Alberto Chicote junto a Juanete en 'Pesadilla en la cocina'.
Alberto Chicote junto a Juanete en 'Pesadilla en la cocina'. - MEDIASET
TELEVISIÓN

'Mosto Tejero', Chicote y un programa que da vergüenza ajena

Nueva temporada de 'Pesadilla en la cocina' con un famoso bar de Jerez como protagonista de un espectáculo guionizado y pasado de vueltas

Actualizado:

El regreso de Alberto Chicote y 'Pesadilla en la cocina' ha sido un éxito rotundo a nivel de audiencias. De hecho, durante toda la madrugada y todavía durante la mañana del viernes su esperada vuelta ha sido tendencia en Twitter.

La razón no ha sido otra que la de asistir a un bochornoso espectáculo guionizado en la actualmente cerrada venta 'Mosto Tejero' en Jerez de la Frontera. Como ocurre siempre en el programa, Chicote acude a un establecimiento al que le va mal, que respeta poco (o nada) las normas de sanidad, e intenta reflotarlo.

En esta ocasión, aunque al final del episodio vemos a la venta remodelada, funcionando y con la carta cambiada, hay que decir que 'Mosto Tejero' está cerrado desde que el pasado verano se le embargaran los terrenos al dueño.

Lo que queda de la venta a día de hoy son los comentarios de los clientes en TripAdvisor, que dejan muy a las claras que se trataba de un local con muchas carencias.

De 35 opiniones, 15 califican al establecimiento de pésimo y 8 de malo. «No creo que vuelva», «falta de organización», «pésimo al muerzo o «sitio lamentable» son algunos de los comentarios que sobresalen.

Decir del programa en sí que fue un espectáculo bochornoso dirigido por Alberto Chicote y protagonizado por Juanete, el dueño del local.

Un tuitero resume a la perfección lo que ocurrió durante el show que hizo que haya sido sido tan alabado en las redes: El dueño no para de beber vino y de insultar a todo el mundo con un lenguaje soez y fuera de tono para un programa en teoría familiar, una huida en tractor con Chicote corriendo detrás y dos camareros que se pelean y que se dicen de todo.

Lógicamente, todo esto aderezado con las típicas discusiones de Chicote con camareros, con una cocina en un estado tétrico y con muchos, muchos insultos.

Tal ha sido el revuelo que se ha formado en las redes sociales tras el episodio que han aparecido muchos tuiteros afirmando que el camarero y los dueños del local no representan ni a los jerezanos y a los andaluces.

Lo que sí podemos afirmar de manera categórica es que 'Pesadilla en al cocina' representa (y muy bien) a la televisión basura