Olimpismo

Maider Unda se retira

La luchadora ha puesto fin a su carrera deportiva con un bronce olímpico en Londres 2012 y otro Mundial en Dinamarca 2009, entre otros éxitos

Maider Unda, con su entrenador Luis Crespo, en el acto de su despedida - EFE
EFE - Actualizado: Guardado en:

Maider Unda se ha despedido de la lucha libre, entre lágrimas, Y tras casi 20 años en la elite, en los que ha conseguido numerosos éxitos como la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

En un rueda de prensa que ha tenido lugar hoy en Vitoria, la luchadora alavesa ha señalado que «tenía que llegar el día» y que «la decisión está más que meditada».

Unda ha explicado que concluir esta etapa fue algo que «prácticamente» decidió una vez que terminaron los clasificatorios olímpicos. Después de ser madre aspiraba a lograr una plaza para Río 2016. Al no conseguirlo, decidió que su carrera deportiva «había terminado».

«A primeros de año tuve una rotura de fibras que no había tenido nunca que me hizo pensar, aunque tampoco imaginaba estirar mi carrera más allá de Río», ha confesado.

La laureada luchadora no ha podido contener la emoción al afirmar que «han sido muchos años» desde que comenzó con 9 años en la escuela y que nunca se había imaginado poder alcanzar «el sueño olímpico».

En su despedida ha estado acompañada por la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco, Cristina Uriarte; el director de Juventud y Deportes, Jon Redondo; la coordinadora de Basque Team, Olatz Legarza, y su responsable técnico, Luis Crespo.

«No me voy a cansar de dar las gracias, he sido una afortunada, he vivido mi deporte desde "amateur" a profesional y he alcanzado el gran sueño olímpico que parecía imposible», ha asegurado Unda, quien ha puesto en valor la figura de su entrenador, Luis Crespo, del que ha opinado que «ha sabido trabajar» con ella, le ha apoyado y sobre todo le ha respetado en las decisiones que ha tomado.

Unda ha dado las gracias «a todas las personas» que han estado a su lado y que le han ayudado «a todo» lo que hoy es ya que, según la vitoriana, el deporte le ha formado «como persona». «Gracias a esas personas que han sabido estar a mi lado he conseguido demostrar que se pueden hacer las cosas desde casa y con no tantos medios, pero sí con mucha calidad humana», ha relatado la medallista olímpica que ha desvelado que tiene un proyecto en mente para enseñar «los valores de la lucha libre» en los centros educativos.

Unda ha repasado su carrera profesional y ha admitido que se dio cuenta que podía tener posibilidades «a partir del Mundial de 2007», cuando consiguió una plaza para los Juegos Olímpicos de Pekín.

Tras ese primer éxito llegaron el primer diploma olímpico en China, después la medalla de Londres y, a partir de ahí, se ha movido «entre los cinco primeros del mundo durante unos años».

La luchadora no ha elegido ningún hito concreto de su carrera pero ha destacado «el camino de los momentos no tan fáciles y situaciones críticas con decisiones difíciles» que la llevaron «al éxito».

Como cuando volvió de Madrid, ha añadido, que decidió quedarse en casa y fue cuando empezaron a salir «bien las cosas».

Su entrenador, Luis Crespo, ha insistido en que «ha sido un camino muy bonito» y se ha mostrado encantado de «haber trabajado con una persona única y una profesional excelente». «Ha habido una complicidad absoluta, es la deportista perfecta que cualquier entrenador del mundo quisiera», ha valorado Crespo, que quien ha querido agradecer la implicación de la Fundación Basque Team y de personas como Xabier Leibar, Julen Erauskin y Uxue Zatika.

Además de sus dos participaciones olímpicas, entre sus éxitos también destaca la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Lucha en 2009 celebrado en Dinamarca y tres medallas en el Campeonato de Europa de Lucha entre los años 2010 y 2013 en Bakú, Belgrado y Tiflis, respectivamente. Unda ha sido la luchadora con más títulos nacionales en su palmarés con un total de 14 campeonatos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios