Samsung Galaxy Fold desmontado
Samsung Galaxy Fold desmontado - iFixit

El Samsung Galaxy Fold es un teléfono «alarmantemente frágil»

«iFixit», expertos en destripar terminales, parecen saber cuáles son las causas exactas por las que la pantalla del teléfono flexible falla

Actualizado:

El Samsung Galaxy Fold es el primer móvil plegable de la historia. Pero también se ha convertido en todo un hito por haber «pinchado» antes de salir a la venta. La firma surcoreana anunciaba, a principios de esta semana, que cancelaba su estreno debido a los problemas que había presentado el terminal en su pantalla durante los primeros testeos del «smartphone» por parte de periodistas estadounidenses.

Samsung no ha detallado cuál es realmente el problema del Galaxy Fold que parecía ser el móvil perfecto tras ocho años de investigación. No se sabe cuándo saldrá al mercado ni las mejoras a las que será sometido pero, por suerte, los chicos de « iFixit», expertos en destripar terminales, parecen saber cuáles son las causas exactas por las que la pantalla del teléfono flexible falla.

El Samsung Galaxy Fold cuenta con una pantalla OLED creado por la propia compañía. Este tipo de paneles, en cuanto a calidad de imagen, son mejores. Pero al mismo tiempo son más sensibles. Por ello, no resulta descabellado que un terminal con una pantalla de este tipo y, además, plegable, cuente con un «extra» de seguridad.

Sin embargo, según «iFixit» no es así. Los paneles OLED suelen llevar en los «smartphones» un Gorilla Glass para protegerlos. Pero incluirlo en un panel flexible no es posible. Por ello, Samsung decidió cubrirlo con una capa de plástico que fue la que retiró el periodista Mark Gurman durante su testeo. Esta película protectora, según la compañía, protege de arañazos al terminal y jamás debe retirarse. Gurman lo desconocía. Y es muy probable que los usuarios que hubieran comprado el Galaxy Fold también.

«El uso de esta capa de plástico en lugar del vidrio significa que es mucho menos probable que esta pantalla se rompa, pero a juzgar por los datos iniciales, existen muchas formas de que esta pantalla falle», explica «iFixit». Por eso, concluyen que «la falta de protección y la fragilidad de la pantalla principal significan que casi con total seguridad toque reemplazar la pantalla en poco tiempo, una reparación costosa».

Quizás esta sea una de las razones por las que el Galaxy Fold fallara con solo un día de uso. Aunque en, este sentido, cabe recordar que el terminal no es resistente al agua o al polvo. Si a ello le añadimos que la pantalla puede averiarse por culpa de una viruta de polvo, tal y como denunció «The Verge», solucionar el panel es aún más urgente.

Los chicos de «iFixit» aseguran también que entre la pantalla y el borde del terminal hay un espacio de 7mm, lo suficiente para cualquier pequeña mota de polvo entre y averíe la pantalla.

El espacio de 7mm. entre la pantalla y el borde del teléfono
El espacio de 7mm. entre la pantalla y el borde del teléfono - iFixit

La bisagra, que es la «culpable» de ese espacio entre la pantalla y el borde del terminal, es otro de los elementos que está en el ojo del huracán. «Samsung dice que doblaron estos teléfonos más de 200.000 veces y con este sistema de bisagras no lo dudamos. Pero, tal vez los humanos no son tan suaves como los robots de Samsung», apuntan los expertos, que añaden que el «estrés» al que estas piezas se someten acaben requiriendo «un reemplazo eventual».