Casas donde es imposible olvidar sus leyendas de fantasmas

Un recorrido por edificios con encanto de todo el mundo rodeados de un halo de misterio

Actualizado:

Leyendas de fantasmas, historia para no dormir y extraños sucesos que atormentaron a sus propietarios es lo que ofrecen estas mansiones que un día fueron testigos de muerte y sufrimiento. Desde la casa de Amityville, en EE.UU. hasta el palacio de Linares en Madrid, estas casas y palacios siguen siendo un recorrido habitual entre los amantes de lo paranormal.

12345
  1. La casa de Amityville, en Nueva York

    La casa maldita de Amityville, situada en el número 112 de Ocean Avenue (Amityville, NY), guarda una triste y macabra historia. En esta vivienda de tres plantas, seis habitaciones, salones y amplio jardín con piscina y salida a un embarcadero se hizo famosa en 1974 por ser el escenario de la matanza de la familia DeFeo a manos de su hijo mayor que asesinó con un rifle mientras dormían a sus padres y cuatro hermanos.

    En diciembre de 1975, la familia Lutz decidió comprar la casa para mudarse a vivir allí, sin embargo 28 días más tarde tuvieron que abandonar la residencia a causa de los extraños sucesos que les atormentaban y les despertaban a la hora de los crímenes, llegando incluso a asegurar que una extraña presencia asustaba de noche a los niños.

    Nada de esto se ha podido comprobar e inquilinos posteriores no han descrito ningún tipo de suceso paranormal en la vivienda pero son muchos los turistas que buscan el 112 de Ocean Avenue atraídos por la reciente historia.

  2. Loftus Hall, en Irlanda

    La historia de Loftus Hall, en el Condado de Wexford, Irlanda, se remonta a 1350 cuando la familia Redmond construyó la casa en época de la Peste Negra. Cuenta la leyenda que un caballero llamó a la puerta tras naufragar su barco en la Península de Hook, cerca de la mansión. Acogido por la familia esa noche jugaba a las cartas con Anna Tottenham, la hija del propietario, cuando la joven, atónita, contempló que en lugar de pie tenía pie de caballo. En ese momento el caballero se esfumó por el techo de la estancia dejando un gran agujero en el mismo. Desde ese momento, comenta la leyenda que la joven Anna quedó paralizada muriendo poco después en la misma vivienda.

    Hoy en día, Loftus Hall, nada tiene que ver la con vivienda original que fue derruida y vuelta a levantar más de un siglo después de los acontecimientos descritos pasando a distintos propietarios que ya fuera por sugestión o realidad decían notar la presencia de una mujer joven caminando por la vivienda.

    En 1917 Loftus Hall fue comprada por las Hermanas de la Providencia y se convirtió en un convento y una escuela para niñas y en 1983, fue adquirida por Michael Deveraux que reabrió como «Loftus Hall Hotel» pero cerró sus puertas a principios de 1990.

    Hoy en día, los actuales propietarios ofrece visitas guiadas para aquellos atrevidos que quieran hacer volar su imaginación. Muchos de ellos afirman sentir la presencia de la joven Anna, ¿sugestión o realidad?

  3. Hacienda The Myrtles, en Louisiana

    La hacienda The Myrtles, en St. Francisville, Louisiana, hoy convertido en hotel es el lugar ideal para aquellos que buscan encontrarse con seres del «otro mundo». En esta casa de la época colonial, se vivieron terribles crímenes y cuenta la leyenda que la propiedad está habitada por 12 espíritus, siendo las dos más activas el fantasma de una esclava llamada Cloe que envenenó a sus patrones y fue ejecutada en la propiedad en el siglo XVIII y el fantasma de William Drew Winter, antiguo propietario y también asesinado en el siglo XIX en el interior de la vivienda. Entre los supuestos fenómenos inexplicables dentro de la propiedad se cuentan olores que provienen de la nada, objetos que cambian de lugar y el piano que se toca solo.

    La casa convertida en hotel, permite disfrutar del misterio que rodea la plantación en amplias suite cuidadosamente decoradas para disfrutar del ambiente del siglo XIX.

  4. Mansión Rose Hall, en Jamaica

    La mansión de Rose Hall es en la actualidad una de las joyas arquitectónicas de Montego Bay, Jamaica y año tras año son cientos los visitantes que recorren sus pasillos, escaleras y habitaciones atraídos por la historia de Annie Palmer, La Bruja Blanca, una mujer que, según la historia local, mataba y sacrificaba a todo aquel con le causara algún problema o molestia tanto es así que asesinó a sus tres maridos haciendo desaparecer sus cuerpos por pasadizos secretos. Atormentaba a los esclavos y hacía vudú a sus vecinos.

    Cuando el Parlamento británico abolió la esclavitud una multitud entró en Rose Hall y acabaron con la vida de Annie Palmer pasando a formar parte de la historia local e inspirando literatura para todos los gustos.

    Rose Hall fue restaurado en la década de 1960, con pisos de caoba, ventanas y puertas interiores, paneles y techos de madera. Está decorada con papel pintado de seda impresa con las palmas y los pájaros, adornadas con candelabros y amueblada con antigüedades en su mayoría europeos.

  5. Palacio de Linares, en Madrid

    Frente a la plaza madrileña de Cibeles se levanta el Palacio de Linares, hoy en día Casa de América, uno de los edificios que más han atraído a historiadores, cronistas y curiosos. Sicofonías, misteriosas imágenes y decenas de historias hablan sobre una niña que se pasea por pasillos, escaleras y salones en busca de su madre.

    En «Las rutas del misterio en el Madrid Oculto», Alberto Granados narra la aterradora historia tal y como debió de suceder en abril de 1990 cuando se llevaban a cabo las obras de remodelación para convertirlo en la sede de la Casa de América. El autor entrelaza la historia de lo vivido durante las obras de 1990 con la narración de la leyenda de los primeros habitantes del palacio construido a finales del siglo XIX por el marqués de Linares y habitado por un próspero empresario, Mateo de Murga y su hijo José.

    Cuenta la historia que José enamorado de la hija de una vendedora de tabaco quiso casarse con ella. Tras la negativa del padre esperó a que este muriera para llevar a acabo el enlace. Tiempo después descubrió, a través de una carta que había dejado escrita Mateo de Murga que esta joven era su hija ilegítima. El joven, enloquecido repudió a su mujer y asesinó a su pequeña ocultándola en un cofre tras una pared. Dicen que el espíritu de la pequeña Raimunda deambula por la casa buscando a su madre «¡Mi madre, ¿Donde está mi madre!».