El Tanganica es el segundo lago de agua dulce más profundo del mundo
El Tanganica es el segundo lago de agua dulce más profundo del mundo - ABC

Lago Tanganica: la menor abundancia de peces se debe más al cambio climático que a la sobrepesca

La subida de temperaturas del agua impide que el oxígeno llegue al fondo, lo que dificulta que las algas sean la base de la cadena alimentaria

Actualizado:

La disminución de la productividad pesquera en el lago Tanganica (Burundi, República Democrática del Congo, Tanzania y Zambia) desde la década de 1950 se debe más al calentamiento global que a la sobrepesca, porque la subida de temperaturas del agua impide que el oxígeno llegue al fondo, lo que dificulta que las algas sean la base de la cadena alimentaria.

Así lo afirma un equipo de investigadores dirigido por Andrew S. Cohen, profesor de Geociencias de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), cuyo estudio está publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El lago Tanganica se encuentra en el Gran Valle del Rift, pertenece a la cuenca del río Congo y es el segundo lago de agua dulce más profundo del mundo, solo por detrás del lago Baikal (Rusia). Produce hasta 200.000 toneladas de pescado al año y proporciona alrededor del 60% de la proteína animal para la población de la región.

Los investigadores señalan que el lago Tanganica se está calentando desde el siglo XIX al mismo tiempo que la abundancia de peces y de algas comenzaron a declinar. Sin embargo, la pesca comercial a gran escala no comenzó hasta la década de 1950.

«Algunas personas dicen que el problema del lago Tanganica es que hay demasiados barcos de pesca, pero nuestro trabajo muestra que la disminución de los peces ha estado sucediendo desde el siglo XIX», comenta Cohen.

Una gestión pesquera sostenible requiere, también, tener en cuenta el cambio climático

Cohen y sus colegas reconocen que la sobrepesca es una de las causas de la reducción de las capturas. Sin embargo, sugieren que la gestión pesquera sostenible requiere que se tenga en cuenta el problema general a medida que el clima se calienta para evitar que las algas disminuyan.

Un 38% menos de oxígeno desde 1946

Los investigadores analizaron el historial ambiental del lago de los últimos 1.500 años a través de núcleos de sedimentos del fondo, en los que estudiaron su historia biológica y química.

El lago Tanganica es famoso por la gran diversidad de especies únicas. «Tiene una enorme biodiversidad, con cientos de especies no encontradas en ninguna parte», apunta Cohen.

«El calentamiento de las aguas superficiales provoca que grandes partes del lecho del lago pierdan oxígeno, matando a los animales que viven en el fondo, como los caracoles de agua dulce», apunta Cohen.

La cantidad de peces, algas y moluscos disminuye en el Tanganica a medida que la temperatura aumenta

En los lagos tropicales, el aumento de la temperatura del agua reduce la mezcla entre la capa superior (rica en oxígeno) y la capa inferior (rica en nutrientes). Menos nutrientes en la capa superior significa menos algas y, por lo tanto, menos alimento para los peces. A medida que las aguas se calientan, la capa superior se hace menos profunda y más superficial, con lo que la zona oxigenada del fondo del lago se contrae, reduciendo así el hábitat de sus especies, como moluscos y artrópodos.

Los investigadores encontraron que la cantidad de peces, algas y moluscos en las capas de sedimentos del lago disminuye a medida que la temperatura aumenta. Con base en los registros de oxígeno en el agua del lago Tanganica, calculan que la cantidad de hábitat oxigenado en el fondo se ha reducido en un 38% desde 1946.