Automovilismo

El brutal accidente que no le impidió ganar la carrera

El belga Laurens Vanthoor se llevó la victoria en la Copa del Mundo de GT en Macao pese a estrellarse contra las vallas

El brutal accidente que no le impidió ganar la carrera
- Actualizado: Guardado en:

El belga Laurens Vanthoor se proclamó este sábado campeón de la Copa del Mundo de GT tras imponerse de forma muy polémica en la última carrera del año, celebrada en el circuito urbano de Macao. Vanthoor fue declarado vencedor de la carrera, y por tanto del título, pese a estrellar su Audi R8 de forma espectacular contra las vallas en la carrera decisiva y cuando lideraba la prueba.

La bandera roja que provocó el accidente del belga, sumado al retraso acumulado que ya llevaba la prueba, hizo que los organizadores decidieran no reanudar la carrera y tomar los tiempos de la vuelta anterior al accidente para formar la clasificación. Así, Vanthoor, pese a terminar fuera de carrera, fue proclamado vencedor. El belga, por cierto, pudo salir por su propio pie del vehículo sin ningún daño de consideración, pese a que la brutalidad del accidente pusiese el corazón en vilo a los espectadores.

En otras competiciones, como la Fórmula 1, un accidente de ese tipo significa la exclusión automática del piloto involucrado. No así en Macao, que en virtud de sus excepcionales reglas permitió la estrambótica resolución de uno de los títulos más controvertidos de los últimos años en el automovilismo mundial.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios