Veinte escapadas en familia para hacer esta Semana Santa

Grandes ciudades, pequeñas aldeas o lugares rodeados de historia para disfrutar de unas vacaciones en familia

Actualizado:

La Semana Santa es una excusa perfecta para aparcar la rutina y viajar a grandes ciudades, recorrer aldeas y descubrir antiguos secretos o disfrutar en familia en la playa o la montaña. Estos son 20 planes para todos los gustos.

1234567891011121314151617181920
  1. Parque Natural de Izki, en Álava

    La Montaña Alavesa. y en concreto el Parque Natural de Izki, ofrece a mayores y pequeños un amplio abanico de actividades donde la naturaleza y el deporte son los protagonistas. El Parque dispone de una red de 15 senderos de extensión y dificultad que se ajustan a las necesidades de cada familia y permiten contemplar cuevas, ermitas, poblados fortificados, caleros, castillos, restos arqueológicos y pequeños pueblos, como Corres, único núcleo habitado en el interior del Parque. Los amantes del golf, pueden probar un campo de 18 hoyos diseñado por Severiano Ballesteros.

  2. Parque Nacional de Cabañeros

    En pleno Parque Nacional de Cabañeros, oculto entre 15.000 metros de bosque húmedo mediterráneo, se levanta el Ecolodge, un alojamiento rural singular junto al embalse de Torre de Abraham. Rodeado de naturaleza las cinco cabañas, algunas en los alto, ofrecen la posibilidad de pasar un fin de semana mágico en familia, donde pequeños y mayores sentirán la libertad de vivir en la naturaleza sin renunciar a todas las comodidades. Además, el lugar ofrece la posibilidad de disfrutar de sus safaris 4x4 para recorrer la «raña» de Cabañeros y sus bosques; rutas a caballo con un guía para descubrir la flora y fauna del lugar o, si prefieres los deportes acuáticos, se pueden hacer safaris en kayak en el embalse de Torre de Abraham.

  3. Hoteles a pie de playa

    Los Apartamentos Royal Son Bou Family Club, en Menorca, se caracterizan por tener una amplia oferta para que los niños disfruten en un alojamiento de playa con un programa de actividades pensado para cada grupo de edad y los padres pueden pasar unos días de tranquilidad y descanso con la ayuda de 20 animadores además de servicio de guardería durante las comidas y cenas.

    Magic Natura Animal, Water Park & Polynesian Lodge Resort

    Alojarse en Magic Natura Animal Waterpark Polynesian Lodge Resort de Benidorm, a unos pasos de Terra Natura, permite participar en safaris nocturnos y diurnos para conocer las maravillas del mundo animal y vegetal; talleres medioambientales y laboratorios de ciencias naturales permitirán a los más pequeños aprender curiosidades sobre la Naturaleza y meterse en la piel de todo un explorador.

    Hotel Jardín Tropical

    Para cuando los niños crecen y lo que se busca es disfrutar en familia en un hotel de lujo, una opción es el Hotel Jardín Tropical situado en la zona privilegiada de Costa Adeje, al sur de Tenerife. Este hotel se convierte en un enclave perfecto que combina una vegetación subtropical junto a la playa, con vistas al Océano Atlántico y a la isla de La Gomera. De inspiración árabe, el hotel tiene toques de estilo Mediterráneo, y se sitúa en primera línea de playa. Además, el complejo cuenta con dos piscinas, una climatizada y otra de agua del mar, además de más de 12.000 m2 de jardines sensacionales con 1.700 especies diferentes de plantas.

