La muestra posee nuevas incorporaciones
La muestra posee nuevas incorporaciones - RAÚL DOBLADO

Exposición de Murillo: «La mirada de la santidad»

La Catedral de Sevilla amplía su oferta artística con una muestra renovada

SEVILLAActualizado:

Casi 800.000 personas han disfrutado desde el pasado diciembre de esta catequesis textual y visual de la mano del artista sevillano. «Murillo en la Catedral. La mirada de la santidad» es la exposición con la que se pretende redescubrir a Murillo como pintor de la Catedral hispalense. El tema principal de la exposición muestra la vida de los santos sevillanos, aunque también quiere poner en valor el Misterio Concepcionista del artista y por supuesto recalcar el valor de la Catedral como «conservadora» de la obra pictórica en sí y de los lugares para los que las obras fueron realizadas.

La colección que lleva en exposición desde diciembre, ha completado su oferta pictórica con obras nuevas, algunas, regresan al templo, como «El Ángel de la Guarda» y «La Beata Dorotea» que se encontraban en otros enclaves destacables de la ciudad como son el Museo de Bellas Artes y el Ayuntamiento.

Las dos reincorporaciones pictóricas son el «Ángel de la Guarda». Esta obra fue pintada hacia el año 1665 para el Convento de Capuchinos pero no llegaría a la Catedral hasta 1814 como obsequio de los frailes al Cabildo en agradecimiento a su defensa incesable del patrimonio del Convento durante la invasión francesa. Por otro lado «La venerable madre sor Francisca Dorotea» fechado en 1674 llegó a la Catedral catorce años más tarde como donación del canónigo Juan de Loaysa. En cuanto a obras textiles se ha sustituido el «Tapiz Filipino» por el «Tapiz de la Montería» datado del siglo XVI, que consta con majestuosos bordados de hilo de seda y en la que se representan motivos animales en relación con la caza. Como anécdota, este tapiz no se contemplaba desde la boda de la Infanta Elena en la Catedral, por lo que es una oportunidad única para visitarlo. Además, tras un minucioso proceso de recuperación de la pintura y bordados, se ha expuesto el «Simpecado Concepcionista» obra maestra del artista sevillano del siglo XVIII.

Asimismo se ha ampliado la colección de documentos, que reúne más de 40 escritos y grabados originales procedentes de los archivos capitular y arzobispal y de la Biblioteca Colombina.

Con esta renovación y ampliación de la colección de la Catedral se nos presenta una verdadera oportunidad para acercarnos a contemplar la obra de la artista y a impregnarnos de la vida y religiosidad de Bartolomé Esteban Murillo.

Si eres de Sevilla o de la provincia estás de suerte ya que eso significa que la entrada te será completamente gratuita. Se puede visitar los lunes de 11:00 a 15:30, de martes a sábado de 11:00 a 17:00 y los domingos de 14:30 a 18:00, aunque podrían sufrir modificaciones por celebraciones litúrgicas.