Los Reyes, durante su paseo por las casetas de la Feria del Libro de Madrid
Los Reyes, durante su paseo por las casetas de la Feria del Libro de Madrid - ABC

Doña Letizia, en la Feria del Libro: «Tendré que venir por mi cuenta para que me dejen pagar»

Los Reyes, obsequiados con medio centenar de libros en la feria del Retiro, que inauguraron con el presidente de Portugal

Actualizado:

Los Reyes han inaugurado al mediodía de este viernes la Feria del Libro en el Parque del Retiro de Madrid, y lo han hecho acompañados por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, bajo un sol sofocante, una temperatura de 30 grados y rodeados por una multitud que buscaba desesperadamente una foto, un autógrafo o estrechar la mano con alguno de ellos. Entre el público había muchos turistas, especialmente argentinos, felices de poder ver a los Reyes de España en persona.

Don Felipe y Doña Letizia regresaron a su casa con medio centenar de libros de todos los géneros, pero los responsables de las editoriales no les dejaron pagar ninguno. «Tendré que venir por mi cuenta para que me dejen pagar», comentó Doña Letizia a los responsables de la caseta de la editorial SM, donde le rechazaron el billete de 20 euros con el que intentó abonar dos libros.

En concreto, se trataba de los libros número cinco y seis de la colección «Los futbolísimos», de Roberto Santiago, una obra de fútbol y misterio que arrasa entre los niños (lleva más de un millón vendidos) y que también los leen la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía. Esa misma editorial regaló quince libros infantiles a los Reyes para sus hijas, pero Doña Letizia se interesó también por los «Futbolísimos» y consideró que esos volúmenes los debía pagar, pero no pudo. Los dos que se llevó llevaban por título «El misterio del robo imposible» y «El misterio del castillo embrujado».

Lo mismo les pasó en la caseta 290, donde los Reyes se interesaron por libros de autores jóvenes españoles, como «Cuaderno de campo», de María Sánchez, o «Nieve antigua», de María Sotomayor, entre otros, pero tampoco les dejaron pagarlos. Allí les esperaban la poeta Elena Medel, ganadora del Premio Princesa de Girona, en representación de la editorial La Bella Varsovia; Cisco Bellabestia, por Aristas Martinez; María Sotomayor, de Harpo Libros, y Marcus Versus, de Ya lo dijo Casimiro Parker.

En la caseta de las Paulinas, los Reyes fueron obsequiados con el libro «Recordar siempre mi Primera Comunion», para la Infanta Sofía, y «El libro de los valores para niños» para la Princesa de Asturias. Además, en otra editorial, regalaron a Doña Letizia un libro de meditación para niños.

El Rey se mostró interesado por libros de novela histórica, especialmente de romanos, y también por la obra -ojo a la metáfora del título- «Hommo Deus. Breve historia del mañana», del autor israelí Yuval Noah Harari.

Tras algo más de una hora recorriendo casetas bajo el sol abrasador, acompañados también por el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, los Reyes se fueron al Palacio de La Zarzuela, donde después ofrecieron un almuerzo al presidente de Portugal. Justo antes de abandonar el Parque del Retiro, Marcelo Rebeló de Sousa afirmó que no era la primera vez que visitaba la Feria del Libro de Madrid, pero sí «es la mejor (visita)», «hay de todo» y «la representación portuguesa es muy buena».