El restaurante giratorio situado a mayor altitud del mundo da una vuelta sobre su eje en una hora
El restaurante giratorio situado a mayor altitud del mundo da una vuelta sobre su eje en una hora

El restaurante giratorio más alto del mundo y otros cuatro joyas suizas

Recorrido por las montañas del Valais, en Suiza, en un viaje para esquiadores y para amantes de las montañas

Actualizado:12345
  1. Ernen, los frescos más antiguos de Guillermo Tell

    Refugio de Chäserstatt
    Refugio de Chäserstatt

    Desde el Valle del Ródano se divisa la iglesia blanca de Ernen, escenario de la semana de piano y música barroca en verano que atrae a cientos de visitantes, pero el pueblo viejo merece una visita. De hecho el conjunto ha sido premiado por su perfecto estado de conservación, donde se pueden admirar los frescos más antiguos de la leyenda de Guillermo Tell, el héroe nacional suizo (1578). Están en el Tellenhaus, pero también son muy vistosos el KapuzinerHaus, con sus ventanucos, y la vieja torre con sus mazmorras y su cámara de tortura, y junto al río el puente colgante Goms, de 280 metros de largo, que cruza el Ródano a una altura de 92 metros. Su destino final era el patíbulo de Ernen, donde decenas de brujas fueron aniquiladas en la Edad Media. Subiendo a la cima de la montaña, a unos 7 kilómetros, el refugio Chäserstastt ofrece sauna, magníficas vistas del valle, cerveza y miel, preparadas de manera artesanal y un manjar casero: el «gommer cholera», un pastel de patatas, cebollas, queso, manzanas.

  2. Raquetas de nieve en Binntal

    Peter Mangold, en el Valle del Binn, Alto Valais
    Peter Mangold, en el Valle del Binn, Alto Valais

    Una emocionante excursión con Peter Mangold, montañero de 60 años y barba blanca poblada que nos hace recordar al abuelo de Heidi, y su perro Bo por el Parque Natural de Binntal. Equipados con detector de avalanchas, pico, pala y raquetas de nieve, se cubre un recorrido de tres horas que permite acercarse a las viejas construcciones del valle, rodeadas de nieve, y a los caminos que poblaron, primero, los buscadores de cristal de roca, y que después sirvieron para los contrabandistas de tabaco hasta bien entrado el siglo XX. Peter guía también a grupos en verano y en invierno por una docena de senderos que terminan en Italia. Tours de dos días que cuestan 400 francos suizos cada jornada. Inf: www.alpsaga.ch

  3. Las casas de madera más antiguas de Suiza

    Ernen, en el Valais
    Ernen, en el Valais

    Están en Mühlebach, una pedanía de Ernen (500 habitantes), y cuenta con las construcciones más antiguas del país. Nueve casas que datan de finales de la Edad Media (siglos XIV y XV), la más vieja, de 1381, y otro puñado de los siglos XVI a XVIII. En lo alto del pueblo se alza una pequeña y bella ermita, que destaca en el paisaje nevado, donde se celebran bodas con pocos invitados. Inf: www.ernen.ch / www.landschaftspark-binntal.ch

  4. La gruta helada más grande del mundo

    Descenso a la gruta
    Descenso a la gruta

    Para llegar a la mayor cueva de hielo del mundo tienes que desplazarte a Saas-Fee, famosa estación por sus 155 kilómetros de pistas de esquí, y se accede a esta atracción a través de una galería de 70 metros que conduce por los hielos milenarios del glaciar Fee, cuando has alcanzado ya una altitud de 3.500 metros. La cueva de más de 5.500 m³ de extensión, reformada en 2016, ofrece una profunda mirada al interior del glaciar, donde puedes tocar el hielo milenario de diferentes épocas, asombrarte con una escenificación de lo que sería un alud de nieve con sonidos reales, y admirar diversas esculturas de hielo, como la de Mickey Mouse o un dragón. Al salir de la cueva espera otra sorpresa: Subiendo unas escaleras se llega al restaurante giratorio enclavado a mayor altura del mundo, que ofrece en una hora una vista panorámica de 360 grados del mundo glaciar y montañoso del valle del Saas. El Mittelallalin es, además, el punto de partida para tours de alta montaña, excursiones por los Alpes y glaciares, descensos en esquí hasta el pueblo de Saas-Fee. El precio de la entrada a la cueva es 10 CHF y la jornada de un día de esquí en las pistas de Saas-Fee. 72 CHF, Inf: www.saas-fee.ch

  5. La perla de los Alpes

    Así se le llama a Saas-Fee por ser un pueblo situado a 1.800 metros de altura y estar rodeado de 13 cumbres con alturas superiores a los 4.000 metros. El valle de Saas posee 350 km de senderos temáticos y de excursiones, así como programas de actividades especiales para familias y niños, y cuenta con 22 ferrocarriles de montaña, entre ellos el famoso Metro Alpin, que traslada a a los visitantes al restaurante giratorio. El restaurante giratorio situado a mayor altitud del mundo da una vuelta sobre su eje en una hora, a un ritmo agradable.

    Ya en el pueblo, merece la pena visitar el Museo Saas para descubrir como eran las casas antiguas del valle, los trajes y artefactos tradicionales de la población, minerales, arte religioso, y, sobre todo, para comprobar como el glaciar ha retrocedido considerablemente en metros por el cambio climático en los últimos cien años. www.saas-fee.ch