Olivos milenarios en las comarcas de Els Ports y el Baix Maestrat, en Castellón
Olivos milenarios en las comarcas de Els Ports y el Baix Maestrat, en Castellón

Los pueblos con la mayor concentración de olivos milenarios del mundo

En la Taula del Sénia, una mancomunidad de municipios del norte de Castellón, Teruel y Tarragona, se conservan miles de imponentes ejemplares

Actualizado:

La Taula del Sénia es una Mancomunidad compuesta por municipios de tres comunidades vecinas (Aragón, Cataluña y Comunitat Valenciana) afines por diversos motivos: geográficos, históricos, culturales y lingüísticos. Además, están unidas para impulsar objetivos comunes, como el de poner en valor un importante patrimonio arbóreo único en el mundo como es el de los olivos milenarios.

La Mancomunidad de la Taula del Sénia está formada por veintisiete municipios: tres aragoneses, nueve catalanes y quince valencianos. Su nombre, Taula, punto de encuentro y diálogo, y Sénia, río límite natural entre las provincias de Teruel, Tarragona y Castellón, explica su objetivo principal. El territorio que engloba la Taula del Sénia es la zona con la mayor concentración de olivos milenarios del mundo. Actualmente el censo de Olivos Milenarios o monumentales del Territorio del Sénia alcanza los 4.580 ejemplares. Su presencia configura en el paisaje un mosaico de árboles y piedra seca, conocido como «el mar de olivos».

Dentro del territorio valenciano, en las comarcas castellonenses de Els Ports y el Baix Maestrat, al norte de la Comunitat Valenciana, es donde existe la mayor concentración de olivos milenarios censados, siendo en la segunda donde el número de ejemplares de olivos con más de mil años es más elevado, llegando algunos incluso a los dos mil. Auténticos monumentos vivos, testigos del paso de fenicios, griegos, romanos y musulmanes por estas tierras. Gozan de la catalogación de monumentales a partir de los 3,5 metros de perímetro de tronco, pero hay algunos que rebasan los diez.

En la Comunitat Valenciana están protegidos por la Ley de Patrimonio Arbóreo de mayo de 2006, que prohíbe el trasplante y comercio de este tipo de árboles e impide talar ejemplares de cualquier especie con más de 350 años o que superen los seis metros de perímetro en el tronco, los 25 metros de diámetro de copa o los 30 m. de altura.

El aceite, producto indispensable de nuestra Dieta Mediterránea, la mejor y más sana del mundo, y utilizado con muchos fines desde la antigüedad, es cultivado en toda la cuenca desde tiempos inmemorables.

La variedad de olivera Farga es la más longeva y resistente a las inclemencias del clima. Además, destaca por sus dimensiones y belleza. Sus troncos, modelados por el paso de los años, con formas retorcidas y su grandiosidad, los convierten en verdaderas obras de arte, auténticos monumentos vivos, un legado que ha llegado hasta nuestros días gracias al cuidado y la concienciación de muchos agricultores.

Un tesoro líquido

En la actualidad, su extraordinario e inigualable aceite, especialmente valorado por su gran sabor, propio y diferente al resto, se comercializa para disfrute de los paladares más exigentes.

El aceite de los olivos milenarios del Territorio Sénia, con certificado de garantía, es un tesoro líquido, de color dorado y sabor agradable, equilibrado en todas sus cualidades. Un aceite de oliva virgen extra excelente único en el mundo.

Almazaras y cooperativas con su aceite, y Museos Naturales con Olivos Milenarios, están repartidos por el Territorio del Sénia, que cuentan con recorridos señalizados en los diferentes municipios. Rutas para recorrer a pie, a caballo o en BTT por caminos rurales a través del «mar de olivos», muy agradable y apto para todo tipo de público, con desplazamientos en los que se pueden disfrutar de estos bellos ejemplares milenarios, testigos de siglos de historia de estas tierras.

Las Rutas de los Olivos Milenarios ofrecen la posibilidad de disfrutar de excursiones al aire libre en el norte de la Comunitat Valenciana, donde la cultura, la historia y la gastronomía mediterránea se funden con el entorno natural de los hermosos paisajes en los que se desarrolla, poniendo en valor este importante patrimonio vivo único en el mundo.