REUTERS
Caso Huawei

La vicepresidenta de Huawei: discreta contable de un imperio tecnológico

Meng Wanzhou, que también es directora financiera e hija del fundador, pertenece a la élite comunista

Corresponsal en PekínActualizado:

Hija de Ren Zhengfei, un ingeniero retirado del Ejército Popular de Liberación que en 1987 fundó Huawei de la nada y es miembro del Partido Comunista, Meng Wanzhou forma parte de la élite del régimen chino. Nacida en 1972, también es conocida como Sabrina Meng, y no Ren, porque tomó el apellido de su madre cuando sus progenitores se divorciaron. Nada más terminar sus estudios universitarios en 1992, trabajó en el Banco de la Construcción de China antes de unirse a la empresa de su padre. Al igual que este, ha mantenido un perfil público muy discreto. Pero, en las escasas entrevistas que ha concedido, ha contado que empezó desde abajo en Huawei, primero como secretaria y luego como contable, haciendo incluso de telefonista en sus inicios.

Tras el Máster en Ciencia y Tecnología que cursó en la Universidad de Huazhong en 1997, volvió al departamento de contabilidad de Huawei, que ha modernizado durante su dirección desde Hong Kong.

Aunque su padre ha delegado la gestión de la compañía en un consejo de administración con presidentes rotatorios, Meng ascendió este año a una de las cuatro vicepresidencias sin perder el control de las cuentas. Un nombramiento que ha disparado entre los medios chinos todas las especulaciones como posible «heredera» de Huawei. Pero su padre, que tiene ya 74 años y una fortuna estimada en 3.400 millones de dólares (2.990 millones de euros), insiste en que ninguno de sus hijos le relevará al frente de la compañía.

Además de Sabrina, de 46 años, Ren Zhengfei tiene otro hijo que también trabaja en Huawei, llamado Meng Ping, y una hija de 21 años, Yao Ling, que estudia ciencias informáticas en Harvard y deslumbró el mes pasado en su puesta de largo ante la élite global en el tradicional Baile de Debutantes de París. Si su hermana es deportada a Estados Unidos podrá visitarla en la cárcel.