Patinaje en la naturaleza, en la República Checa
Patinaje en la naturaleza, en la República Checa - CzechTourism

La pista natural de patinaje sobre hielo más larga del mundo

Cinco mil personas patinan cada fin de semana en una pista de 38 km de largo, en la República Checa

Actualizado:

El patinaje sobre hielo en escenarios naturales es uno de los juegos o deportes más reconfortantes del invierno. En algunos espacios esa posibilidad llega cuando no cae la nieve durante las heladas y el hielo queda liso como un espejo. En otras zonas, en cambio, las condiciones están garantizadas por adelantado. Uno de esos lugares es la presa de Lipno, en la región de Český Krumlov (Republica Checa). Gracias a las heladas, cada año entre diciembre y marzo se convierte en la pista de patinaje más larga del mundo.

Las zonas tratadas, entre seis y ocho metros de ancho entre Lipno nad Vltavou y Frymburk y alrededor de Horní Plana, atraen los fines de semana soleados hasta cinco mil personas al día. En condiciones ideales se puede recorrer el tramo récord de 38 kilómetros de largo desde Lipno sobre Moldava hasta Pernek, rodeado de la naturaleza encantadora de Šumava.

Por supuesto, en esta pista al aire libre no cuesta nada patinar. Basta con alquilar los patines, y lanzarse al hielo, o detenerse en algún lugar para tomar algo en los bares de hielo que se improvisan en estas fechas.

CzechTourism
CzechTourism

Más allá de esta pista, también se puede disfrutar del invierno en el lago de la presa Orlík. Las mejores condiciones suelen ser cada invierno en la confluencia de los ríos Moldava y Otava en torno a un castillo gótico de Zvíkov. Cuando llega el frío glacial, se congela todo el lago: casi 200 km de largo. Y alrededor, el castillo de Zvíkov y de Orlik y cinco puentes que son una obra de arte arquitectónica.

A diferencia de Lipno, las pistas de patinaje en la presa de Orlík las regula la propia naturaleza, así que las grandes experiencias están destinadas sólo para los que buscan algo realmente especial.