Los gadgets más esperados de 2019

Samsung aprovechará el décimo aniversario de la gama Galaxy para anunciar a su sucesor, aunque también se prevé el debut de su primer móvil flexible, un concepto en que trabaja Oppo, al tiempo que puede desvelarse la PlayStation 5

MADRIDActualizado:

1. Samsung Galaxy S10

PHONEARENA

Es el año del décimo aniversario de la galaxia surcoreana. Motivo para hacer algo rompedor. Samsung lo está preparando porque se espera con muchas ganas. Todavía no se sabe nada sobre sus capacidades, pero los rumores han venido aireando algunas de sus características.

Todo apunta a que se presentará en una fecha alrededor de la feria Mobile World Congress de Barcelona, que se celebrará a finales del mes de febrero. Lo que se ha filtrado sirve, al menos de momento, para hacerse una idea de cómo será. Por lo pronto, su estética puede no ser tan innovadora como podría parecer. En los últimos años, la firma ha logrado diseñar un teléfono elegante y bonito en el que ha aprovechado hasta la mínima expresión la superficie.

El resultado fue que desde las dos últimas generaciones ha logrado producir un móvil apenas sin marcos ni bordes, una tendencia al alza en el mercado, pero que ha cuajado su propia personalidad. Mientras la industria se plegaba a la controvertida pestaña o «notch» a raíz del éxito del iPhoneX el pasado año, Samsung ha seguido en sus trece. Y posiblemente lo volverá a repetir, aunque con ciertos cambios; va a «agujerear» las pantallas para colocar ahí, de manera discreta, las cámaras y sensores. Todo ello permitirá, en principio, llevar la relación de aspecto a un nuevo nivel. Es decir, sin casi bordes laterales ni superiores o inferiores.

Vendrá, según vaticinan los analistas, en tres tamaños, de 5.8, 6.1 y 6.4 pulgadas, siguiendo la estela de Apple en el presente curso. Lo que se cree es que cada modelo tendrá su propia denominación: Galaxy S10 Lite, Galaxy S10 y Galaxy S10 Plus, respectivamente. Ofrecerán capacidades de 128 GB y una versión configurable hasta 1 TB.

Otra de las propuestas que se barajan viene de su apartado fotográfico. Aunque no será el primero en contar con esta fórmula (Huawei lo hizo antes e, incluso, Samsung lo ha llevado a uno de sus móviles de gama media), la marca asiática puede incorporar hasta tres cámaras traseras, aunque hay informes que apuntan hasta cinco lentes.

Una de sus principales novedades puede encontrarse en la seguridad biométrica. El próximo buque insignia de Samsung puede estrenar sensores ultrasónicos de huellas dactilares, de tal forma que será aún un sistema más rápido y seguro. Al contrario que su rival Apple, que en sus nuevos modelos ha prescindido totalmente de esta tecnología, la firma surcoreana puede darle una vuelta el próximo año. Será uno de los primeros en ser compatible con las futuras conexiones 5G.

2. iPhone XS 2018

Dado que Apple suele presentar sus teléfonos en otoño, todavía es demasiado pronto para hacer cábalas acerca de su sucesor, pero ya que estamos; posiblemente el gigante estadounidense ya esté pensando en cómo será el próximo iPhone. Por supuesto, no ha trascendido absolutamente nada. Es demasiado prematuro. Lo lógico es que, ya que esta temporada se ha dedicado a la generación «S», que se ha empleado tradicionalmente para modificar algunos aspectos internos pero manteniendo su estética, todo hace sospechar que puede sacarse un as debajo de la manga en 2019. Lo que no se sabe es lo que es.

Los terminales de esta temporada, iPhone XS y iPhone XS Max, han vuelto a apostar por ese diseño casi sin bordes que hizo debut la pasada campaña con el iPhone X. Es difícil prever si habrá un cambio estético radical, pero cualquier cosa es posible. Si atendemos a la estrategia de este año, habrá tres modelos diferenciados por tamaños, uno de ellos con otro tipo de pantalla: en lugar de tecnología OLED será LCD.

En cuanto a los nombres, poco se ha hablado hasta la fecha, pero ya empieza el baile de rumores y algunos son singulares: desde iPhone XS1, iPhone X1, iPhone 9 o iPhone 11. El próximo años, además, Apple puede estar en condiciones de desterrar su conector propietario Lightning para pasar, definitivamente, a los puertos USB-C. Una decisión que tendría sentido puesto que ya ha llevado a otros productos de su catálogo este tipo de conectores. Lo que sí se da por hecho es que se renovará el microprocesador; su cerebro puede llamarse A13. No será muy diferente al de ahora, pero sí más potente.

Otra de las posibilidades es la compatibilidad con Apple Pencil, el lápiz óptico que forma parte de la experiencia del iPad Pro. Lo que los aficionados desean también es algún tipo de mejora en sus cámaras, puesto que pese a que esta temporada se han afinado los resultados gracias a un sistema HDR inteligente, tampoco ha supuesto grandes cambios respecto a generaciones anteriores.

