Iglesia románica de Santa Cecilia, en Aguilar de Campoo - GONZALO ALCALDE CRESPO

Los pueblos más bellos y desconocidos del románico en España

El norte de la provincia de Palencia está lleno de joyas del arte románico en pequeños pueblos o aldeas

Actualizado:

Palencia es la provincia de España -y seguramente de Europa- más rica en arte románico. El mayor numero de iglesias -más de cincuenta- se encuentra en los alrededores de Aguilar de Campoo, sede este año de la XXIII edición de Las Edades del Hombre, que bajo el título de «Mons Dei» estará abierta hasta el 18 de noviembre en la iglesia de Santa Cecilia y en la Colegiata de San Miguel.

Portada románica de la iglesia de Moarves de Ojeda
Portada románica de la iglesia de Moarves de Ojeda

El norte de la provincia está lleno de tesoros del románico, desde monasterios a pequeñas iglesias. Cuando se contemplan sus portadas y capiteles se entiende que fueron levantadas para la gloria de Dios. Son libros en piedra donde se narra el Antiguo y Nuevo Testamento construidos por artistas que trabajaban la piedra con esmero.

La mayor parte de estos templos han sido declarados Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León. La exposición de las Edades del Hombre ha servido (también) para darlos a conocer. Se pueden agrupar en seis pequeñas rutas.

Ribera de Pisuerga

Destacan especialmemnte dos lugares. Primero, Santa María de Mave, la iglesia de una antigua abadía benedictina que funcionó como monasterio hasta la desamortización de 1836 y que se conserva en su estado primitivo. Pero quizá aún más impresionante es la iglesia de los Santos Justo y Pastor de Olleros de Pisuerga, excavada en la piedra en época mozárabe del siglo VIII (ampliándose en el X y XII) y uno de los mejores ejemplos de arquitectura rupestre de la península con una torre campanario exenta y sepulcros antropomorfos tallados en la misma roca. Su restauración ha sido merecedora de diversos premios. Además, conviene pasar por Becerril del Carpio (San Pedro), Nogales (San Juan) o Pozancos (San Salvador).

Santullán

Revilla de Santullán
Revilla de Santullán

En la iglesia de San Juan, en Villavega, destaca su espadaña románica y su decoración escultórica. En Cillamayor se halla Santa María la Real, donde merece la pena ver la cabecera y los canecillos bajo la cornisa. En Revilla de Santullán aguardan San Cornelio y San Cipriano, con una bella portada con arquivoltas, capiteles y canecillos muy bien labrados. En la portada de acceso el escultor dejó grabado su nombre: «Michael me fecit»; en el arco triunfal destaca un Daniel en el foso de los leones.

Norte del embalse de Aguilar

En Corvio está la Iglesia de Santa Juliana, pequeñita pero con interesante cabecera y, al lado, una necrópolis medieval con figuras esculpidas en la roca. En Matamorisca destacan las pinturas murales de San Juan Bautista. En Villanueva de la Torre, Santa Marina, situada en las afueras del pueblo, donde sobresalen la cabecera y los capiteles. En Matalbaniega se alza la iglesia de San Martín. Tiene setenta canecillos con multitud de motivos, entre ellos algunos eróticos. El canecillo es la cabeza de la viga que asoma al exterior y soporta la cornisa.

Cervera y alrededores

San Salvador de Catamunda
San Salvador de Catamunda

En San Cebrián de Muda está la iglesia de San Cornelio y San Cipriano. Y en Cervera de Pisuerga, Santa María del Castillo, al pie de la fortaleza a la que debe su nombre. Pero la más importante es la colegiata de San Salvador, en San Salvador de Cantamuda, dentro del Parque Natural de las Fuentes Carrionas. Destaca la esbelta espadaña y un rollo jurisdiccional del XVI.

La Ojeda

En San Andrés de Arroyo está el monasterio cisterciense de Santa María, donde no hay que perderse la iglesia con numerosas marcas de cantero, la sala capitular y el claustro con su famosa columna floreada. En Moarves se puede ver la iglesia de San Juan Bautista. El apostolado de la portada es una de las joyas del románico palentino. Y en Perazancas destaca la ermita de San Pelayo, uno de los templos más antiguos de Palencia que conserva la lápida fundacional de 1074 y unos frescos extraordinarios.

Sur del embalse de Aguilar

Ermita de Santa Cecilia en Vallespinoso de Aguilar
Ermita de Santa Cecilia en Vallespinoso de Aguilar

Santa Cecilia, en Vallespinoso, está aislada sobre una peña con un friso con el único calendario en piedra de Palencia y un capitel central. En una aldea de Barrio de Santa María están la iglesia de la Asunción y la ermita de Santa Eulalia, con pinturas del Juicio Final, las mejores del románico palentino (a la derecha los que se salvan y a la izquierda los condenados), y extraordinarios herrajes románicos de la puerta.