  4. Santiago de Compostela

    La ciudad de Santiago constituye por sí misma un lugar cargado de espiritualidad. Centro de peregrinación, encierra en sus edificios el misticismo y la pasión que destila esta época del año. Al esplendor y solemnidad de sus iglesias se une el sonido de tambores y cornetas que repica entre las piedras de edificios centenarios, ya que ofrece un ciclo de conciertos de música sacra y espiritual en las principales iglesias monumentales. Para los que no deseen realizar turismo religioso, su historia, sus preciosas calles y plazas y su gastronomía constituye un motivo más que suficiente para visitarla. Para todos ellos, el Hotel Carrís Casa de la Troya se erige como un gran aliado en la visita a la ciudad. Este edificio rehabilitado que conserva su tradicional piedra compostelana está ubicado en el casco histórico, a escasos metros de la Catedral, y cuenta con 23 coquetas habitaciones, algunas con vistas al imponente Templo, que combinan un cuidado y cómodo diseño con el especial ambiente de las construcciones tradicionales gallegas.

  5. Semana Santa Gastronómica en La Coruña

    La Ciudad gallega cuenta en su haber con grandes atractivos turísticos: la Torre de Hércules, el paseo marítimo más largo de Europa, o playas interminables.

    En Semana Santa, además, las distintas cofradías, hermandades y pasos pintan de color sus calles; pero el viajero que la visite en estas fiestas puede vivir una cita muy especial: «Bo en Boca», el festival gastronómico de las cocinas atlánticas que se celebra del 23 de marzo al 1 de abril.

    [Ocho de los faros más impresionantes de Galicia]

  6. Procesiones de Semana Santa

    Procesión viviente del Viernes Santo de Covarrubias
    Procesión viviente del Viernes Santo de Covarrubias

    Situado en la Comarca de Arlanza (Burgos) y con más de mil años de historia, Covarrubias aúna arte, cultura, tradiciones, naturaleza y gastronomía. Pero si algo llama la atención es su procesión viviente del Viernes Santo. Celebrada ininterrumpidamente desde 1972, participan casi un centenar de actores repartidos por las diferentes estaciones de la Pasión de Cristo, para recrear este vía crucis singular en el que los protagonistas permanecen inmóviles sin articular palabra durante todo el tiempo que dura la escenificación.

  7. Monasterio de Santa María La Real

    Aunar cultura con emoción y entretenimiento es lo que propone el centro expositivo Rom enclavado en el antiguo monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo (Palencia) con unas actividades que se suman a las visitas habituales al monasterio. El 29 y 31 de marzo y el 1 de abril se visitará «la cara oculta del monasterio de Santa María la Real». El viernes 30 de marzo el monasterio será el punto de partida para la ruta «Los pecados capitales del medievo» que recorrerá ermitas e iglesias de la localidad desde Santa Eulalia en Barrio de Santa María, Santa Cecilia en Vallespinoso de Aguilar hasta la iglesia de San Juan de Matamorisca. El mismo día, ya por la noche, a partir de las 22 h. el espíritu del último abad del monasterio, Anastasio de Hircio, volverá a aparecerse a los visitantes para explicarles la historia, las leyendas y la vida del cenobio.

  8. En la nieve

    Día de esquí en familia en Sierra Nevada
    Día de esquí en familia en Sierra Nevada

    Este año, los amantes de la nieve tendrán cientos de kilómetros de pistas abiertas. Cada día las estaciones de esquí tienen más en cuenta a las familias y disponen de áreas infantiles específicas con pistas acotadas donde no pueden entrar el resto de los esquiadores y cintas transportadoras donde tomar las primeras clases de esquí.

    Formigal-Panticosa, por ejemplo, dispone de una amplia oferta con dos Jardines de nieve en los sectores de Formigal (Anayet) y Panticosa. Sierra Nevada ofrece un servicio combinado de Jardín Alpino, donde los niños toman el primer contacto con la nieve en un entorno cerrado, y una «Dreamland», una casa alpina con material didáctico y juegos. En la estación de Baqueira Beret, se ofrecen dos parques de nieve. El primero dirigido a bebés de entre tres meses a dos años y medio y otro para niños de más edad.

