Una mujer posa con un teléfono de la marca surcoreana
Una mujer posa con un teléfono de la marca surcoreana - REUTERS

Bixby quiere ir más allá del móvil y dejar de ser un fiasco: Samsung prepara su propio altavoz inteligente

Por ahora se desconocen algunos aspectos como su diseño y disponibilidad, pero el «gadget» aspira a hacer frente a otros rivales como Amazon Echo o Google Home

MADRIDActualizado:

La voz quiere ser un elemento más complementario dentro de la relación humano-máquina. Ante los avances en materia de aprendizaje automático y reconocimiento de audio, los asistentes virtuales empiezan a saltar del teléfono móvil a otros lugares.

Algunos vienen en forma de altavoz inteligente, como Amazon Echo, Google Home o Apple HomePod, pero en un futuro, probablemente, formen parte de la jungla de aparatos conectados que estén a nuestro alrededor. Y en esa batalla quiere reforzarse Samsung, cuyo software, Bixby, aunque no ha tenido el debut soñado, puede llegar a ser el corazón de un dispositivo para el hogar.

Según desvela el medio «Wall Street Journal», la firma surcoreana trabaja en un proyecto secreto, bautizado internamente como Vega, que pretende seguir la estela de la era del «Internet de las Cosas» que propone un mundo hiperconectado. La idea es que su asistente virtual también esté dentro de un altavoz inteligente que, al igual que sus rivales, puedan controlar algunas funciones del hogar con solo utilizar comandos de voz.

STATISTA
STATISTA

Por el momento, se desconocen otros aspectos como su posible diseño o sus especificaciones técnicas, así como tampoco una fecha de disponibilidad. El mercado de los altavoces inteligentes aún no ha despegado. Sus escasas compatibilidades, aprovechar las potencialidades de los «smartphones» o el limitado uso de otros idiomas al margen del inglés son algunos frenos actuales. Además, las compañías se enfrentan al tratamiento de la información recibida y el uso de los datos personales de los usuarios.

Con este «gadget», Samsung aspira a sacudirse los problemas derivados del fiasco en el debut de Bixby cuando se comercializaron sus nuevos buques insignia, Galaxy S8. El asistente estaba llamado a ser una de sus opciones estrellas, pero ni su disponibilidad ni la maytoría de funciones prometidas estuvieron realmente listas. Ahora, la firma asiática tiene una oportunidad para resarcirse y, además, intentar desbancar al resto de sus competidores, aunque no tiene en su mano el factor tiempo.

Aunque se trata de un mercado en auge, los altavoces inteligentes existentes en la actualidad no responden a criterios estandarizados. Cada marca introduce sus propias propuestas y lo sincroniza con sus servicios adicionales. Como es lógico, por otra parte. Alexa, el software utilizado por Amazon para sus dispositivos Echo, es uno de los más avanzados en estos momentos. Ha alcanzado las 15.069 funciones en Estados Unidos, según datos de Voicebot, aunque esos datos no suponen que se trate del asistente más avanzado.

De hecho, el informe «Rating the Smarts of the Digital Personal Assistants» pone de manifiesto que Assistant (Google) es el software de asistencia que más cuestiones de conocimiento general es capaz de responder (68,1%) y el que más aciertos alcanza (90,6%). En segunda posición se encuentra Cortana (Microsoft), con un 56,5% de respuestas y un 81,9% de coincidencias, seguido de Siri, el más conocido de todos al tratarse de Apple. En las pruebas solo fue capaz de contestar el 21,7% de las veces con un nivel de acierto del 62,2% de las ocasiones.