Planes diferentes para hacer en días de lluvia por España

Descubrir la magia de una «escape room», vivir la adrenalina en una carrera de karts o disfrutar de una partida de bolos, alternativas para salir de casa cuando el tiempo no acompaña

Actualizado:

Si habías planeado un fin de semana al aire libre y el tiempo no acompaña no pasa nada y como dice el refrán al «mal tiempo buena cara». Cambiamos la excursión al campo por un día de patinaje sobre hielo, una carrera de karts o un divertido «escape room». Son muchas y variadas las propuestas para aquellos que no quieran ponerse el chubasquero en los días de lluvia.

123456
  1. Visitar un museo

    Ya sea en familia, en pareja o en solitario los museos son una de las mejores opciones para hacer en los días lluviosos. El Museo del Prado celebra dos siglos de vida, mediante una exposición que se centra en diversos pintores extranjeros que lo visitaron para descubrir a Velázquez y otros de los grandes maestros de la pintura española. Para quien esté en Barcelona puede acudir al museo Picasso y su colección de 4.249 obras del pintor malagueño y quien esté en Bilbao el Museo Guggenheim, de arte contemporáneo, es la mejor opción. Sin embargo existen otro tipo de museos que por curiosos, extravagantes o simpáticos resultan planes apetecibles para todas las edades. Un ejemplo de ello está en la localidad navarra de Zugarramurdi conocido como «El Pueblo de las Brujas». esta localidad rehabilitó en 2007 su viejo hospital para instalar allí el Museo de las Brujas de Zugarramurdi. Otro ejemplo es el Museo del turrón, en Jijona, (Alicante), que recoge los 500 años de uno de los dulces más antiguos del mundo. Durante el recorrido se pueden descubrir detalles interesantes sobre la fabricación del turrón, así como su promoción y distribución a lo largo de los siglos.

    [Diez de los museos más raros y curiosos de España]

    Los amantes del los trenes no pueden dejar de visitar el Museos del Ferrocarril. Situado en la antigua estación de Delicias de Madrid, un hermoso edificio del siglo XIX, el museo permite acercarse al patrimonio ferroviario de Madrid gracias a una notable colección de locomotoras de vapor. Cuenta con distintas salas (de relojes, de tracción, de infraestructura, de viajes…), que permite al visitante conocer la historia de este medio de transporte. Una de sus joyas es el Tren de la Fresa, un tren histórico que une, en primavera, Madrid con Aranjuez.

    [Seis museos divertidos para visitar con niños]

  2. Esquiar a cubierto

    Esquiar sin estar pendiente de la meteorología es el sueño de muchos aficionados a los deportes blancos. Para ellos las pistas cubiertas son la solución, opciones urbanas que recrean las condiciones de la montaña convirtiéndolas en pequeñas estaciones de esquí abiertas los 365 días. Madrid dispone una de las seis mejores del mundo.

    Madrid SnowZone, la pista de nieve cubierta de Madrid Xanadú y la única de España, además de una de las mayores del mundo, es el lugar de encuentro de los snowboarders y esquiadores de la zona centro de España. Ubicada en el municipio de Arroyomolinos, en la zona suroeste de Madrid, ofrece 18.000 m2 de pistas dentro del Centro Comercial y de Ocio Madrid Xanadú y cuenta con 10.000 plazas de parking descubierto (210 especialmente reservadas para personas discapacitadas) y 500 a cubierto.

    Pista principal, destinada a esquiadores con experiencia, posee una longitud de 250 metros y 55 metros de ancho y un desnivel mayor al 25%. Gracias a un telesquí y un telesilla con capacidad para cuatro personas. Pista de iniciación, cuyas características son 100m de largo y 40m de ancho con una inclinación menor. Esta consta de un telesquí y una cinta transportadora pensada para los principiantes. Existe una Escuela de Esquí para pasar en poco tiempo a la pista principal.

  3. Patinar sobre hielo

    Para un día de lluvia una opción interesante es ponerse los patines y deslizarse sobre hielo. En España hay 18 pistas oficiales abiertas de forma permanente. Madrid, con cinco, es la que posee la mayor oferta seguida de Cataluña y Andalucía con tres, País Vasco y Comunidad Valenciana con dos y Aragón, Navarra y La Rioja con una. De lunes a jueves, normalmente, en estas pistas se ofrecen clases de patinaje y los fines de semana y festivos se abren a sesiones públicas.

  4. Escape room

    Las «escape room» están de moda pero si aún no sabes que son la explicación es sencilla: Varias personas se encierran en una habitación y a través de pistas deben conseguir salir del lugar en menos de un tiempo definido, normalmente una hora.

    Esta actividad lúdica que existe en cualquier ciudad española suele está tematizada y se pueden encontrar para todas las edades por ejemplo en Madrid en MAD Escape Room, existe la posibilidad de hacer la actividad desde los siete años.

    En Las Rozas de Madrid en el túnel del viento Madrid Fly, -otra opción para hacer en días de lluvia-, acoge en sus instalaciones la sala de escape de la mano de Fox in a Box Madrid. La nueva sala «¡El Legado de Mr. Fox!» es una historia de detectives ambientada en una casa victoriana, donde los participantes tendrán 60 minutos para resolver un caso y escapar de la mansión. Adrenalina, ingenio y capacidades de liderazgo son los ingredientes habituales de los juegos de Fox in a Box. En esta pueden participar niños a partir de los 5 años de edad, acompañados por un adulto

  5. Una carrera de Karts

    Para los amantes del motor qué mejor que subirse en un karts en alguna de las pistas cubiertas de España. Una opción es el Karting Indoor Sevilla con uno de los trazados más largos de España con sesiones para adultos, niños y biplaza. Otro ejemplo es el Karting Indoor Burgos, con un trazado de 430 metros que dispone de un puente y un túnel. El Carlos Sainz Center Las Rozas es un circuito indoor de 450 metros de cuerda y doble altura que fue el primero de Carlos Sainz en España. Es un circuito técnico y dinámico, con puente, túnel y curva peraltada. El centro tiene además, un gran parque de bolas, minigolf, paintball o laberinto láser.

  6. Boleras

    Si hace 30 años los bolos era una actividad reservada para unos pocos hoy en día, jugar una partida de bolos se está convirtiendo en algo habitual. La llegada de los centros comerciales y la necesidad de estos de ofrecer planes de ocio para todas las edades ha hecho que este juego tome relevancia en los últimos años. Ir a jugar a los bolos es sin duda un buen plan para hacer en familia o amigos en los días de lluvia. Existen opciones en muchos puntos de España por ejemplo en el Centro Comercial Treas Aguas en Madrid, está Bowling Tres Aguas ; Almería Ten Pin Bowling, Bowling Center Valencia o, en La Coruña, SolBowling Santa Cristina.