  9. Un día en un parque temático

    Los parques temáticos de atracciones ya tienen todo listo para recibir a sus visitantes esta Semana Santa. PortAventura y Ferrari Land, en Tarragona, o el Parque Warner, en Madrid, ofrecen instalaciones renovadas y adaptadas a las distintas edades, desde montañas rusas hasta espectáculos con los que disfrutará toda la familia. Este 2018 PortAventura estrena una nueva área infantil en Ferrari Land que se suma a las once que ya tenía este parque dedicado a la escudería italiana.

  10. Un día entre dinosaurios

    Con el inicio de una nueva temporada, Dinópolis -el parque paleontológico de Teruel- recibe a sus visitantes para recrear el fascinante mundo de los dinosaurios y enseñar cómo y dónde vivieron, de qué se alimentaban y por qué se extinguieron. La familia podrá disfrutar de un paseo por el tiempo y retroceder hasta el Big Bang, revivir la formación de los planetas, las primeras formas de vida y asombrarse con el increíble mundo donde vivieron los dinosaurios hasta su desaparición. Un conjunto de atracciones que harán del viaje a Teruel una auténtica aventura.

  11. De Cabárceno a Estepona, entre animales

    Un día entre animales también resulta emocionante. Para empezar el Parque de la Naturaleza de Cabárceno es un espacio al aire libre de 750 hectáreas de paisaje donde habitan más de 1.000 animales de los cinco continentes. Gorilas, elefantes, tigres, leones, rinocerontes, búfalos, avestruces, grandes reptiles y todo tipo de animales exóticos forman parte de la gran familia de Cabárceno y, junto a ellos, osos, lobos, ciervos y animales domésticos.

    Cabárceno es un pequeño micromundo animal que se puede recorrer en telecabina o a través de sus más de 20 kilómetros de carreteras que surcan todo el parque y que conducen a los diferentes recintos donde viven los animales a través de desfiladeros, rodeando apacibles lagos o bajo sugerentes figuras rocosas.

    En Madrid Faunia y el Zoo Aquarium o Selwo Aventura en Estepona también resultan lugares perfectos donde pasar un día diferente y ver la cara de los más pequeños ante las acrobacias de los delfines, contemplar los temidos tiburones o dar de comer a las cabras.

  12. Quince años de Sendaviva

    El parque de ocio Sendaviva, situado junto al parque natural de las Bardenas Reales, en Navarra, cumple 15 años ofreciendo atracciones, espectáculos y exhibiciones de animales. De cara a esta temporada, que se inició el 17 de marzo, Sendaviva ha renovado la «Mansión Encantada» incrementado los efectos sonoros y visuales en las distintas dependencias; la función del Circo con un nuevo espectáculo, y la exhibición de vuelo de aves rapaces con más de 40 ejemplares. En Semana Santa, el parque abrirá sus puertas del jueves 29 de marzo al lunes 2 de abril, y del viernes 6 al domingo 8 de abril.

  13. Un balneario para toda la familia

    Aquellas familias que quieran disfrutar de un ambiente relajado en Semana Santa pueden valorar la idea de un balneario, aunque hay que tener en cuenta que no a todos se puede ir con niños. Una alternativa es el Balneario de Solares, situado en un extenso parque de árboles centenarios. El histórico y emblemático edificio fue la primera estación termal de Cantabria a principios del siglo XX. Este balneario es ideal para escapadas en familia ya que cuenta con una zona termal infantil para que pequeños y mayores disfruten de los beneficios de las aguas mineromedicinales del manantial que los abastece.

    [Quince balnearios históricos de España que te asombrarán]

  14. Belchite: historia, patrimonio y turismo activo

    Para los que buscan combinar paisajes, historia, patrimonio y turismo activo, una ruta por la comarca del Campo de Belchite, en Zaragoza, es una buena alternativa. La nueva ruta de «Huellas de la Guerra Civil» se adentra por los paisajes de Belchite, Fuendetodos, Azuara, Codo y Plenas para recorrer trincheras, puestos defensivos, galerías subterráneas, campos de refugiados y hasta un campo de aviación en los que la Guerra Civil dejó su huella. En total, diez puntos estratégicos de uno de los episodios clave de la historia de España.