3. Asus Zenfone 6

HDblog International

La firma asiática también renovará alguno de sus principales teléfonos. La idea que más fuerza está teniendo en estos momentos, a tenor de ciertos analistas, es que el dispositivo se sumará a la corriente de las triples cámaras, iniciada este año por Huawei. La promesa para articular este concepto de fotografía móvil es lograr varios modos de disparos que van desde mejorar el modo retrato, hacer mejores zooms y gestionar las imágenes en condiciones de baja iluminación.

Otro detalle que parece estar atado es la reducción de la pestaña o «notch», consiguiendo así una mayor relación de aspecto, aunque colocando la cámara de manera asimétrica en un lateral del panel. Ganando así más espacio en la pantalla se acercará a los diseños de sus rivales Xiaomi Mi Mix 3 o OnePlus 6T. La seguridad biométrica se encargará un sensor de huellas ubicado en la parte posterior, según se aprecia en las primeras imágenes filtradas.

Lo que tampoco está claro es si finalmente mantiene el conector de auriculares de 3,5 milímetros. Sí tendrá, en cambio, clavija USB-C desde donde recargar la batería. No ha trascendido prácticamente nada de sus prestaciones técnicas, pero se espera que albergue los próximos microchips Snapdragon 855 de Qualcomm. Las previsiones apuntan a su llegada durante el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona.

4. Moto G7 Play

También se ha filtrado en las últimas semanas los diseños industriales y supuestos prototipos del nuevo dispositivo de la firma norteamericana. Con el tiempo otras firmas originarias de China le han superado. Hasta hace bien poco producía móviles muy competentes y equilibrados que por calidad-precio solía estar siempre entre las recomendaciones.

Aunque con el G6 han vuelto a esos niveles, el fabricante aspira a renovar sus dispositivos apostando, de nuevo, por la gama media. Lo que se espera para el próximo año es que aparezcan tres versiones, el Moto G7 -versión digamos «normal»-, el Moto G7 -de tamaño más grande- y el Moto G7 Play -una versión económica-.

Este último, precisamente, ya ha empezado a tocar la puerta de los rumores. Se cree que seguirá con una única cámara en su parte posterior e integrará el microchip Snapdragon 632 para procesar toda la información. Sus dos hermanos, de mayores prestaciones, contarán con procesadores más potentes. El lector para huellas dactilares continuará en la parte de atrás y, entre algunas mejoras, tendrá una mejor batería (2.820 mAh). Puede estar listo para principios del año o, al menos, para su debut durante la feria de móviles de Barcelona.

5. Un móvil plegable de Oppo

PhoneWorld

La firma china prepara varios móviles muy distintos para 2019. Uno de ellos, que presumiblemente se desvelará en el Mobile World Congress de Barcelona, será un prototipo de teléfono plegable. Es un tendencia en la que también trabaja Samsung, aunque todavía se desconoce realmente si de verdad serán productos funcionales y útiles.

La gracia de esta idea se encuentra en las capacidades de las pantallas flexibles que se están desarrollando en estos momentos. Una innovación todavía muy verde pero que firmas como Oppo ya piensan en llevarlo a un móvil-tableta. Es decir, todo apunta a que se podrá doblar como un libro gracias a una bisagra especial. Así, los usuarios se encontrarán con la posibilidad de tener un móvil de unas 5 pulgadas pero, abierto, la superficie se agrande hasta las siete u ocho pulgadas.

6. Samsung Galaxy X

Trusted Reviews

Samsung es la empresa que más interés parece tener en esta tecnología de móviles flexibles. De momento ya se conocen algunos detalles de su interfaz. La compañía presentó recientemente Infinity Flex Display, el software específico para que un «smartphone» compacto se despliegue, apareciendo una pantalla envolvente de mayor tamaño para realizar múltiples tareas y visualizar el contenido.

La promesa es ofrecer un nuevo tipo de experiencia en el móvil que permite a los usuarios hacer cosas que no podrían hacer con un «smartphone» convencional. La experiencia con las aplicaciones permitirá una transición fluida de la pantalla pequeña a la pantalla grande al desplegarse el dispositivo. Los usuarios pueden navegar, visualizar contenidos, conectarse y realizar tareas de forma simultánea sin quedarse atrás, usando tres aplicaciones activas simultáneamente en la pantalla grande.

Este dispositivo aúna la tecnología AMOLED, que ofrece paneles flexibles y resistentes, con avances de diseño como el lateral «edge» y la pantalla infinita. Como ha informado la compañía durante la conferencia de desarrolladores, la producción masiva de este nuevo dispositivo comenzará en los próximos meses.

7. Sony XZ4

Andro4all

La firma japonesa se ha lucido esta temporada con un terminal, el XZ3, que se suma a la corriente de las pantallas casi sin bordes. Aunque ha conservado su propia personalidad, como la existencia de una única cámara, no le ha valido para conquistar al gran público.

