Tanques sirios en al-Muhamadyia, en Guta Oriental (Siria)
Tanques sirios en al-Muhamadyia, en Guta Oriental (Siria) - EFE

La violencia complica la distribución de ayuda humanitaria en Guta

El reparto de la asistencia duró nueve horas y «14 de los 46 camiones no pudieron descargarse del todo debido a que se vieron obligados a abandonar la zona por motivos de seguridad»

CORRESPONSAL EN JERUSALÉN Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque el presidente, Vladimir Putin, ha anunciado ya en dos ocasiones la retirada de sus fuerzas, el ejército ruso permanece desplegado en Siria y en frentes como el de Guta tiene un papel clave en el corredor que se ha habilitado en la zona de Al Wafideen. Veinticuatro horas después de la entrada del primer convoy de ayuda humanitaria, la ONU informó que la distribución de la ayuda duró nueve horas y que «14 de los 46 camiones no pudieron descargarse del todo debido a que se vieron obligados a abandonar la zona por motivos de seguridad», señaló el portavoz del organismo internacional, Jens Laerke.

La ayuda que pudo llegar fue fundamentalmente comida ya que las fuerzas de seguridad sirias retiraron de los camiones la mayor parte del material médico. El próximo gran convoy está previsto que entre mañana en Duma, la principal ciudad de Guta y bastión del Ejército del Islam, y Tarik Jasarevic, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió en que «la selección del material médico que suministramos en este tipo de operaciones es fruto de las consultas con los servicios de salud que operan en la zona y lo necesitan de forma desesperada para salvar vidas y reducir el sufrimiento. No hemos recibido una explicación por parte del Gobierno sirio por su decisión de retirarlo de los camiones».

El ministerio de Defensa ruso denunció un día más que combatientes opositores «impiden la salida de la población civil de las zonas de actividad militar» y señaló que había trasladado a estos grupos, como hizo en Alepo hace poco más de un año, un plan de retirada por el que les ofrece la posibilidad de abandonar Guta con sus familias. El destino sería la provincia de Idlib, al norte del país.

Informe sobre crímenes de guerra

El Consejo de Seguridad se reúne hoy en Nueva York para analizar la marcha del alto el fuego de 30 días aprobado hace dos semanas y que aún no ha entrado en vigor. El organismo internacional informó también que la comisión creada para investigar los crímenes en el conflicto presentará la próxima semana un nuevo informe al Consejo de Derechos Humanos que recoge evidencias de que tanto Rusia como la coalición dirigida por Estados Unidos perpetraron en 2017 ataques contra civiles que causaron numerosos muertos y heridos y que pueden ser consideras «crímenes de guerra».