donde en el actual ha sido un recurso para los tramos finales de tres de los 53 encuentros disputado ya de este ejercicio.

También Vitolo, por los dos extremos y por el lateral izquierdo, ante el Alavés, y Stefan Savic, por los dos perfiles del centro de la zaga y, a la vez, como recurso en el lateral derecho, mientras que Diego Godín, central por ambos lados, y Lucas Hernández, central y lateral, han jugado en dos plazas.

Igualmente, en un par de posiciones, han disputado encuentros esta campaña Filipe Luis, casi siempre lateral izquierdo y esporádicamente más adelantado por el mismo carril, y ÁngelCorrea, readaptado a la banda derecha esta curso por las necesidades, aunque también con minutos, sobre todo al inicio, en la pareja de ataque. «La realidad son los futbolistas. Eso lo vengo diciendo hace mucho, que tenemos futbolistas que pueden ocupar distintos lugares. Eso nos da la posibilidad a los entrenadores del equipo para poder jugar con estas situaciones. Hablábamos el otro día del sistema con tres atrás y lo volvimos a utilizar, porque lo necesitábamos», dijo.

«Tenemos gente muy rápida. Vrsaljko de central lo habíamos hecho en pretemporada e hizo un partido fenomenal, quizá si me apuras un poco mejor que de lateral, como se lo decía después del partido a él», abundó el técnico de la polivalencia del equipo; en cualquier caso, no improvisada, sino trabajada en el pasado verano.

El mes de julio, en los entrenamientos de pretemporada en Los Ángeles de San Rafael, en la sierra segoviana, a unos 70 kilómetros de Madrid, Simeone ya ensayaba alternativas. Con Giménez o Savic de laterales derechos, con Juanfran de extremo, con Vrsaljko de central... Ya intuía quizá la reinvención que exigía este curso.