Varios periodistas trabajan en la casa donde fue asesinado el mulá Mansur
Varios periodistas trabajan en la casa donde fue asesinado el mulá Mansur - EFE

El sector talibán que rechazaba al mulá Mansur también da la a espalda al nuevo líder

El Alto Consejo del Emirato Islámico que lidera el líder taliban mulá Rasul ha rechazado la designación del mulá Obaidullah como nuevo jefe de los talibanes, aunque afirma que no quiere choques entre las diferentes facciones insurgentes

KABULActualizado:

El Alto Consejo del Emirato Islámico que lidera el líder taliban mulá Rasul ha rechazado la designación del mulá Obaidullah como nuevo jefe de los talibanes, aunque afirma que no quiere choques entre las diferentes facciones insurgentes.

«El Alto Consejo del Emirato Islámico una vez más anuncia que nuestra guía es la fatua (orientación) de la Ulema (doctores de la fe islámica) que continuamos contra los infieles y títeres», señaló.

Los talibanes han confirmado este miércoles la muerte de su líder, el mulá Mansur, en un bombardeo de un dron estadounidense el pasado sábado y anunciaron la designación del mulá Maulawi Obaidullah como su sucesor. «El Emirato Islámico de Afganistán (como se autodenominan los talibanes) anuncia que su líder (...) mulá Mansur abrazó el martirio el sábado en un bombardeo de un dron estadounidense», han asegurado los insurgentes en un comunicado remitido a Efe.

El mulá Obaidullah (Hibatullah, de acuerdo a la grafía usada en Afganistán) es un respetado clérigo conocedor de los textos sagrados que ha sido el principal responsable del sistema judicial talibán y segundo lugarteniente de Mansur y su nombramiento llegó «tras una larga discusión», se indica en el comunicado.

Los insurgentes han revelado además que el segundo en la cadena de mando será Sirajudin Haqqani, que era el primer lugarteniente del mulá Mansur desde que este fue nombrado en julio de 2015 tras conocerse la muerte dos años antes de su antecesor, el mulá Omar.

Sirajudin es el hijo del fundador de la red Haqqani, Maulawi Jalaludin Haqqani, al que reemplazó en 2005 para liderar ese grupo terrorista fundado en los años 70 y de cuya protección Estados Unidos ha acusado reiteradamente a Pakistán. El segundo lugarteniente del nuevo líder talibán será el hijo del mulá Omar, el mulá Yaquba, de acuerdo con la nota.

Los insurgentes han detallado que el mulá Mansur falleció en una zona fronteriza entre la provincia septentrional afgana de Kandahar y la provincia paquistaní de Baluchistán, al suroeste, mientras que EE.UU. fue más explícito y concretó que murió en Pakistán. El Gobierno paquistaní rechazó este martes confirmar el fallecimiento del jefe talibán, algo que sí hicieron Afganistán y EE.UU., y su ministro de Interior, Nisar Ali Khan, declaró que el dron nunca cruzó la frontera y el ataque se produjo desde fuera de su territorio.