Parroquia de Santa María de Sedano (Burgos)
Parroquia de Santa María de Sedano (Burgos) - Hispania Nostra

Dieciséis pueblos de la España vacía donde oír el toque manual de campanas

Este sábado sonarán las campanas de los municipios del Geoparque de Las Loras (Burgos y Palencia) para reivindicar que el toque de campanas forme parte del Patrimonio Inmaterial de la Unesco

Actualizado:

Las entidades Hispania Nostra, Campaners d’Albaida y el Museo Internacional del Toque Manual de Campanas celebrarán este sábado un acto en el municipio de Sedano (Burgos), dentro del Geoparque de Las Loras, para reivindicar que el Toque Manual de Campanas sea declarado por la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Aunque el acto principal se celebrará en Sedano, las campanas sonarán en los 16 ayuntamientos del geoparque de Las Loras, cinco en la provincia de Palencia y once en la de Burgos. La comarca de las Loras está situada al este de la Cordillera Cantábrica. Su paisaje ha sido configurado por antiguos fondos marinos, ríos, la erosión y la intervención humana.

Los 16 municipios de las Loras son: en Palencia, Aguilar de Campoo, Santibáñez de Ecla, Alar del Rey, Berzosilla y Pomar de Valdivia; en Burgos, Valle de Valdelucio, Rebolledo de la Torre, Sotresgudo, Basconcillos del Tozo, Sargentes de la Lora, Humada, Villadiego, Valle de Sedano, Úrbel del Castillo, Montorio y Huérmeces.

Un geoparque es un paisaje con lenguaje propio gracias a la singularidad de su patrimonio geológico. No hay figura de protección pero su reconocimiento por parte de la Unesco es el camino para asegurar su futuro y subrayar el esfuerzo de sus habitantes por crear un atractivo turístico basado en su riqueza geológica. En España se han reconocido trece, incluido el de las Loras.

El Valle del Sedano, en Burgos, es una excelente ruta para cualquier fin de semana, con parada, por ejemplo, en la espectacular cascada de Orbaneja del Castillo. Cerca hay otros pueblos, como Moradillo de Sedano, Sedano, Tubilla del Agua, Covanera o Valdelateja, una tierra poco poblada pero llena de atractivos.

Para conocer bien este geoparque hay que seguir obligatoriamente a la zona palentina. En el páramo de la Lora, en la parte nororiental de Palencia, camufladas entre un paisaje poblado de hayas, acebos, majuelos y algún tejo se esconden entre las rocas abundantes ejemplos de cuevas que marcan el nombre del entorno, el Valle de Covalagua. Bellas manifestaciones plásticas en las que la caprichosa naturaleza da fe de su creatividad con composiciones realizadas lentamente por el curso del agua. Entre ellas, destaca una, la de los Franceses.

El sábado día 21 de abril del pasado año ya sonaron las campanas de España y algunas ciudades europeas con el mismo propósito: llamar la atención de la Unesco. Sus ejecutores fueron los campaneros que mantienen el toque manual. El gran concierto comenzó en Albaida (Valencia), ciudad que ha conservado el toque manual de manera diaria e interrumpida desde el siglo XIII.