Para 2019 puede renovar esa fórmula pero llevándola a un nuevo nivel. El XZ4, según los primeros detalles filtrados, puede ser un móvil de diseño similar a los iPhone XS y con una ficha técnica de infarto: 6 GB de memoria RAM y el nuevo microchip Snapdragon 855 de Qualcomm.

El buque insignia de la firma asiática, a tenor de las primeras filtraciones, vendrá en dos configuraciones distintas en su capacidad (64 y 256 GB). Todo apunta a que tendrá una pantalla de 6.5 pulgadas, con el lector de huellas dactilares ubicado en un borde. En cuanto a su batería, se habla de 3.900 mAh y es posible que mantenga una sola cámara móvil. Se verá lo más seguro en la feria de Barcelona.

8. Huawei P30

proandroid

Es otra de las balas más seguras de la temporada. Huawei, que ha crecido asombrosamente en tres años, puede estar en condiciones de renovar uno de sus buques insignia. Y puede hacerlo, según las primeras filtraciones, llevando el apartado fotográfico hasta el siguiente nivel: con no una ni dos ni tres; con cinco lentes en la cara posterior. Lo nunca visto hasta ahora.

Pero además de las lentes, el próximo móvil puede estrenar el microchip Kirin 980, de fabricación propia, así como 8 GB de memoria RAM que, visto lo visto, puede lograr un desempeño asombroso. También se ha especulado en torno a la posibilidad de que soporte la tecnología 5G. Algo que tendría sentido puesto que la empresa china es uno de los principales proveedores de redes de telefonía móvil.

9. PlayStation 5

Para entonces, la consola de sobremesa PlayStation 4 habrá estado en el mercado la friolera de seis años. Una generación completa que estaría al nivel de los anteriores ciclos de renovación. La PlayStation 3 se mantuvo durante siete años. Sony, empresa desarrolladora de la plataforma, puede anunciarla de manera oficial durante un evento independiente después de haber rechazado su presencia en la próxima edición de la feria de ocio electrónico E3 de Los Ángeles (EE.UU.), que se celebrará en junio.

Esta decisión es la que ha hecho levantar las sospechas de la llegada del equipo. Eso sí, puede tratarse únicamente de un simple anuncio: su lanzamiento oficial se produciría ya para 2020. Pero el equipo puede aparecer con muchos cambios. Por lo pronto, el catálogo de videojuegos debe ser espectacular. Su debut debe estar a la altura de las expectativas, con lo que todo apunta a que los títulos «Death Stranding» y «Cyberpunk 2077» aparecerán en la próxima consola.

En cuanto a sus capacidades técnicas, se ha especulado de todo. El negocio de los videojuegos ha ido variando en los últimos años con los servicios digitales y las conexiones a internet. Los títulos multijugador están en la lista de más vendidos, por lo que es posible incluso que la compañía nipona se ponga manos a la obra para desarrollar una mejor tecnología de «streaming» o servicios en la nube. No se descarta que tenga, como mínimo, 1 TB de capacidad.

Vendrá -aseguran los primeros analistas- con procesadores Ryzen, fabricados por la multinacional AMD, con capacidades para reproducir imágenes a calidad 4K y a 60 imágenes por segundo. Y el próximo mando de control, Dualshock 5, puede incorporar un sistema de carga inalámbrica o, incluso, una pequeña pantalla.

10. OnePlus 7

La llegada del OnePlus 6T ha supuesto una grata sorpresa no solo para la firma china, sino para la industria en general. Ha sido, por méritos propios, uno de los mejores móviles del año, pero su continuación puede estar cerca.

Más de lo que se cree. Es una política extraña renovar los productos cada nueve meses, pero con esta estrategia se garantizan introducir algunas funciones interesantes. La última, el sensor de huellas debajo de la propia pantalla, con lo que se ha adelantado a otros rivales como Apple y Samsung.

Directivos de la compañía ya han confirmado públicamente que se prepara para 2019 (¿mayo?) con su nuevo terminal, que podría tratarse de OnePlus 7. Un dispositivo, según los primeros rumores, preparado para redes 5G y con un módulo trasero para alojar tres lentes.

11. Nokia 9

La otrora reina de la telefonía quiere volver a recuperar posiciones con un terminal solvente y muy potable para los consumidores exigentes. Su posible llegada puede ser, incluso, durante la próxima feria CES 2019 de Las Vegas, que tiene lugar en enero.

Pero lo que se da por hecho es que va a marcar un punto de inflexión en la industria, llevando su cámara a un nuevo nivel. Para ello, prometen varios analistas, contará con un módulo de 5 cámaras traseras en una extraña ubicación en forma de colmena. Lo nunca visto, en caso de que finalmente llegue al mercado. A nivel técnico, también se espera que cuente con procesadores más avanzados de Qualcomm.