  15. Museo del Vino de Pagos del Rey

    Con el objetivo de ofrecer una alternativa de ocio a las vacaciones de Semana Santa, el Museo del Vino de Pagos del Rey (Morales de Toro, Zamora) lanza un programa de actividades diseñadas para vivir en familia, disfrutando con la cultura del vino. Visitas temáticas con cocina en directo, talleres de cocina infantiles y amplia oferta de horarios y productos turísticos, son algunas propuestas del museo para estas fechas.

    La información de todas las actividades, y las reservas de las mismas, está disponible en Pagos del Rey Museo del Vino y en el teléfono 980 69 67 63.

  16. Ibiza

    La Semana Santa en Ibiza se vive en las calles de las diferentes localidades de la isla donde varias procesiones atraen a fieles y a curiosos. En Ibiza capital se organiza una procesión el Viernes Santo que sale y regresa a la Catedral de Ibiza, que está situada en la cima de la acrópolis de Dalt Vila, casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta procesión cuenta con pasos de todas las iglesias de la ciudad que recorren las empinadas y empedradas callejuelas de la ciudad amurallada.

    En Santa Eulària, el Viernes Santo por la mañana se organiza un vía crucis que llega al Puig de Missa, la iglesia fortificada situada en la cima de una colina que domina la localidad. Por la tarde, sale la procesión que recorre las principales calles del municipio.

    Naturaleza y deporte

    Además de tradiciones y religión, Ibiza ofrece otros atractivos durante las fechas de Semana Santa relacionados con el deporte al aire libre, como la celebración de la XXXI edición de la Ruta de la Sal, una competición náutica de primer nivel que cobrará vida del 29 de marzo hasta el 1 de abril, y que congregará a más de 200 embarcaciones.

    Consta de tres versiones, con salidas desde Barcelona, Denia o Mallorca con llegada siempre en el municipio de Sant Antoni de Portmany.

    Para quien disfruta del deporte en tierra firme, Ibiza también acoge la Vuelta a Ibiza en Mountain Bike BTT durante la Semana Santa, concretamente del 30 de marzo al 1 de abril. Es uno de los eventos deportivos de mayor prestigio de la isla, que siempre agota en pocas horas sus 1.000 inscripciones disponibles.

    Además, Ibiza también ofrece durante estos días la posibilidad de visitar varios mercadillos, reflejo de esta isla llena de vida. El sábado 31 de marzo, el mercadillo de Sant Jordi se convierte en el mejor lugar para intercambiar objetos de segunda mano y curiosidades.

    Para los amantes de la moda, la bisutería y la decoración, el Mercadillo Hippie de las Dalias ya es una cita obligada desde que en 1995 se inaugurara en la carretera de Sant Carles.

    Una agenda que se completa con un guiño para los adeptos al producto local. Cada sábado, de 10:00 a 16:00, el Mercat de Forada permite adquirir productos ecológicos, además de artesanía.

  17. Casas rurales

    La Semana Santa es una de las mejores épocas del año para hacer turismo rural. Tierra del Agua es un complejo dedicado al turismo rural formado por un conjunto de 11 apartamentos rurales independientes entre sí, que se hallan en la localidad de Caleal, en Asturias. Se hallan en el hermoso Parque natural de Redes. Están decorados con el sabor de un alojamiento de montaña de diseño nórdico y cuentan con unas maravillosas vistas al Valle de Caleao. Tiene una capacidad total de 50 plazas.

    Todas las viviendas ofrecen confortables habitaciones, y cuenta con restaurante con unas estupendas vistas y un spa de estilo alpino compuesto por una ducha Finlandesa con vistas panorámicas además de diferentes tratamientos para poder disfrutar de unos días de relax.

    En el corazón de Puebla de Sanabria (Zamora), junto al lago de Sanabria, el lago glacial más grande de España, está el Hotel Rural & Spa Treixas, un acogedor lugar, que en sus inicios fue un antiguo monasterio y que es perfecto para descansar, desconectar y disfrutar de su spa de lujo y sus múltiples tratamientos de belleza que ofrece, así como actividades de ocio y una gastronomía excepcional en su restaurante El Tejo.

    [Así es el lago natural más grande de España]

  18. Oporto. Templos cristianos, bodegas y vino

    Oporto brinda la oportunidad de vivir unas vacaciones en familia y disfrutar de la «Ciudad de los Puentes» pasear por su calles o visitar multitud de iglesias como la Catedral, la iglesia de San Francisco o la de San Lorenzo que merecen la pena por sus atractivos arquitectónicos. Además, la ciudad del vino permite realizar un recorrido por las principales bodegas de la Ribeira, pasear por el Puente Don Luis I y los Jardines del Palacio de Cristal, o dejarse mimar por la gastronomía típica de Oporto, que tiene en el bacalao, en cualquiera de sus formas, su principal exponente.

    Guía completa: [ 48 horas en Oporto, el fin de semana perfecto]

    Para alojarse una opción es el Hotel Carrís Porto Ribeira, en plena zona monumental de Oporto, se antoja como la mejor opción para una escapada a la ciudad. Su reciente remodelación lo convierte en uno de los principales establecimientos de la localidad. Sus toques vanguardistas y colores vivos sumergen al huésped en un ambiente cálido y confortable; además, éste puede disfrutar de un excelente trato y los más modernos equipamientos ya sea en alguna de sus 159 habitaciones, en su restaurante Forno Velho o en el Nomadik Lounge Bar, un moderno espacio, vanguardista y acogedor, en el que destaca una sorprendente terraza interior.

  19. En el Gran Lago del Alqueva

    Al sur de Portugal, entre el río Tajo y el Algarve, se esconde el Gran Lago en el que se ha transformado el embalse del Alqueva, un lugar perfecto para pasar unos días en familia. El de Alqueva es uno de los mayores lagos artificiales de Europa, con 250 kilómetros cuadrados, y abarca unos cinco municipios del Alentejo.

    Las actividades van desde paseos en piragua o en pequeñas embarcaciones motorizadas, cruceros de un día para descubrir la zona, embarcaciones de recreo y tablas de windsurf. En este área del lago también les esperan actividades áreas en helicóptero o en globo.

    Una buena opción para pasar unos días divertidos es alquilar un barco-casa y pasar una vacaciones en total libertad, divertirse en una lancha rápida, hacer esquí acuático o hacer un curso de vela. Además, se pueden descubrir los pueblos pintorescos que hay alrededor del lago -Juromenha, Alandroal, Terena, Monsaraz, Mourão y Moura- en bicicleta, a caballo o por las múltiples rutas para senderistas.

  20. Ámsterdam

    Descubrir Ámsterdam subido a una bici, recorrer sus calles llenas de bares y restaurantes o disfrutar de un atardecer con vistas a los canales fluviales es una opción diferentes para aquellas familias con hijos mayores.

    Para alojarse la propuesta es hacerlo en una antigua Facultad de Zoología, convertida hoy en un hostel con encanto. Generator Ámsterdam conserva la esencia de lo que un día fue: en su salón/bar podrás tomarte una exclusiva cerveza holandesa, que mantiene la estructura de una antigua aula magna. Las habitaciones, con vistas al parque Oosterpark Amsterdam, permitirán a los viajeros «yoguis» hacer el saludo al sol y sentirse en plena naturaleza sin salir de su habitación.

    Generator Ámsterdam en Semana Santa. Estancia del 29 de marzo al 1 de abril, 3 noches en habitación doble Premium, desde 95 euros por persona y día.